Alerta en la ruta del mercado ilegal

El requisito de visado para Ecuador pone en riesgo la diversidad y precios de los productos transportados por las mulas

Vendedores informales de gafas, un producto que llega mayoritariamente a través de las mulas. (14ymedio)
Vendedores informales de gafas, un producto que llega mayoritariamente a través de las mulas. (14ymedio)

Ropas para niños y zapatos deportivos formaban parte de la oferta que pregonaba una vendedora ilegal este jueves en la calle Galiano de La Habana. Aunque faltan cuatro días para la entrada en vigor de las restricciones migratorias anunciadas por Ecuador para los cubanos, la alarma ya se ha empezado a extender entre comerciantes y mulas.

La noticia del nuevo requisito de visado para los cubanos a partir del próximo 1 de diciembre ha caído como un cubo de agua fría, y no solo entre quienes planificaban una salida donde Quito era el primer paso hacia el destino final: Estados Unidos. La mala nueva afecta también a una amplio entramado de importación, distribución y venta ilegal de mercancías que van desde útiles de aseo hasta sofisticados electrodomésticos.

Este viernes, cuando aún no hay efectos tangibles del cambio, los vendedores ya adelantan una caída drástica en la oferta y los clientes temen la pérdida de la diversidad de ropa y calzado que hoy exhibe el mercado ilegal. En la calle, muchos especulan que es probable que en los próximos días los precios suban y las compras se disparen, en especial por la cercanía de las navidades.

Las mulas que llegaron a La Habana en el vuelo de Taca que aterrizaba poco después de las cinco de la tarde de este jueves se sentían afortunadas. Procedentes de Quito, tras una escala en San Salvador, los cubanos se consideraban sobrevivientes de un naufragio y los familiares los recibían con alivio a las afueras del lugar.

La estera del equipaje estaba repleta de las llamadas bolas ‒maletines llenos de ropa, calzado y electrodomésticos‒ envueltas en nylon en el aeropuerto de origen. Los aduaneros despachan primero las bolas y los pasajeros con maletas deben esperar por la prioridad que supone el evidente tráfico de mercancía. A pesar de la estricta legislación aprobada en septiembre de 2014 sobre las importaciones no comerciales, todo un entramado de corrupción garantiza que la mercancía cruce los controles sin grandes tropiezos.

Un joven de 32 años, que pidió guardar el anonimato, era uno de los afortunados que concluían su viaje a Ecuador sin tropiezos legales. "Llegamos con la candela detrás de nosotros", contó a 14ymedio a su llegada a la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí al enterarse de que se habían anunciado las nuevas restricciones para la entrada de nacionales en el país sudamericano. "Allá se rumoraba que iban a cerrar pronto, pero no imaginábamos que sería tan rápido", añadió.

El equipaje del muchacho contenía desde guirnaldas navideñas hasta una sierra de carpintero. "Debí haberme arriesgado a traer más cosas, porque ahora no sé hasta cuándo no podré viajar", lamentaba mientras su primo lo ayudaba a empujar dos carritos repletos de bolas y cajas entre las que asomaba también un televisor de pantalla plana.

A partir de ahora Ecuador aplicará las mismas restricciones que Panamá, México y las otras naciones cercanas, que ya exigían a los cubanos un visado para entrar en el país de destino. En cambio, los titulares de pasaportes españoles o los cubanos con visa de cinco años de Estados Unidos podrán viajar libremente, como antes, a todos estos países, incluido Ecuador. Para los comerciantes informales, este camino resultaba un trayecto seguro a pesar del precio elevado del boleto, que en temporada alta puede superar los 1.000 dólares.

"Encontraremos otro camino, siempre lo hemos encontrado"

Los compradores también se han visto beneficiados por el uso de esta ruta comercial ecuatoriana. Los altos precios de los productos en las tiendas estatales empujan a muchas familias a vestirse y calzarse con lo que hallan en el mercado ilegal siguiendo una máxima no escrita, pero compartida por muchos en esta Isla: priorizar a los particulares, antes que al Estado.

Un par de zapatos deportivos, que en las tiendas en divisas cuesta alrededor de 45 pesos convertibles, puede conseguirse a mitad de precio en el mercado informal y de mejor calidad. Con el calzado de marca ocurre algo similar. "¡Tú ves estos Adidas? Estos no los puedo encontrar aquí", cuenta Víctor Manuel, estudiante de preuniversitario que dice vivir para vestirse. "Es lo que más me importa", sentencia.

La prensa oficial publicaba este viernes una nota sobre las nuevas exigencias migratorias de Ecuador para los cubanos. En la misma edición, un artículo criticaba la predilección por los productos extranjeros entre los niños y jóvenes cubanos. El principal reproche se dirige directamente a las mochilas y accesorios con el rostro de muñecas Barbie que son algunos de los productos más importados por las mulas desde Ecuador.

A pesar de los temores, algunos comerciantes parecen confiados en que la situación se resolverá. "Encontraremos otro camino, siempre lo hemos encontrado", aseguraba el joven que llegó con el vuelo de Taca. Las bolas que traía consigo de su último viaje a Ecuador apenas cabían en el auto familiar que fue a buscarlo al aeropuerto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19