Carlos y Camilla se dan un baño de masas en La Habana al son de los Beatles

El príncipe Carlos asiste al inicio de un parque solar con fondos británicos en Cuba

El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles sentados en el banco junto a la efigie de Lennon. (Clarencehouse)
El príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles sentados en el banco junto a la efigie de Lennon. (Clarencehouse)

(EFE).- El príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, se dieron este martes un baño de masas durante una visita al parque dedicado a John Lennon en La Habana, donde los esperaban miembros de un club de motos y coches clásicos británicos, al son de temas antológicos de The Beatles.

Como ya se ha hecho costumbre desde su llegada a Cuba el pasado domingo en la primera visita oficial de miembros de la realeza británica a la Isla, la pareja saludó con afabilidad a todos los vecinos y curiosos que encontraron en su paseo por la pequeña plaza, ubicada en la céntrica barriada residencial del Vedado habanero.

Carlos, de traje crema y corbata rayada, y Camilla, con vestido verde claro y resguardándose del intenso sol con su ya inseparable sombrilla blanca, llegaron al lugar conduciendo un auto descapotable de la marca británica MG, fabricado en 1953, cuyo dueño forma parte de la sección inglesa del club de autos antiguos A lo cubano.

"Al príncipe le llamó la atención mi motocicleta. Me preguntó por qué tenía tantas cosas en ella", explicó a Efe David Ravelo, un entusiasta que ha convertido su moto en un almacén con ruedas en el que lleva desde una vieja máquina de escribir hasta un teléfono de disco que le sacó varias carcajadas a un jovial Carlos.

Sin reparar en lo incómodo del sol y las altas temperaturas, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles se tomaron el tiempo de conversar con cada uno de los dueños de los más de 40 coches y motos reunidas en el parque, dedicado al exbeatle.

Carlos conoció de la afición de los isleños por el rock and roll anglosajón, que llegó a estar prohibido en Cuba durante los primeros años de la Revolución, y se sorprendió gratamente cuando supo que el club El Submarino Amarillo -situado en una de las esquinas del parque- está dedicado al rock de las décadas de los 60, 70 y 80.

Frente al centro cultural, la pareja real se detuvo a escuchar a una banda local, que tras interpretar a los Beatles, cerró con el mítico Satisfaction de The Rolling Stones, que hace tres años hicieron historia al presentarse por primera vez en Cuba ante más de un millón de personas.

El heredero de la corona británica y su esposa complacieron a la prensa y con una sonrisa se sentaron en el banco donde descansa la efigie en bronce de John Lennon: la foto obligada de todo el que visita el lugar.

"Se nota que es popular, el banco está pulido", bromeó Carlos con los periodistas que tomaban fotos frente a la estatua del compositor y cantante, que para la ocasión lucía sus famosas gafas desmontables.

Desde el año 2000, cuando fue inaugurada la efigie, los espejuelos del Lennon habanero se convirtieron en un souvenir codiciado y ante las continuas desapariciones, se hizo necesario poner un guardia, que durante el día quita y pone las gafas para las fotos.

Por último, y justo antes de que se desatara una sorpresiva lluvia de primavera, Carlos y Camilla saludaron a una representación de la comunidad británica residente en la Isla, antes de despedirse en dirección a los estudios de grabación de la Egrem, la discográfica más antigua de Cuba.

Posteriormente, el príncipe colocó la primera piedra para la instalación de un parque solar, el primer proyecto a gran escala de su tipo que será desarrollado por una entidad británica en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM).

El proyecto es ejecutado con una inversión de unos 45 millones de libras (equivalentes a 59,42 millones de dólares) por la empresa Mariel Solar S.A, surgida de una licitación de la compañía estatal Unión Eléctrica de Cuba, que fue otorgada a la empresa británica Hive Energy.

El director de Mariel Solar S.A., Andrew McDonald, explicó que el enclave, dotado de una tecnología de rastreo capaz de seguir los rayos solares, aportará 50 megawatts al sistema electroenergético de la Isla y deberá comenzar la generación en septiembre próximo, aunque su culminación está prevista para dos meses más tarde.

Cuba recibe un promedio de radiación solar de más de 1.800 kilovatios por metro cuadrado al año, por lo que especialistas de esa materia consideran que esas emisiones pueden convertir al país caribeño en una potencia energética a partir del uso de las fuentes renovables.

La Isla solo produce el 40 % del petróleo que precisa, por lo que busca cambiar la matriz energética de cara a 2030 y tiene un plan basado fundamentalmente en la construcción de centrales bioeléctricas y parques solares y eólicos, con el que espera cubrir con energías renovables el 24% de toda la generación del país (alrededor de 2.300 megavatios).

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, presente en el acto, dijo que no es la primera inversión del Reino Unido en Cuba y que se espera "no sea la última", según citan medios estatales.

Además, recalcó que Cuba impulsa actualmente una política que "estimula" la atracción de capital extranjero que provea a la isla de tecnologías y mercado.

Malmierca consideró que "se abre un nuevo momento en las relaciones bilaterales, sobre todo en el ámbito económico", a partir del paso en tránsito del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, por el Reino Unido a finales de 2018 y ahora con la visita de la pareja real británica.

Por la noche, la pareja real asistió a una gala artística en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y antes de su partida el miércoles visitarán el Centro de Inmunología Molecular, poco antes de viajar a las Islas Caimán, donde cerrarán su periplo caribeño.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 36