La unión y la paz, los principales ejes del discurso de investidura de Gustavo Petro

Díaz-Canel ratifica al presidente colombiano el "compromiso de Cuba con la paz" en aquel país

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, luego de pronunciar su discurso de investidura este domingo, en la Plaza Bolívar de Bogotá. (EFE/Carlos Ortega)
El presidente de Colombia, Gustavo Petro, luego de pronunciar su discurso de investidura este domingo, en la Plaza Bolívar de Bogotá. (EFE/Carlos Ortega)

(EFE).- Una llamada a la unión de Colombia y Latinoamérica y la búsqueda de la paz con los grupos armados fueron los principales ejes del discurso de investidura del nuevo presidente del país, el izquierdista Gustavo Petro, que anunció además grandes reformas, entre ellas una tributaria, enfocadas en lo social.

En un discurso que duró cerca de una hora, el mandatario dio pistas sobre cuáles serán las prioridades de su Gobierno, criticó la falta de unidad de los países latinoamericanos y dijo que trabajará "para conseguir la paz verdadera y definitiva" que garantice "una vida justa y segura".

Petro, que por momentos no pudo evitar las lágrimas, también apeló al libertador Simón Bolívar para llamar a la unidad, al citar la frase "la unión debe salvarnos, como nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros".

Y, como han hecho sus antecesores, también citó un fragmento de Cien años de soledad, del Nobel de literatura Gabriel García Márquez: "Todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra".

Además de reivindicar los símbolos del "cambio", Petro aprovechó la cita de Cien años de soledad para hablar de la "segunda oportunidad" que espera llegue a Colombia bajo su mandato.

Petro afirmó que su Gobierno será "descentralizado" y tratará de llegar a cada uno de los rincones de Colombia, pues "duele mucho la ausencia del Estado en muchos puntos del país"

En esa línea, afirmó que su Gobierno será "descentralizado" y tratará de llegar a cada uno de los rincones de Colombia, pues "duele mucho la ausencia del Estado en muchos puntos del país" y una de las claves será lograr la "paz total".

"Tenemos que terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado. Se puede. Cumpliremos el Acuerdo de Paz, seguiremos a rajatabla las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad y trabajaremos de manera incansable para llevar paz y tranquilidad a cada rincón de Colombia", dijo el presidente.

Por ello convocó a "todos los armados a dejar las armas en las nebulosas del pasado" para que "la paz sea posible" y así "terminar, de una vez y para siempre, con seis décadas de violencia y conflicto armado".

"Para que la paz sea posible en Colombia, necesitamos dialogar, dialogar mucho, entendernos, buscar los caminos comunes, producir cambios", subrayó Petro.

El presidente ha prometido una política de "paz total", que abarque desde retomar diálogos con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) hasta conseguir el sometimiento jurídico de otros grupos.

Pero esa paz, según el mandatario, solo "es posible si se cambia, por ejemplo, la política contra las drogas" a una "política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas".

El lunes será presentada ante el Congreso una reforma tributaria enfocada en lo social para conseguir recursos para ayudar a la población más vulnerable y que busca recaudar 50 billones de pesos

Petro aseguró en su discurso que el lunes será presentada ante el Congreso una reforma tributaria enfocada en lo social para conseguir recursos para ayudar a la población más vulnerable y que busca recaudar 50 billones de pesos (unos 11.543 millones de dólares de hoy) de acuerdo con las estimaciones del equipo técnico del nuevo Gobierno.

"La igualdad es posible si somos capaces de crear riqueza para todos y todas, y si somos capaces de distribuirla más justamente. Por eso proponemos una economía basada en la producción, el trabajo y el conocimiento. Y es por ello por lo que proponemos una reforma tributaria que genere justicia", dijo el presidente.

El mandatario recordó que "el 10% de la población colombiana tiene el 70% de la riqueza", lo que consideró "un despropósito y una amoralidad".

En su Gobierno, Petro también propondrá "una reforma de la salud y de las pensiones, una reforma del contrato laboral, una reforma de la educación".

