Bolsonaro asegura que el programa Mais Medicos financia “la dictadura” cubana

El presidente advirtió de que si los médicos cubanos van a seguir trabajando en el programa debe ser con salario completo y revalidando su título para que valga en Brasil.

El candidato a las elecciones de Brasil, Jair Bolsonaro. (EFE)
Jair Bolsonaro ha sido muy crítico con el acuerdo sellado en 2013, que permitió la llegada de más de 18.000 médicos cubanos a Brasil bajo el gobierno de Dilma Rousseff. (EFE)

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó este viernes continuar las relaciones diplomáticas con Cuba una vez asuma la presidencia y criticó nuevamente la situación de los profesionales de la salud cubanos que hacen parte del programa Mais Medicos en su país.

“¿Cuál es el negocio que podemos hacer con Cuba? ¿Hablamos de derechos humanos?”, se preguntó Bolsonaro en una entrevista exclusiva presentada en Correio Braziliense.

Bolsonaro puso como ejemplo a una médico cubana que hace parte de Mais Medicos y la llamó “mujer vestida de blanco” porque no ha pasado el examen de reválida para que su título valga en Brasil.

“Tiene dos o tres hijos. Están en Cuba. No pueden venir aquí. ¿Eso no es una tortura para una madre, quedarse un año completo lejos de sus hijos pequeños?”, se preguntó.

El presidente electo comparó cómo los médicos de otros países que hacen parte del programa Mais Medicos reciben todo su salario y los cubanos apenas el 25%

El presidente electo comparó cómo los médicos de otros países que hacen parte del programa Mais Medicos reciben todo su salario y los cubanos apenas el 25%. El resto del dinero va a Cuba para financiar “la dictadura”, aseveró.

Bolsonaro puso como ejemplo cómo durante el gobierno de Dilma Rousseff los médicos que buscaban asilo en Brasil eran deportados a Cuba de inmediato.

“¿Podemos mantener relaciones diplomáticas con un país que trata a los suyos de esa manera?”, se preguntó Bolsonaro y agregó que si los médicos cubanos van a seguir trabajando en el programa Mais Medicos debe ser con salario completo, con la posibilidad de llevar a sus familiares con ellos y revalidando su título para que valga en Brasil.

Jair Bolsonaro ha sido muy crítico con el acuerdo sellado en 2013, que permitió la llegada de más de 18.000 médicos cubanos a Brasil bajo el gobierno de Dilma Rousseff. En ese entonces el Partido de los Trabajadores, aliado de La Habana, permitió que por intermediación de la Organización Panamericana de la Salud, Cuba se quedara con cerca del 75% de los 3.300 dólares que reciben como salario los médicos cubanos en Brasil.

Cuba prohíbe que los familiares de los médicos cubanos estén más de tres meses en Brasil, algo que contrasta con el resto de los familiares de los galenos que participan en el programa, quienes pueden permanecer todo el tiempo que deseen junto a sus familiares.

“Hasta ahora no nos han dicho nada. Hay un silencio muy sospechoso desde que ganó Bolsonaro”, dice una médico cubana que trabaja en el estado de Bahía. En Brasil quedan algo más de 8.000 médicos cubanos en el programa.

Desde 2013 un gran número de médicos cubanos ha optado por abandonar la misión cubana y establecerse en Brasil o emigrar a Estados Unidos. Mientras existió el Cuban Medical Professional Parole, un programa especial de Estados Unidos para conceder refugio a los médicos cubanos que huían de las misiones gubernamentales, más de 1.400 galenos escaparon con visa norteamericana. Varios miles más se han casado con brasileños para obtener la residencia permanente y han optado por hacer los exámenes para revalidar sus títulos.

Tras el impeachment a Dilma Rousseff, el Gobierno cubano presionó a las autoridades brasileñas para renegociar el contrato de sus médicos y obtuvo un aumento del 9% en el pago. La Plaza de la Revolución también logró un incremento del 10% para la alimentación de los médicos en áreas indígenas. Nada de ese dinero llegó a las manos de los galenos, según varios testimonios obtenidos por este diario.

“Si te atrapan intentando revalidar tu título te envían de inmediato a Cuba. Pierdes todos tus beneficios en la misión”, dijo un médico que trabaja en Sao Paulo y que pretende abandonar la misión antes de regresar a la isla.

“En Cuba también tienen una ley absurda que nos prohíbe regresar en ocho años. Es una manera de castigar a los médicos ‘cimarrones’ que no queremos seguir siendo esclavos”, añadió.

A Bolsonaro le tocará encarar también el problema de la deuda cubana con Brasil

A Bolsonaro le tocará encarar también el problema de la deuda cubana con Brasil. Bajo los gobiernos de Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff, Brasil financió a través del Banco Nacional de Desarrollo (Bandes) las obras en el puerto de Mariel que han quedado por debajo de las expectativas. También permitió que Cuba comprara a crédito alimentos por medio del Programa de Financiamiento de Exportaciones.

Cuba ha intentado renegociar el vencimiento de su deuda con el gigante sudamericano. En estos momentos la deuda vencida es de $110 millones, por lo que algunos medios de prensa especularon que podría ser cobrada con lo que La Habana recibe de Mais Medicos.

El Estado cubano ha declarado que los ingresos por los servicios profesionales en el exterior ascienden a más de 11.500 millones anuales, la principal fuente de divisas del país.

___________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez    haciéndote miembro de    14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 116