Cárcel para los enfermos de dengue que rechacen la atención médica

Entre las sanciones más duras están las penas de prisión de entre tres meses y un año

Fumigación. (14ymedio)
Algunos vecinos rechazan la fumigación por la intromisión en la intimidad y el mal olor que dejan los pesticidas. (14ymedio)

La expansión del dengue ha llevado a las autoridades de La Habana a anunciar severas medidas para multar, procesar y llevar a la cárcel a quienes "contribuyan con sus acciones y negligencia a la propagación de enfermedades" y que alertan de una preocupante situación. Entre las sanciones más duras están las penas de prisión de entre tres meses y un año para quienes "se nieguen a recibir la atención médica o familiar o que inciten a no recibir esta o al ingreso hospitalario".

Estas sanciones están previstas para quienes habiendo contraído dengue o zika opten por no ir al médico, una decisión que toman los enfermos que quieren evitar ser ingresados en los hospitales para evitar el mal estado en que se encuentran y el hacinamiento de pacientes de dengue.

Los operarios de la estatal contra el Aedes Aegypti que no informen sobre focos del mosquito, falseen los reportes de revisión de las viviendas o no visiten las casas que les corresponden también serán sancionados. Estos trabajadores se exponen a penas de prisión de tres meses a un año.

El peso de la ley también caerá sobre los ciudadanos que se nieguen a abrir sus casas a las inspecciones para encontrar focos de mosquitos

El peso de la ley también caerá sobre los ciudadanos que se nieguen a abrir sus casas a las inspecciones para encontrar focos de mosquitos, algo que ocurre con frecuencia porque los ciudadanos se quejan de que las inspecciones rompen su privacidad y, en el caso de las fumigaciones, dejan residuos y mal olor en las viviendas.

Los ciudadanos que viajan al extranjero y son controlados al regresar de naciones consideradas "de riesgo sanitario" deben ser contactadas por el personal médico de su área de salud en las 72 horas siguientes a la llegada, una tarea que muchas veces no se lleva a cabo.

Ahora, los sanitarios que adulteren la historia epidemiológica del viajero para encubrir su incumplimiento serán juzgados por "propagación de epidemias y falsificación de documento privado". La sanción puede ser una multa o cárcel de 3 meses a 1 año.

En Nuevo Vedado, La Habana, es frecuente encontrar el cartel de la programación de la fumigación con días y horarios en edificios y espacios públicos como murales y postes eléctricos. "Vinieron el jueves pasado y hoy martes, llegaron con la bazuca [aparato de fumigación] en la mano listos para fumigar. Mi vecina tenía a sus hijas con dolor de garganta en la casa y le pidió al hombre no fumigar. Aceptó, pero le pidió que si luego pasaban preguntando ella dijera que se había fumigado", contó a este diario una vecina de la calle Lombillo. "Ahora se pueden buscar un problema, creo que serán más estrictos", agregó.

Las "pesquisas" han comenzado a notarse con mayor intensidad en las últimas semanas lo que ha hecho sospechar a muchos capitalinos de un aumento del dengue y otras enfermedades que trasmite el mosquito Aedes Aegypti. Grupos de estudiantes de medicina, doctores y enfermeras recorren casas y edificios preguntando si alguno de los habitantes tiene fiebre o malestar.

Una vecina de un edificio multifamiliar en la barriada de La Timba expresó su malestar ante la avalancha de fumigaciones y se negó a que entraran a su vivienda. "Aquí nadie fumiga hasta que no recojan la basura, arreglen los salideros y destupan la fosa", gritó mientras señalaba un montón de escombros aculados desde hace días en el frente de su casa. "Todo esto que están haciendo es por gusto si no limpian y se ocupan de mantener las áreas verdes chapeadas", dijo antes de entrar y cerrar la puerta.

"Aquí nadie fumiga hasta que no recojan la basura, arreglen los salideros y destupan la fosa", gritó mientras señalaba un montón de escombros aculados desde hace días en el frente de su casa

Varios médicos alertaron de un aumento del número de casos de hospitalizados por dengue en La Habana a este periódico a finales de agosto. La situación, que aún no había sido reflejada en los medios oficiales, se agravó tras un verano bastante lluvioso y con el sistema de fumigación casi paralizado debido a la falta de materia prima y combustible.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha advertido recientemente de la compleja situación del dengue en América Latina y el Caribe. "La región atraviesa un nuevo periodo epidémico de dengue con un incremento notable de casos", afirmó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

En los primeros siete meses de 2019, más de dos millones de personas contrajeron la enfermedad en la región y 723 fallecieron, según la última actualización epidemiológica de la OPS publicada el pasado 9 de agosto. Sin embargo, los datos sobre Cuba son limitados y no se han actualizado con las cifras del brote que afecta ahora la Isla.

_______________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25