En Cienfuegos los salideros inundan las calles y obstaculizan el paso de los peatones

El Gobierno pierde cada año cinco millones de dólares solo por el agua que se bombea y luego se fuga a través de redes intradomiciliarias

Esquina de las calles Dorticós y Arango, donde recientemente se instalaron grandes tuberías pero los salideros de agua persisten. (14ymedio)
Esquina de las calles Dórticos y Arango, donde recientemente se instalaron grandes tuberías pero los salideros de agua persisten. (14ymedio)

Cuando Fidel Castro le entregó la presidencia a su hermano en 2006 el salidero ya estaba allí. Amplio, desbordante de salud, hediondo y caprichoso, el salidero más grande en el reparto San Lázaro, en la ciudad de Cienfuegos, sigue en su lugar, inmutable.

Cada día decenas de vecinos de la intersección de la calle 49 y la avenida 66 se ven obligados a dar saltos para evitar que las aguas albañales les inunden el calzado.

"Ese salidero es histórico. Si pudiera hablar narraría las luchas de nuestro pueblo por alcanzar su independencia", ironiza Cristian Betancourt con un fragmento de un conocido monólogo.

Betancourt, de 21 años, dice no recordar la calle sin su salidero. "Cuando era un chama hacíamos barquitos de papel para que navegaran ahí", recuerda.

Cada día decenas de vecinos de la intersección de la calle 49 y la avenida 66 se ven obligados a dar saltos para evitar que las aguas albañales les inunden el calzado

La principal preocupación de los vecinos del barrio del barrio es la materia fecal que se fuga por el salidero.

"Nos hemos quejado a todos los niveles de Gobierno y no hemos recibido respuesta. Esto es un desastre", dice Orael Sánchez, vecino de la zona.

La reparación y mantenimiento de las redes hidráulicas está a cargo de empleados de la Empresa Estatal de Acueductos y Alcantarillado, quienes aplican "soluciones temporales" a las fugas.

"Los compañeros de Acueductos y Alcantarillado vienen y cierran las tuberías de agua para evitar los salideros. A veces han taponado algún hueco pero se rompe por otro lado", explica Sánchez. La falta de reparaciones y mantenimiento de una red hidráulica que data de los primeros años de la República, en el pasado siglo, ha convertido en algo común la aparición de salideros en la ciudad.

En 2016 una de las tuberías que abastecen de agua a la ciudad colapsó en dos ocasiones, generando un mar en plena Calzada de Dolores, una de las principales arterias de Cienfuegos.

Informes de la prensa local dan cuenta de más de 400 quejas de vecinos acerca de los persistentes salideros

Informes de la prensa local dan cuenta de más de 400 quejas de vecinos acerca de los persistentes salideros. La conformación de "brigadas de respuesta rápida" por parte de la empresa de Acueductos y Alcantarillado no ha dado resultados, indican los vecinos.

"Aquí ha llegado gente del Gobierno para poner multas porque nosotros utilizamos una turbina para llenar los tanques", dice Fidel Alejandro Ramírez, vecino de la calle Casales, en el centro histórico de la ciudad.

Ante la poca presión con la que llega el agua a las casas los vecinos optan por hacer sus propias instalaciones perforando las tuberías por cuenta propia, lo que genera un sinfín de pequeños salideros. Sobre las cuatro de la tarde las aceras en muchas de las calles del centro histórico parecen un surtidor de pequeños manantiales.

"Por lo menos en Cienfuegos tienen agua y salideros. Aquí la vemos cada 20 días", dice Obdulio Ortiz, un campesino del municipio de Lajas, situado al norte de la cabecera provincial.

En ese municipio la mayoría de la población se abastece a través de pozos artesanales, mientras que la mayoría lo hacen a través de pozos artesanales y de los piperos, que cobran hasta 10 CUC por transportar el producto.

Según la presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Inés María Chapman Waugh, en Cuba se pierden cada año unos 3.400 millones de litros de agua a través de salideros

Según la presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Inés María Chapman Waugh, en Cuba se pierden cada año unos 3.400 millones de litros de agua a través de salideros. Obdulio Casanova, director comercial del Grupo Empresarial de Acueductos y Alcantarillado, dijo a la prensa oficial que el Gobierno pierde cada año cinco millones de dólares solo por el agua que se bombea y luego se fuga a través de redes intradomiciliarias.

"No entiendo cómo es posible que el Estado no pueda solucionar el asunto de los salideros. Si han llegado donaciones hasta de la OPEP para que inviertan en las redes", dice una maestra de educación secundaria que prefiere mantener el anonimato. Cuba ha recibido más de 50 millones de dólares de la cooperación internacional para arreglar las tuberías.

En el barrio de Reina donde reside la docente, a las afueras del centro histórico, entre las calles Dorticós y Arango, una pequeña laguna muestra lo que alguna vez fue agua potable, mezclada ahora con excrementos de caballos. "El dengue, el zika y un montón de enfermedades que estamos padeciendo en el barrio se lo debemos a estos salideros pero la gente lo ve como normal y nadie protesta", lamenta la docente.

____________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 51