El presidente birmano felicita a la oposición por su ventaja en los comicios

El presidente birmano, Thein Sein. (Wikicommons)
El presidente birmano, Thein Sein. (Wikicommons)

(EFE).- El presidente birmano, Thein Sein, felicitó este miércoles a la Liga Nacional para la Democracia (NLD, sigla en inglés) de la líder opositora y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, por su ventaja en las elecciones celebradas el pasado domingo.

La NLD indicó que la felicitación le llegó a través de un mensaje del portavoz presidencial, Ye Htut, tras conocerse la amplia mayoría del partido de Suu Kyi según el recuento parcial de los votos, conforme al diario Myanmar Times.

"En consonancia con los resultados anunciados por la Comisión Electoral de la Unión, me gustaría felicitar a la NLD por liderar la carrera por los escaños parlamentarios", dijo Ye Htut, según citó la NLD.

"En honor de los deseos de los ciudadanos, el Gobierno realizará una transferencia pacífica de acuerdo con los tiempos legislados", acotó el portavoz presidencial.

Con el 45 por ciento del voto escrutado, la NLD de Suu Kyi ha ganado el 90 por ciento de los escaños en el Parlamento bicameral, según la Comisión Electoral.

En la Cámara Baja, donde hay en juego 323 escaños, la NLD se ha adjudicado 134 de los 156 anunciados, frente a los 8 del gubernamental Partido para la Unión, Solidaridad y Desarrollo (USDP) y 7 para varias formaciones de las minorías étnicas.

"En honor de los deseos de los ciudadanos, el Gobierno realizará una transferencia pacífica de acuerdo con los tiempos legislados"

En la Cámara Alta, donde se eligen 168 asientos, la comisión ha dado resultados en 83 circunscripciones, en las cuales la NLD ganó en 77, el USDP en 4 y las minorías en 2.

Según su propio recuento no oficial, el partido de la Nobel de la paz aspira a ganar más del 80 por ciento de los escaños en liza del Parlamento bicameral, donde una cuarta parte de los diputados son designados por los militares de acuerdo con una provisión de la Constitución.

Siete escaños han quedado sin contestar debido a que la votación no se celebró en varias circunscripciones a causa de las inundaciones y en zonas en conflicto entre el Ejército y las guerrillas de las minorías étnicas.

La NLD necesita alcanzar los 329 escaños en ambas cámaras del Legislativo para tener la mayoría suficiente que le permita nombrar el presidente y formar Gobierno.

El presidente de Birmania (Myanmar), que previamente aseguró que aceptará la voluntad del pueblo expresada en las urnas, aceptó reunirse con Suu Kyi tras conocerse el escrutinio final.

Suu Kyi envió la víspera sendas invitaciones a reunirse a Thein Sein, al portavoz de la Cámara baja, Shwe Mann, y al jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, para abordar la "reconciliación nacional".

Frente a las muestras generalizadas de optimismo, Human Rights Watch (HRW) recomendó cautela hasta que se publiquen los resultados finales y se consolide el traspaso de poder.

"Yo espero negociaciones en las próximas semanas y meses. Se trata de la primera posibilidad real de cambio de poder desde 1960, del posible final de cinco décadas de poder militar", señaló a Efe Phil Robertson, subdirector de HRW en Asia.

"No va a ser fácil y no está garantizada una salida positiva, hay intereses entre los militares y los círculos de la élite que podrían tratar de frustrar a la NLD", agregó.

Según su propio recuento no oficial, el partido de la Nobel de la paz aspira a ganar más del 80% de los escaños en liza del Parlamento

Observadores internacionales del Centro Carter, la Unión Europea y de la Red Asiática para unas Elecciones Libres (Anfrel) calificaron la víspera de creíbles las elecciones birmanas, aunque apuntaron problemas como la exclusión de parte de la población musulmana, la opacidad del voto por correo o la designación del 25 por ciento de los diputados por el Ejército.

Birmania estuvo gobernada por regímenes militares desde 1962 hasta 2011, cuando la última junta traspasó el poder a un Gobierno civil afín que empezó a aplicar reformas políticas, económicas y sociales.

Suu Kyi se pasó en total más de 15 años bajo arresto domiciliario durante la dictadura militar por reclamar de manera pacifica democracia para su país, a pesar de ganar unas elecciones en 1990 cuyos resultados fueron desacatados por la junta militar.

Aunque la Constitución no le permite ser presidenta por tener dos hijos con pasaporte británico, la nobel de la paz ha reiterado que ella estará por encima del presidente y liderará el Gobierno si su partido obtiene la mayoría suficiente.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1