Navalni desaparece en el infierno penitenciario ruso

Hace una semana que se desconoce el paradero del preso político más famoso de Rusia

El Kremlin pretende silenciar al líder opositor justo después de que Putin anunciara su intención de presentarse a la reelección. (EFE)
El Kremlin pretende silenciar al líder opositor justo después de que Putin anunciara su intención de presentarse a la reelección. (EFE)

01 de febrero 2024 - 09:59

Moscú/(EFE).- El líder opositor ruso, Alexéi Navalni, que cumple casi 30 años de cárcel, se encuentra en paradero desconocido desde hace una semana, por lo que sus colaboradores creen que el Kremlin quiere silenciarlo trasladándolo a otra prisión lejos de Moscú.

"Séptimo día. No sabemos qué pasa con Navalni", escribió hoy el equipo del opositor en un escueto mensaje en su canal de Telegram.

Los servicios penitenciarios mantienen un riguroso silencio, por lo que los correligionarios de Navalni dentro y fuera de Rusia han iniciado una campaña para conocer la suerte del preso político más famoso de este país.

Los colaboradores levantaron el lunes la voz de alarma de que éste ya no se encontraba en la prisión número 6 de la región de Vladímir, donde cumplía condena desde junio de 2022.

Navalni, que fue sentenciado en 2022 a 9 años de cárcel por diversos delitos económicos y en agosto pasado a 19 años por extremismo, aún tiene pendiente un caso por terrorismo.

Por ello, se esperaba que el opositor permaneciera en Vladímir, a menos de 200 kilómetros de Moscú, hasta el nuevo juicio.

Por el momento, se desconoce si el líder opositor será trasladado a una prisión en la parte europea de Rusia o a otra penitenciaría en Siberia.

Navalni, que fue sentenciado en 2022 a 9 años de cárcel por diversos delitos económicos y en agosto pasado a 19 años por extremismo, aún tiene pendiente un caso por terrorismo

Lo que es seguro es que antes de llegar al infierno, cualquier condenado en Rusia debe pasar antes por el purgatorio.

Debido a que los centros penitenciarios rusos se encuentran esparcidos por toda la geografía nacional, los presos deben recorrer a veces miles de kilómetros antes de recalar en lo que será su nuevo hogar.

Durante esa travesía de varias semanas, conocida como "etapirovanie" (traslado por etapas), los presos están totalmente incomunicados, limbo que ha sido calificado por Amnistía Internacional de "privación ilegal de la libertad".

Mientras, el Kremlin dijo hoy desconocer el paradero del opositor, cuyo nombre y apellidos nunca son mencionados por los altos funcionarios, cuyo enriquecimiento ilícito denunció Navalni.

"No, nosotros no tenemos ni intención ni posibilidad de conocer la suerte de los presos y los pormenores de su estancia en las correspondientes instituciones penitenciarias", dijo Dmitri Peskov, portavoz presidencial, en su rueda de prensa telefónica diaria.

A su vez, tachó de "inadmisible" la injerencia de Estados Unidos en la situación de Navalni, de 47 años.

"Aquí estamos hablando sobre de un preso que fue declarado culpable en virtud de la ley y está cumpliendo la condena que se le dictó. Consideramos inadmisible e imposible cualquier injerencia, sea de quien sea, incluido Estados Unidos", señaló.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller, adelantó que manifestará a Moscú su preocupación por el estado de Navalni.

Sus aliados acusan al Kremlin de querer silenciarle justo después de que el presidente, Vladímir Putin, anunciara el pasado viernes su intención de presentarse a la reelección.

Además, Putin tiene la intención de ofrecer este jueves su primera gran conferencia de prensa anual desde el comienzo de la guerra en Ucrania.

El pasado 7 de diciembre Navalni pidió desde la cárcel votar a cualquier candidato que no sea el jefe del Kremlin en las elecciones del 17 de marzo de 2024.

"Ese día llamamos a todos a acudir a las urnas y votar contra Vladímir Putin (...) ", escribió en su último mensaje en su canal de Telegram, en el que aseguró que la votación será un referéndum "para aprobar la guerra" del Kremlin en Ucrania.

El pasado 7 de diciembre Navalni pidió desde la cárcel votar a cualquier candidato que no sea el jefe del Kremlin en las elecciones del 17 de marzo de 2024

Navalni también anunció la puesta en marcha de una página web (neputin.org) para recabar apoyos a la campaña "Rusia sin Putin". Un día después de su lanzamiento el sitio fue bloqueado.

"El futuro no pertenece a los cobardes. El futuro le pertenece a aquellos que, tras superar el miedo, luchan y creen en la victoria. Llamamos a la acción", proclamó.

La experiencia de lo ocurrido con otros famosos presos políticos rusos en los últimos 20 años sugiere que Navalni tiene muchas opciones de acabar con sus huesos en una prisión siberiana.

El otrora hombre más rico de este país, Mijaíl Jodorkovski, que desafió a Putin y fue condenado a una década en prisión, fue enviado en 2005 a una cárcel en Chitá, cerca de la frontera con Mongolia y a más de 6.000 kilómetros de Moscú.

En 2015 el ucraniano Oleg Sentsov fue condenado a 20 años de cárcel por supuestas acciones terroristas en la anexionada península de Crimea y trasladado primero a la región siberiana de Yakutia y después a un penal más allá del círculo polar.

Más recientemente, la ciudad de Jabarovsk en el Lejano Oriente ruso fue el lugar de destino del periodista y opositor Vladímir Kara-Murzá, condenado a 25 años por alta traición, entre otros delitos.

La excepción fue uno de los principales aliados de Navalni, Iliá Yashin, que fue traslado a la región de Smolensk, a menos de 400 kilómetros de la capital, tras recibir 8,5 años de cárcel.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

También te puede interesar

Lo último

stats