El líder opositor ruso Alexéi Navalni sigue en coma y podría ser trasladado a Alemania

El político se encuentra ingresado en un hospital de Omsk en estado inconsciente

El líder opositor ruso Alexéi Navalni. (EFE/EPA/Maxim Shipenkov/Archivo)
El líder opositor ruso Alexéi Navalni. (EFE/EPA/Maxim Shipenkov/Archivo)

Medios locales informan que el líder opositor ruso, Alexéi Navalni, quien permanece aún en estado grave hospitalizado en la ciudad siberiana de Tomsk, sería trasladado en horas de la noche de este jueves al hospital Charité de Alemania.

Con la intervención de la fundación alemana Cinema Peace se estaba gestionando el traslado de Navalni vía área. Trascendió que el avión que va por el líder saldría a las 22:00 de este jueves desde Berlín, hasta la ciudad de Omsk, en Rusia, donde Navalni se encuentra internado.

Cinema Peace comunicó que, por razones humanitarias, y a pedido de Pyotr Verzilov -portavoz del grupo activista Pussy Riot-, "enviaremos a la medianoche una ambulancia aérea con equipamiento médico y especialistas para así traer a Navalni a Alemania".

Jaka Bizilj, director de la fundación, afirmó que estaban en contacto con las autoridades. "Confiamos que todos los permisos para el transporte y el reporte médico del paciente comatoso sean entregados esta noche".

Por su parte, la vocera de Navalni, Kira Yarmysh, publicó un video en el que solicitó a las autoridades del centro médico donde se encuentra actualmente el opositor que "no interfiera en la emisión de todos los documentos necesarios para su traslado".

El líder ruso fue hospitalizado este jueves después de que el avión en que se dirigía a Moscú aterrizara de emergencia en el aeropuerto de la ciudad siberiana de Omsk

El líder ruso fue hospitalizado este jueves después de que el avión en que se dirigía a Moscú aterrizara de emergencia en el aeropuerto de la ciudad siberiana de Omsk debido a la gravedad de su estado.

"Suponemos que Alexéi fue envenenado con algo mezclado con el té. Era lo único que bebía por la mañana. Los médicos dicen que la toxina se absorbió más rápido a través del líquido caliente", había escrito en Twitter la portavoz del político , Kira Yarmysh, que le acompañaba en un viaje de trabajo a Siberia.

Según un comunicado de la compañía aérea S7, en uno de cuyos aviones viajaba Navalni, este no consumió alimentos ni bebidas a bordo. Yarmysh recordó que hace un año, cuando se encontraba recluido en un centro de detención, Navalni "fue envenenado", para añadir: "Obviamente ahora le hicieron lo mismo".

En esa ocasión el diagnóstico oficial fue "alergia", lo que fue puesto en duda por los médicos de Navalni y los correligionarios del político quien con sus denuncias de corrupción entre altos cargos y en el entorno del presidente Vladímir Putin, se ha convertido en el azote del Kremlin. "Canallas, bestias. Otra vez alergia ", escribió en Twitter Anastasía Vasílieva, líder del sindicato Alianza de Médicos, que viajó a Omsk para conocer de primera mano el estado de Navalni.

El subdirector del Hospital de Urgencias Nº 1 de Omsk, Nikolái Kalinichenko , había declarado que se hacían los estudios pertinentes para precisar un diagnóstico, pero agregó que no había seguridad de que el estado de Navalni y haya sido provocado por un envenenamiento, aunque este "desde luego, se examina como una de las posibles causas".

Según Yarmys, las "respuesta elusivas" de los médicos sobre las causas de estado de Navalni, así como la presencia numerosa de policías de distintos servicios , "confirman que ha sido envenenado".

"Sí, ha sido un envenenamiento y toda la responsabilidad de lo ocurrido recae sobre Putin", afirmó en su blog el escritor Víktor Shenderovich

"Sí, ha sido un envenenamiento y toda la responsabilidad de lo ocurrido recae sobre Putin", afirmó en su blog el escritor Víktor Shenderovich, quien añadió que de lo único que se puede discutir es si este dio su consentimiento o fue iniciativa propia de algunos de los que se cobijan bajo su alero.

Según el escritor Víktor Shenderovich, los miembros del círculo íntimo de Putin y el propio presidente ruso tenían motivos personales para vengarse de Navalni. Según el escritor, los miembros del círculo íntimo de Putin y el propio presidente ruso tenían motivos personales para vengarse de Navalni, un hábil comunicador, por sus denuncias de corrupción mediante elaborados vídeos difundidos en internet que concitan la atención de millones de personas.

"El inquilino de Novo-Ogariovo (residencia campestre del presidente ruso) debe rezar por que la persona a la que siempre ha temido llamar por su nombre salga con vida", declaró a su vez el literato Boris Akunin, creador de Erast Fandorin, un Sherlok Holmes ruso.

En su opinión, si Navalni fallece, la reacción popular será peor que la que hubo cuando mataron a tiros a la periodista Anna Politkóvskaya (2006) y al líder opositor Borís Nemtsov (2015), este último a pocos centenares de pasos del Kremlin.

El presunto envenenamiento de Alexéi Navalni, se une a la de otros enemigos del Kremlin que sufrieron casos similares, algunos de ellos con un desenlace fatal.

Destaca EFE que el último caso notorio de envenenamiento fue el del exagente ruso Serguéi Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33 años, en 2018, cuando fueron hospitalizados en estado crítico en Salisbury, Inglaterra, tras sufrir dos días antes una intoxicación -en un parque- por un gas nervioso de naturaleza militar de fabricación rusa. Ambos se salvaron.

Fotografía de 2006 que muestra al exespía ruso Sergei Skripal, durante una audiencia en el tribunal militar de Moscú, en Rusia. (EFE/Archivo)
Fotografía de 2006 que muestra al exespía ruso Sergei Skripal, durante una audiencia en el tribunal militar de Moscú, en Rusia. (EFE/Archivo)

Desde el principio, el Gobierno británico apuntó al presidente ruso, Vladímir Putin, como 'altamente probable' de ser el responsable del envenenamiento, teoría también secundada por Estados Unidos y la Unión Europea.

No tuvo igual fortuna el antiguo agente ruso Alexandr Litvinenko, quien falleció en un hospital londinense en noviembre de 2006 por envenenamiento con polonio 2010, una sustancia altamente radiactiva.

Litvinenko se entrevistó con dos compatriotas rusos, Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun, en un hotel antes de ser envenenado. Ambos fueron hospitalizados en Moscú en diciembre con síntomas de radiación y, además, la policía alemana halló trazas radiactivas en el piso de la exmujer de Kovtun en Hamburgo.

La periodista Anna Politkóvskaya cayó enferma en septiembre de 2004 después de tomar té en pleno vuelo mientras se dirigía a la república caucásica rusa de Osetia del Norte para cubrir la toma de rehenes en la escuela de Beslán. Sobrevivió, pero en octubre de 2006 un pistolero la asesinó frente a su piso en Moscú.

También en ese septiembre de 2004, el entonces candidato de la oposición en las elecciones presidenciales ucranianas, Víctor Yúschenko, fue envenenado durante una comida con una toxina que desfiguró su rostro en plena campaña electoral. Médicos austriacos confirmaron después que Yúschenko, que se enfrentaba al prorruso Víkctor Yanukóvich, había ingerido una dioxina del tipo TCDD, altamente cancerígena.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27