Sin citar a Cuba, la Cepal insta a mejorar las estadísticas

Alicia Bárcena instó a los países a "retratar más fielmente los rasgos" de la realidad

Alicia Bárcena, secretaria general del organismo, en su discurso inaugural del 37 periodo de sesiones. (@cepal_ONU)
Alicia Bárcena evitó poner ejemplos de países que esconden sus verdaderos indicadores. (@cepal_ONU)

"La información estadística oportuna y de calidad es una condición esencial" para que el Estado pueda desempeñarse de manera eficaz, advirtió este martes Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). La funcionaria llamó a romper silencios estadísticos en una región donde numerosos países maquillan o escamotean sus cifras.

Sin mencionar casos particulares, Bárcena instó a los países a "retratar más fielmente los rasgos" de la realidad y también a "buscar más y mejores datos para dar respuesta al anhelo perdurable de un desarrollo sostenible con igualdad", durante su discurso en la Décima reunión de la Conferencia Estadística de las Américas, que se celebra hasta el jueves 21 en Santiago, Chile.

La alta funcionaria subrayó que "es esencial para que la política se base en evidencia a partir de sistemas estadísticos nacionales que sumen institutos de estadística cada vez más autónomos, a los bancos centrales, a los organismos de salud, de economía, de ambiente, entre otros".

Aunque Bárcena evitó poner ejemplos de países que esconden sus verdaderos indicadores, entre los casos más llamativos en la región se halla Cuba que por más de medio siglo ha retocado o mantenido bajo secretismo las reales cifras de desnutrición, desempleo, criminalidad y violencia de género, entre otras. Los datos económicos con frecuencia también son retocados o inflados por La Habana. 

La Cepal ha lamentado en varias oportunidades que "las principales estadísticas económicas de Cuba tienen una periodicidad anual y se publican con un rezago de varios meses e, inclusive, de años"

La Cepal ha lamentado en varias oportunidades que "las principales estadísticas económicas de Cuba tienen una periodicidad anual y se publican con un rezago de varios meses e, inclusive, de años". Una situación que se sigue repitiendo a pesar de que con la llegada al poder de Raúl Castro en 2008 se le dio más protagonismo a la publicación de informes de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba.

En agosto pasado la Cepal previó que la economía cubana crecería apenas un 0,5% en 2019, en contra de de los optimistas pronósticos que había anunciado con anterioridad el Gobierno de la Isla. Un mes antes Miguel Díaz-Canel aseguró ante la Asamblea Nacional del Poder Popular que el PIB crecería un 2,2% este año.

Durante décadas, los economistas han puesto en duda la fiabilidad de las estadísticas oficiales reportadas por Cuba y que utilizan para sus análisis organismos internacionales, como la Cepal, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

"El sesgo en las estimaciones del PIB cubano en dólares no solo es del Gobierno cubano", ha advertido el economista Pavel Vidal, "sino de múltiples instituciones que han intentado aproximarse al tema y se han encontrado con las dificultades de llegar al número, debido a la dualidad cambiaria y a la ausencia de estadísticas comparativas sobre los precios".

Otro de los indicadores que el oficialismo cubano ha escamoteado por décadas han sido las cifras sobre pobreza. Aunque "una encuesta en 2000 indicó que el 20% de la población habanera era pobre y, probablemente, esa cifra era mayor en el resto del país", precisa el economista Carmelo Mesa-Lago.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8