La disidencia busca unidad para ser parte de las negociaciones con Estados Unidos

Opositores cubanos de fuera y dentro de la Isla discuten en Miami sobre su papel para alcanzar la democracia plena en Cuba

La Convención por la Democracia en Cuba reunió este miércoles en Miami a decenas de disidentes cubanos de fuera y dentro de la Isla para lograr la unidad, por encima de las diferencias, que les lleve a convertirse en interlocutor en el nuevo marco de relaciones entre Cuba y EE UU.

"Tenemos una necesidad imperiosa de herramientas que nos ayuden a caminar en un mismo sentido, para poder tener el peso que necesitamos. Ahora mismo estamos fuera, nadie nos está tomando en cuenta", dijo el activista Darsi Ferret, que reside en Miami. "Son muchísimas las diferencias, pero lejos de debilitarnos, nos fortalecen en nuestra lucha", subrayó.

En declaraciones a 14ymedio, Manuel Cuesta Morúa puntualizó que al evento habían asistido unas 150 personas entre público y ponentes. "Estuvo presente un amplio espectro de organizaciones del exilio cubano, pero también amas de casa, activistas por los derechos de la comunidad LGBT y una gran diversidad de generaciones, colores de piel e intereses". De la Isla participaron también los abogados Laritza Diversent y Wilfredo Vallín, el director de la revista Convivencia Dagoberto Valdés,  Rosa María Payá, el pastor bautista Mario Félix Lleonart, el activista Fernando Palacio y Eliécer Ávila, líder del movimiento Somos +, mientras que el opositor Guillermo Fariñas intervino vía telefónica desde Santa Clara.

Cuesta Morúa afirmó que "hemos buscado lo que nos une y en esa búsqueda han tenido un protagonismo especial los cuatro puntos de consenso esbozados por el Espacio Abierto de la Sociedad Civil Cubana y que fueron actualizados y ratificados por un número creciente y representativo de activistas cubanos el pasado 22 de diciembre".

La reunión, que coincidía con el aniversario del nacimiento de José Martí, tuvo lugar en un café y centro artístico de la famosa calle Ocho, en la Pequeña Habana en Miami.

"Hemos estado demasiado lejos unos de otros, con demasiadas distancias y eso es hora de cambiarlo. Si nos acercamos y vamos sumando, nuestras voces tendrán que ser tomadas en cuenta", agregó Ferret, el moderador del debate.

"¿Estamos los cubanos todos listos para la unidad? Yo digo que sí, esto sólo es el comienzo. La palabra que se impone hoy es unidad", afirmó el activista Fernando Villa.

"La unidad es buena. Ahora, fundamental es la libertad de todos los cubanos y los derechos de todos los cubanos", dijo Rosa María Payá, hija del disidente Oswaldo Payá, a la agencia AFP.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20