"Hemos priorizado en el presupuesto la infraestructura de la educación, de la salud, del agua potable, de los distritos de riego y de los caminos vecinales. Los impuestos no serán confiscatorios, simplemente serán justos, en un país que debe reconocer como aberración la enorme desigualdad social en la que vivimos, en un Estado que debe proteger la transparencia del gasto, y en una sociedad que se merece vivir en paz", dijo.

Petro también aprovechó su investidura para lanzar un mensaje contundente en el que abogó por la unidad latinoamericana ante los retos que impone un "mundo complejo".

"Hoy necesitamos estar más juntos y unidos que nunca. Como dijo alguna vez Simón Bolívar: 'La unión debe salvarnos, como nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros'. Que se acabe la división de América Latina. Pero la unidad latinoamericana no puede ser una retórica, un mero discurso", expresó el mandatario.

También aseguró que para Latinoamérica es "hora de dejar atrás los bloques, los grupos y las diferencias ideológicas para trabajar juntos".

"Entendamos de una vez y para siempre que es mucho más lo que nos une que lo que nos separa. Y que juntos somos más fuertes. Hagamos realidad esa unidad con la que soñaron nuestros héroes, como Bolívar, San Martín, Artigas, Sucre y O'Higgins. No es una utopía ni es romanticismo", añadió.

Con sus propuestas claras y tras haber asumido el cargo, Petro liderará a Colombia en los próximos cuatro años con el objetivo de darle una "segunda oportunidad", pues considera que "los retos y desafíos que tenemos como nación exigen una etapa de unidad y consensos básicos".

"Felicito al Presidente Gustavo Petro (...) y le deseo éxitos en esta nueva etapa que comienza tras la victoria alcanzada con gran apoyo popular"

Por su parte, el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel ratificó este domingo el compromiso de Cuba con la paz en Colombia en un mensaje de felicitación enviado al nuevo mandatario del país sudamericano. "Felicito al Presidente Gustavo Petro (...) y le deseo éxitos en esta nueva etapa que comienza tras la victoria alcanzada con gran apoyo popular", escribió en su perfil de Twitter.

"Ratifico el compromiso de Cuba con la paz en Colombia", añadió el presidente designado.

Poco después de su elección, Petro, ex guerrillero del desmovilizado Movimiento 19 de Abril (M19), planteó al Gobierno cubano su auspicio para reanudar los diálogos de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Entonces, dijo que quería retomar el protocolo ya establecido en las negociaciones que "permite la continuación de los diálogos del ELN allí (en La Habana)".

Cuba tuvo un rol crucial en el proceso de paz con el grupo guerrillero Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) al ser uno de los países garantes y sede de las conversaciones durante los cuatro años.

Estos finalizaron con la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Bogotá –entonces presidido por Juan Manuel Santos– y los insurgentes, el 24 de noviembre de 2016.

Luego de ese acuerdo, Colombia inició en 2017 un proceso similar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que comenzó en Ecuador pero se trasladó al año siguiente a La Habana.

Sin embargo, el atentado de 2019 del grupo guerrillero contra la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá, que dejó 22 muertos y 66 heridos, llevó al Gobierno de Iván Duque a romper definitivamente las conversaciones y exigir la devolución de los insurgentes.

Cuba, que condenó ese acto terrorista, se ha negado a extraditar a los negociadores del ELN –la última guerrilla de Colombia tras el acuerdo de paz que desarmó a las extintas FARC–, amparado en los términos del pacto firmado por el anterior Gobierno colombiano en caso de un alto en las conversaciones.

En noviembre de 2021, al cumplirse el quinto aniversario del acuerdo con las FARC, Miguel Díaz-Canel remarcó el compromiso "inalterable" de su Gobierno con la paz en Colombia. Asimismo, refirió la posición "de principios" de su país respecto al conflicto armado colombiano, y afirmó que Cuba continuará apoyando las iniciativas para una solución política negociada.

Igualmente, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, que se encuentra en Bogotá para la investidura, le manifestó en su felicitación tras ganar la presidencia el "inalterable compromiso" de Cuba con la paz en Colombia y la voluntad de "profundizar las relaciones bilaterales".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3