Cojímar, la villa de Hemingway, se llena de caracoles africanos

La especie invasora ha encontrado en esa comunidad costera un lugar ideal para su propagación

Caracol gigante africano en Cojímar. (14ymedio)
Caracol gigante africano en Cojímar. (Cortesía)

Cojímar, el poblado al este de La Habana que ha quedado enlazado en la literatura y el imaginario colectivo al nombre de Ernest Hemingway, vive ahora su propia batalla contra el caracol gigante africano. La especie invasora que se ha ido extendiendo por la Isla en los últimos cuatro años, ha encontrado en esa comunidad costera un lugar ideal para su propagación.

"Están en casi todos los patios y cuando más se ven es de noche", cuenta a 14ymedio Carmen, una residente en el lugar que ha visto el verdor de su jardín disminuir ante la voracidad de unos caracoles que "se comen todo lo que encuentran".

Cuando vieron los primeros ejemplares les parecieron simpáticos, "casi graciosos", recuerda. Después, en la medida que empezaron a multiplicarse con mayor rapidez, empezó la preocupación. "Habíamos oído que en internet se había hablado de su llegada a Cuba hace ya varios años, pero nunca pensamos que llegarían aquí", precisa Carmen.

"Hemos probado con todo y son muy resistentes", asegura la vecina. "Algunos le echan sal y dice que eso los deja medio atontados pero yo no puedo gastar la poca sal que me dan por la bodega en eso". La mujer lamenta que además de las advertencias y algunos técnicos de Salud Pública que han pasado por el lugar, no ha venido nadie a decirles cómo erradicarlos.

Cuando vieron los primeros ejemplares les parecieron simpáticos, "casi graciosos", recuerda Carmen

En el noticiero televisivo de la mañana de este jueves, Buenos Días, las advertencias sobre el animal subieron de tono. "Se recomienda no tocarlos y lavar con agua potable las verduras antes de consumirlas, no tenerlos como alimentos y no usarlo como carnada ni mascota o adorno". Exhortaron a quienes vean algún ejemplar a "acudir al área de salud más cercana" y se calificó su extensión por la Isla una "peligrosa plaga".

En las últimas semanas ha habido reportes de la presencia del caracol en Placetas, Cabaiguán y Sancti Spíritus. Hasta la prensa oficial, reacia a publicar temas que generen alarma entre la población, ha confirmado el avance del caracol africano, pero sin precisar ninguna fórmula para enfrentarlos.

En julio de 2014 este diario destapó la llegada de la especie invasora Achatina fulica a Cuba. La voz de alarma la dio un ciudadano del municipio habanero de Arroyo Naranjo. El agricultor, al inspeccionar sus plantaciones, divisó unos caracoles de entre 5 y 10 centímetros de longitud sobre los cultivos y llamó a las instituciones de salud para informar. Días después la prensa estatal confirmó la historia.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14