Cubana de Aviación desestimó un informe contra Global Air

Muchos sobrecargos, aeromozas y personal de seguridad de vuelo se negaban a volar en esa aerolínea

Un avión de la compañía Global Air, propietaria del aparato siniestrado en La Habana. (Twitter)
Un avión de la compañía Global Air, propietaria del aparato siniestrado en La Habana. (Twitter)

La compañía mexicana Global Air, que arrendó a Cubana de Aviación el Boeing 737 que se accidentó el pasado viernes en La Habana causando la muerte de 111 personas, había sido penalizada por varios incidentes de seguridad, según declaraciones de funcionarios extranjeros, testimonios de pilotos y un informe realizado por un inspector de la aerolínea estatal cubana. 

"Hay un expediente en Seguridad Aeronáutica de Cubana donde se recomienda a la compañía que no arriende más aviones a esa empresa. En esta ocasión, se desconoció esta recomendación y volvieron a arrendarla", escribió en su Facebook un piloto jubilado de Cubana de Aviación, Ovidio Martínez López, pocas horas después del accidente de La Habana.

Este informe existe y fue preparado por un inspector de Cubana de Aviación entre 2008 y 2009. El texto, que Martí Noticias ha conseguido, detalla una serie de incidentes como un fuego en cabina, gomas desgastadas y una explotada al aterrizar, carencia de salvavidas y una pobre preparación de las tripulaciones, entre otros tantos problemas.

Las advertencias del inspector, el ingeniero Ernesto Rodríguez Martín, fueron desestimadas por las autoridades de Cubana de Aviación, que continuaron arrendando aviones a la compañía mexicana.

"Hay un expediente en Seguridad Aeronáutica de Cubana donde se recomienda a la compañía que no arriende más aviones a esa empresa. En esta ocasión, se desconoció esta recomendación y volvieron a arrendarla"

En una nota publicada en la edición del 22 de mayo de The New York Times, un experto atribuye esa decisión a la desesperación de esa compañía para conseguir aviones después de haber tenido que inmovilizar los suyos. “En este momento está viviendo una gran crisis”, dice George Farinas, un expiloto de la compañía estadounidense Delta que trabaja como inspector de aviación civil y está escribiendo un libro sobre Cubana de Aviación.

El avión que se estrelló cerca del aeropuerto José Martí había sido vetado en 2017 en Guyana después de detectar un desequilibrio de carga en su interior, según el director de Aviación Civil de ese país, Egbert Field.

Durante la pesquisa hallaron incluso equipaje en el baño del avión. "Es el mismo número de avión y cola" que el aparato siniestrado en La Habana, confirmó el ministro de Infraestructura de Guyana, David Patterson.

La aeronave, con el número XA-UHZ, volaba cuatro veces por semana entre La Habana y la capital de Guyana, Georgetown, desde octubre de 2016. Era un vuelo muy demandado por las mulas, que van a comprar ropa y electrodomésticos para venderlos en la Isla. 

Global Air, también conocida como Damojh, es propiedad del empresario español Manuel Rodríguez Campos, quien es, además, socio mayoritario de otras firmas de transporte aéreo en América Latina, entre ellas Sudamericana de Aviación, fundada en 2012.

En noviembre de 2010, otro avión de la empresa que partió desde la Ciudad de México hizo un aterrizaje de emergencia en Puerto Vallarta debido a que el tren de aterrizaje no se desplegó. Ninguno de los 104 pasajeros a bordo resultó lesionado.

El avión siniestrado en Cuba comenzó a realizar vuelos comerciales en 1979, según la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), por lo que al momento del siniestro era uno de los aparatos más antiguos de este modelo de Boeing que seguía funcionando para transportar pasajeros.

El avión siniestrado en Cuba comenzó a realizar vuelos comerciales en 1979, por lo que al momento del siniestro era uno de los aparatos más antiguos de este modelo de Boeing que seguía funcionando para transportar pasajeros

Según declaró este sábado a la prensa el ministro de Transporte cubano, Adel Yzquierdo, la revisión técnica de la nave corría a cargo de la parte mexicana. La última de estas inspecciones había tenido lugar en noviembre de 2017, según la propia compañía.

Marco Aurelio Hernández, un expiloto mexicano que trabajó para Global Air entre 2005 y 2013, denunció la falta de mantenimiento y los problemas técnicos en los tres aviones de la aerolínea. Las quejas fueron presentadas ante el director general de Aeronáutica Civil de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes (SCT), Alexandro Argudín Le Roy.

Hernández enumeró problemas en los motores de la aeronave y el tren de aterrizaje y narró que en una ocasión tuvo que sobrevolar Venezuela de noche sin radar. El expiloto recordó que, al llegar a Chile, un inspector les dijo que no podían volar en ese país por las anomalías que presentaba el aparato con matrícula XA-TWR, que también pertenecía a Global Air.

El expiloto de Cubana de Aviación, Ovidio Martínez López, que destapó en su cuenta de Facebook la existencia del informe contra la compañía mexicana, cuenta la historia de una tripulación que se perdió “arriba de Santa Clara y esto ocasionó que los inspectores de Seguridad Aeronáutica de Cubana de Aviación los chequearan en ruta, lo que dio por resultado que suspendieran de vuelo a un copiloto y a un capitán por problemas y desconocimientos técnicos graves".

Según el expiloto, tras aquel incidente muchos sobrecargos, aeromozas y personal de seguridad de vuelo "se habían negado a volar en esa aerolínea".


____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 46