Algunos padres desconfían de las medidas del Gobierno y dejan a sus hijos en casa

Unos expresan sus dudas mientras otros han tomado una decisión más drástica que consiste en no llevar a sus hijos a los centros escolares

Funcionarios del Ministerio de Educación han dado instrucciones sobre la limpieza de aulas y las superficies lisas como las mesas, las puerta o, pasamanos. (Periódico26)
Funcionarios del Ministerio de Educación han dado instrucciones sobre la limpieza de aulas y las superficies lisas como las mesas, las puerta o, pasamanos. (Periódico26)

La noticia de un quinto caso positivo por Covid-19 en la Isla ha disparado la inquietud de muchos padres de familia ante las pobres medidas aplicadas en las escuelas.

Algunos se han limitado a expresar sus dudas mientras otros han tomado una decisión más drástica que consiste en no llevar a sus hijos a los centros escolares, una idea que venía gestándose ya desde el día anterior.

"Hasta que no se sepa bien cómo es esto no traigo más al niño. Yo veo que en muchos países entre las primeras cosas que han hecho es cerrar las escuelas y aquí, que no hay ni agua para lavarse las manos  las mantenemos abiertas. Todo por capricho", dijo a 14ymedio una madre que prefirió no identificarse. 

"Claro que a la maestra no le dije exactamente las razones, solo le comenté que había llegado un familiar del extranjero y nos iríamos unos días a provincia. En realidad estoy muy preocupada porque no confío en las medidas que se están tomando, entonces me toca a mí como madre hacer algo", agregó.

La lista de Gobiernos que han aplicado cierres totales o parciales de centros educativos, en un intento por frenar la propagación del coronavirus llega ya a un centenar, aunque en algunos casos afectan a todo el país y en otros se limita a territorios concretos, según las cifras actualizadas a este 16 de marzo que recoge la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La lista de Gobiernos que han aplicado cierres totales o parciales de centros educativos, en un intento por frenar la propagación del coronavirus llega ya a un centenar

Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular del Ministerio de Educación, afirmó la semana pasada que en Cuba nunca se cerró una escuela, a pesar de las numerosas epidemias que han ocurrido en la Isla. Una semana después mantiene esa decisión. "Ya el coronavirus entró a Cuba, ahora hay que impedir que se propague, que llegue a nuestras escuelas. Nosotros, en las condiciones epidemiológicas más críticas que hemos tenido –el H1N1, el cólera– en ningún momento hemos tenido que cerrar el curso escolar", insistió.

Muchos padres cubanos están informados, a través de las noticias que se publican incluso en medios afines al Gobierno, como Telesur, de las estrictas medidas que se están tomando en países tan distintos como Italia, China, España o Rusia, y algunos estados de EE UU. Por eso temen que las autoridades cubanas no estén siendo suficientemente precavidas para frenar el contagio.

"Aquí no hay agua, mucho menos jabón, que es lo básico para mantener la higiene. La maestra los espera todas las mañanas con un pomito de agua con cloro para ponerle a cada uno en las manos. Esas son las medidas que se han tomado hasta ahora. Tampoco han suspendido los matutinos ni las actividades extraescolares. ¿Qué sentido tiene cancelar eventos deportivos y culturales si se mantienen las escuelas abiertas, la sensación que tengo es que no hay conciencia de que el peligro está en el contagio y la expansión de la enfermedad más que la enfermedad en sí misma", contaba preocupada otra de las madres que este lunes recogía a su hija de preescolar.

"Desde el viernes pasado la maestra de matemáticas de mi hijo mayor no ha ido a clases porque tenía fiebre alta y malestar desde el jueves y la directora decidió que lo mejor era que se quedara en su casa. Mejor dicho, en el albergue, porque ella es de las maestras que han traído de provincia", agregó.

Según explicó la ministra, en los centros educativos se lleva una vigilancia epidemiológica para, en caso necesario, aislar o prohibir la entrada a las escuelas a las personas que tengan síntomas

El muro de Facebook del artista cubano Reynier (Chino) Leyva Novo amaneció con un cartel azul que decía: “Mis chamas no van más a la escuela hasta nuevo aviso!”.

Según explicó la ministra, en los centros educativos se lleva una vigilancia epidemiológica para, en caso necesario, aislar o prohibir la entrada a las escuelas a las personas que tengan síntomas de infecciones respiratorias agudas. También se aísla a los alumnos con fiebre, mientras se notifica a su familia y al área de salud.

Funcionarios del Ministerio de Educación han dado instrucciones sobre la limpieza de aulas y las superficies lisas como las mesas, las puertaS o, pasamanos. 

"El ministerio ha procurado crear las condiciones en la mayor cantidad de instituciones posibles para que haya agua permanente en algún lugar donde pueda efectuarse el lavado de las manos", aseguró a la prensa oficial Mary Carmen Rojas Torres, jefa del Departamento de Salud Escolar.

Una petición online ha acumulado más de un centenar de firmas de personas que exigen a las autoridades poner en práctica “las medidas óptimas de seguridad sanitaria nacional para disminuir los efectos negativos de esta pandemia”. Los firmantes piden, entre otras cosas, el cierre de fronteras y de los centros educativos, que se permita trabajar desde casa y que los ciudadanos cuenten con “información oportuna y verdadera”.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20