Un misil ruso mata a 50 personas, incluyendo 5 niños, en la estación ucraniana de Kramatorsk

Ursula von der Leyen y José Borrel visitan una fosa común en Bucha durante viaje a Kiev

El ataque en la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk. (EFE)
El ataque en la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk. (EFE)

(EFE).- Un ataque con misiles ocurrió este viernes contra la estación de tren de la ciudad de Kramatorsk, en el Donbás y ha matado a 50 personas, incluyendo cinco niños, según el jefe de la Administración Militar Regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko. Agregó que también hay 87 heridos, en esta zona donde había casi 4.000 civiles que quería huir.

Kiev atribuye la matanza a las fuerzas rusas, pero Rusia las niega.

Hasta ahora 98 personas han sido trasladados a hospitales, de las que 16 eran niños, 46 mujeres y 36 hombres. Doce de estos ciudadanos fallecieron en el hospital y 38 en la estación, precisó.

Según indicó la Oficina de la Fiscalía General de Ucrania, en el momento del impacto de los misiles "la población estaba siendo evacuada y había casi 4.000 civiles en la estación, la mayoría mujeres y niños". 

en el momento del impacto de los misiles "la población estaba siendo evacuada y había casi 4.000 civiles en la estación, la mayoría mujeres y niños"

Según las fotografías y los vídeos publicados por las autoridades locales y la empresa estatal de transporte ferroviario de Ucrania, Ukrzaliznytsia, frente a la estación y cerca del andén se ven cuerpos sin vida entre manchas de sangre, maletas, mochilas, peluches y carritos de compra.

"Los rusos inhumanos no abandonan sus métodos. Al no tener la fuerza y el valor de enfrentarse a nosotros en el campo de batalla, exterminan cínicamente a la población civil", dijo en Facebook el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

"Esta es la forma en que Rusia vino a proteger el Donbás, su manera de entender la protección de la población rusohablante", dijo además ante el Parlamento finlandés.

El ataque se produjo justo cuando las autoridades locales instaron a los habitantes de la región a abandonar el este del país lo antes posible, ante la ofensiva final rusa que Kiev cree se producirá en cuestión de unos pocos días en todo el Donbás.

Unicef suministró este viernes equipos médicos y productos de emergencia a Kramatorsk para responder al "rápido deterioro" de la situación en las regiones orientales del país. Cuando el ataque tuvo lugar, un equipo se encontraba a apenas un kilómetro de la estación de tren.

Unicef suministró este viernes equipos médicos y productos de emergencia a Kramatorsk para responder al "rápido deterioro" de la situación en las regiones orientales del país

Kramatorsk es la principal base militar del Ejército ucraniano en la región y clave junto con la ciudad de Izium (Járkov), que ya controla, y Sloviansk, en la estrategia rusa de hacerse con todo el Donbás.

Es por este eje, que comienza en la asediada Járkov, por donde las tropas rusas quieren avanzar hacia el sur y envolver a las fuerzas ucranianas al norte de Donetsk.

"Los nazis rusos dispararon con misiles Tochka-U contra la estación ferroviaria de Kramatorsk, desde donde salen de forma organizada trenes de evacuación que trasladan a los habitantes de la región a lugares más seguros de Ucrania", denunció Kyrylenko.

"Para ellos, la vida de las personas es solo una moneda de cambio y una herramienta para lograr sus cínicos objetivos", afirmó.

Según el presidente de la empresa estatal de transporte ferroviario de Ucrania, Ukrzaliznytsia, Alexander Kamyshin, fueron dos misiles los que cayeron en la estación. 

Según el presidente de la empresa estatal de transporte ferroviario de Ucrania, Ukrzaliznytsia, Alexander Kamyshin, fueron dos misiles los que cayeron en la estación

Uno de los supuestos misiles utilizados en la matanza llevaba inscrito en un lateral "za detéi" (por los niños), según una fotografía publicada por Kamyshin en Telegram.

Los separatistas prorrusos de Donetsk informaron casi al mismo tiempo que las autoridades ucranianas del ataque, pero acusaron al "Ejército ucraniano de haber atacado con misiles Kramatorsk".

El Ministerio ruso de Defensa negó inmediatamente cualquier responsabilidad del ataque, al afirmar que este viernes "las Fuerzas Armadas no tenían misiones de fuego en la ciudad de Kramatorsk y no estaban planificadas".

"Destacamos que los misiles tácticos Tochka-U, cuyos fragmentos fueron encontrados cerca de la estación de tren de Kramatorsk y publicados por testigos presenciales, son utilizados únicamente por las fuerzas armadas ucranianas", insistió la entidad castrense rusa

.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló también que "nuestras fuerzas armadas no utilizan este tipo de cohetes".

Rusia afirma que el 14 de marzo una división de la 19ª brigada de misiles de las Fuerzas Armadas de Ucrania atacó el centro de Donetsk "con un misil Tochka-U similar", como resultado de lo cual murieron 17 personas y otros 36 civiles resultaron heridos.

El portavoz de las milicias separatistas de Donetsk, Eduard Basurin, señaló que el misil contenía "munición de racimo, al igual que la que utilizaron en Donetsk" hace casi un mes, según dijo a la cadena de televisión estatal rusa Rossía 1.

El Ministerio de Defensa sostuvo que las declaraciones del "régimen nacionalista de Kiev" que acusa a Rusia de la matanza "son una provocación y absolutamente falsas".

Mientras tanto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este viernes haber visto "la humanidad en pedazos" en la localidad de Bucha, donde visitó junto al alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, José Borrell, una fosa común de civiles masacrados durante la ocupación rusa de la localidad.

El Ministerio de Defensa sostuvo que las declaraciones del "régimen nacionalista de Kiev" que acusa a Rusia de la matanza "son una provocación y absolutamente falsas"

"Hemos visto toda la frialdad del ejército de Putin. Hemos visto la imprudencia y el corazón frío que ellos han tenido al ocupar esta ciudad", dijo von der Leyen desde la localidad ucraniana donde al principio de esta semana se desvelaron las matanzas indiscriminadas rusas de civiles ucranianos, algunos maniatados y con signos de tortura.

Junto al primer ministro de Eslovaquia, Eduard Heger, Von der Leyen y Borrell visitaron una fosa común en el patio de la iglesia de San Andrés el Primer Llamado, donde había unos 14 cuerpos en bolsas de plástico que habían exhumado.

"Las últimas sanciones llegan tras las atrocidades cometidas por las fuerzas armadas rusas en Bucha y otros lugares bajo ocupación rusa. El objetivo de nuestras sanciones es detener el comportamiento inhumano y agresivo de las tropas rusas y la agresión ilegal contra Ucrania", compartió en Twitter Borrell.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 79