La CIDH otorga medidas cautelares a favor de Keilylli de la Mora Valle

El organismo considera que la activista se encuentra en una "situación de gravedad" y urge al Gobierno cubano a proteger su integridad

La activista Keilylli de la Mora, encarcelada por el Gobierno cubano. (Facebook/Keilylli de la Mora)
La activista Keilylli de la Mora, encarcelada por el Gobierno cubano. (Facebook/Keilylli de la Mora)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) hizo pública este fin de semana su decisión de otorgar medidas cautelares de protección a la opositora Keilylli de la Mora Valle, que se encuentra en prisión acusada de "propagación de epidemia por llevar el nasobuco mal puesto".

La joven, que hizo una huelga de hambre de 12 días en prisión y debió ser hospitalizada, es integrante de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotora de Cuba Decide, la organización dirigida por Rosa María Payá que promueve la celebración de un referéndum que permita una transición hacia la democracia en la Isla.

La CIDH, organismo autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), considera en su Resolución 37/2020 del 17 de julio, que De la Mora se encuentra en "una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en el contexto de su privación de la libertad en Cuba".    

"Keilylli de la Mora Valle, a sus 27 años de edad, se encuentra en una situación de gravedad y urgencia, sus derechos a la vida y a la integridad personal están en grave riesgo"

Por lo tanto, pide a Cuba tres acciones: que "adopte las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de la señora Keilylli de la Mora Valle", que "concierte las medidas a implementarse con la beneficiaria y sus representantes" y que "informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición"

El pasado 25 de junio, la CIDH informó de que había reclamado datos acerca del caso al Gobierno cubano, al que dio un plazo de tres días para responder, a partir de la fecha de recibo. Sin embargo, en su resolución consigna que La Habana no ha contestado hasta la fecha.

"Keilylli de la Mora Valle, a sus 27 años de edad, se encuentra en una situación de gravedad y urgencia, sus derechos a la vida y a la integridad personal están en grave riesgo", decía la solicitud a la CIDH de medidas cautelares, realizada por la Fundación para la Democracia Panamericana.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0