Arrecia la polémica en Chile sobre la contratación de médicos cubanos

Diputada Marisol Turres (CC)
Diputada Marisol Turres (CC)

Las críticas ante la posible llegada de médicos cubanos a Chile han subido de tono en las últimas semanas en el país sudamericano. La diputada de Unión Democrática Independiente (UDI) Marisol Turres denunció que la situación es casi un “tráfico de personas” y cuestionó las condiciones que impone el Gobierno de Cuba para que sus médicos trabajen en Chile.

La propuesta de contratar galenos cubanos ha sido impulsada por el senador del Movimiento Amplio Social ( MAS), Alejandro Navarro, y al finalizar septiembre había sido respaldada por la mayor parte de los alcaldes del país. Sin embargo, la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (Asofamech) aclaró que si bien no se opone a la llegada de los profesionales, estos deben pasar el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom).

Las facultades de Medicina chilenas han advertido que, de los 787 médicos titulados en Cuba, tanto chilenos como extranjeros radicados en el país, que se han presentado hasta el momento al Eunacom en su sección teórica, sólo un 23,5% ha aprobado la primera vez y un 12% adicional ha logrado superarlo al segundo intento, al tercero o, incluso, al cuarto.

Quienes recelan de la llegada de los galenos, como es el caso de la diputada Turres de UDI, también exigen al Ministerio de Salud (Minsal) que presione al Colegio Médico para que forme especialistas y obligue a los estudiantes becados a trabajar en el servicio público cuando terminen la universidad.

Es un tremendo atropello a los derechos humanos, porque se les expropia una gran parte de su sueldo y se les retiene a sus familias”, lamentó la diputada

Aunque aclaró que no está en contra de la iniciativa, Turres considera que la situación es casi un “tráfico de personas” y cuestiona las condiciones que impone Cuba para que sus médicos trabajen en Chile. “Es un tremendo atropello a los derechos humanos, porque se les expropia una gran parte de su sueldo y se les retiene a sus familias”, lamentó la diputada. “Que puedan venirse con su familia y que reciban el 100% de la remuneración que el Estado de Chile va a pagar y no que de su remuneración se leve la mayor parte el país del cual provienen”.

A finales de septiembre, 225 alcaldes entregaron una carta a la ministra del ramo, en la que apoyan la llegada de los médicos cubanos para que suplan el déficit de 3.795 médicos y resuelvan “las listas de espera, mientras Chile forma sus especialistas".

Mientras que el debate se aviva en Chile, miles de profesionales de la salud en la Isla se ilusionan con una nueva “misión médica” en el extranjero, que les permita acceder a mayores ingresos. Para el Gobierno cubano se trata de un jugoso negocio, puesto que la exportación de servicios sanitarios a unos 40 países representa el 64 % del total de los ingresos de la cuenta de servicios. Según la directora de la empresa Comercializadora de Servicios Médicos, Yilian Jiménez, se espera una recaudación de más de 8.200 millones de dólares en 2015.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29