El tiempo se agota para miles de afganos que quieren huir de los talibanes

El G7 exige corredores seguros de evacuación en Afganistán más allá de agosto

Fuerzas de seguridad afganas patrullan tras una operación de un grupo talibán, el 8 de julio de 2021, en Alishang. (EFE/Ghulamullah Habibi)
Fuerzas de seguridad afganas patrullando en Alishang. (EFE/Ghulamullah Habibi)

(EFE).- Miles de afganos que intentan huir de Afganistán a través del aeropuerto de Kabul corren el riesgo de quedar atrapados tras la medida de los talibanes de impedir el acceso a la terminal, mientras las fuerzas internacionales intentan evacuar a sus ciudadanos y aliados en una carrera contrarreloj.

A Estados Unidos y a los demás países de la coalición, que combatieron a los talibanes durante las últimas dos décadas, les queda exactamente una semana para completar su salida del país, como parte del pacto estadounidense de retirarse antes del 31 de agosto.

Las evacuaciones son también el salvoconducto para miles de afganos que trabajaron con las fuerzas internacionales durante la guerra, activistas, políticos, y periodistas, que junto a sus familias temen ser objeto de las represalias insurgentes.

Esta salida se topó ayer con un nuevo obstáculo, después del anuncio de los talibanes de que a partir de ahora los afganos no podrán ir al aeródromo, limitando los accesos solo a extranjeros

Pero esta salida se topó ayer con un nuevo obstáculo, después del anuncio de los talibanes de que a partir de ahora los afganos no podrán ir al aeródromo, limitando los accesos solo a extranjeros.

"Ahora el camino al aeropuerto ha sido cerrado. Los afganos no están autorizados a ir allí, (sólo) los extranjeros pueden ir", dijo en una rueda de prensa en Kabul el principal portavoz insurgente, Zabihullah Mujahid, que aseguró a los ciudadanos que no hay motivos para que traten de huir, "no hay peligro": "Regresad a vuestras casas, a vuestros trabajos, a la vida normal", dijo.

El portavoz explicó que la medida busca proteger a los afganos tras el caos vivido en el aeropuerto de Kabul la última semana, donde se vivieron escenas dramáticas con decenas de miles de personas tratando de abandonar el país en los vuelos de evacuación, provocando estampidas y casi una decena de muertos desde la toma de la capital por parte de los talibanes el pasado 15 de agosto.

Mujahid mostró también su preocupación ante el éxodo de profesionales capacitados del país, por lo que pidió a Estados Unidos que deje de alentar la huida de este sector de la sociedad.

"Les pedimos a los estadounidenses que cambien su política y no alienten a los afganos a que se vayan, no alienten a nuestros ingenieros, médicos, militares... Los necesitamos, necesitamos su talento, no los lleven a otros países. En lugar de que trabajen para vosotros en empleos ordinarios, déjenlos trabajar aquí", subrayó.

"Les pedimos a los estadounidenses que cambien su política y no alienten a los afganos a que se vayan, no alienten a nuestros ingenieros, médicos, militares... Los necesitamos"

La tregua que ha permitido a los estadounidenses mantener la presencia de sus soldados y sus aviones en el área militar del principal aeropuerto del país está llegando a su fin, y el portavoz talibán ha reiterado que no están dispuestos a prorrogar la fecha, una advertencia que añade presión al proceso de evacuación.

"Estados Unidos debe evacuar a toda su gente antes del 31 de agosto. La prórroga de esta fecha sería una decisión unilateral y contraria a nuestro acuerdo con ellos", remarcó, después de que se hablase de la posibilidad de extender la fecha al no disponer de tiempo suficiente para evacuar a todas las personas previstas.

Estados Unidos ha evacuado ya a decenas de miles de ciudadanos del suelo afgano desde que los talibanes tomaron el poder, sin embargo todavía son miles las personas que llegan al aeropuerto cada día a la espera de una ruta de escape.

La advertencia de los talibanes fue hecha el mismo día que se dio a conocer una supuesta reunión secreta en Kabul entre el director de la CIA, William J. Burns, y el líder talibán mulá Abdul Ghani Baradar, según el diario The Washington Post.

Los mandatarios europeos que trataban de persuadir al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para alargar su presencia militar en Kabul no lograron su objetivo

Los mandatarios europeos trataron de persuadir al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para alargar su presencia militar en Kabul, pero no lograron su objetivo en una reunión virtual del club de países ricos convocada por el primer ministro británico, Boris Johnson, presidente de turno del G7.

La operación para continuar evacuando a personas a bordo de aviones continuará "hasta el último momento", dijo el jefe de Gobierno del Reino Unido, que admitió que la situación sobre el terreno en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul "no está mejorando".

Mientras los países con presencia militar en Afganistán continúan tratando de repatriar a sus nacionales y facilitar la huida al personal local que ha colaborado con sus misiones en las últimas dos décadas, los talibanes, que han tomado el control de la capital, han vetado la llegada de afganos al aeropuerto.

Los mandatarios de EE UU, el Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón y la Unión Europea (UE) dedicaron parte de su encuentro a abordar un marco conjunto para tratar con el régimen talibán en el futuro.  El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el de la ONU, António Guterres, estuvieron asimismo presentes en la reunión virtual.

"Tenemos que relacionarnos con los talibanes", esgrimió tras el encuentro Johnson, mientras que la presidenta de la Comisión Europea (UE), Ursula von der Leyen, puntualizó que el reconocimiento oficial de su Gobierno "no está sobre la mesa".

En el comunicado conjunto oficial tras la reunión, divulgado por Downing Street, los líderes del G7 sostuvieron que "la legitimidad de cualquier futuro Gobierno depende de la postura que tome ahora para cumplir con sus obligaciones internacionales y compromisos para asegurar un Afganistán estable".

Los líderes del G7 sostuvieron que "la legitimidad de cualquier futuro Gobierno depende de la postura que tome ahora para cumplir con sus obligaciones internacionales y compromisos para asegurar un Afganistán estable"

La principal exigencia que el G7 como grupo trasladará a los talibanes será mantener abiertos pasos seguros para que las personas que quieran abandonar Afganistán más allá del 31 de agosto puedan hacerlo, dijo Johnson.

En ese mismo sentido, el primer ministro italiano, Mario Draghi, defendió la necesidad de "mantener un canal de contacto incluso después de la fecha límite del 31 de agosto y la posibilidad de tránsito seguro desde Afganistán". La canciller alemana, Angela Merkel, apremió por su parte a buscar una "vía civil" para continuar con las evacuaciones una vez los soldados estadounidenses se hayan retirado.

Dentro del régimen talibán, "algunos dirán que no aceptan (esas condiciones) y otros, espero, verán que tiene sentido", consideró el primer ministro británico, que aseguró que los países ricos representados en la reunión de hoy cuentan con suficientes mecanismos "económicos, diplomáticos y políticos" para imponer sus condiciones.

Los líderes del G7 recalcaron la exigencia de que los talibanes respeten los derechos humanos, en particular los de las mujeres y las minorías étnicas y religiosas, y eviten que el país se convierta en un refugio para terroristas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0