Cuba adelanta sus relojes en medio de los temores por una nueva crisis económica

La práctica del cambio de horario es muy cuestionada a nivel internacional y en los últimos años numerosos países se han desmarcado del cambio de horario por considerarlo ineficaz

Este domingo, a la 1 de la madrugada los relojes deberán atrasarse una hora hasta las 12. (14ymedio)
Los cubanos cambian la hora en medio de la incertidumbre sobre la economía del país. (14ymedio)

En la medianoche de este sábado los cubanos adelantaron una hora a los relojes al comenzar a regir el horario de verano, un cambio pensado para ahorrar energía y que este año coincide con un empeoramiento de la situación económica en la Isla.

"Al emplear racionalmente los recursos energéticos protegemos la economía y el entorno natural", explicó una nota de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía, adscrita al Ministro de Energía y Minas.

Con el cambio, Cuba ha dejado de regirse por el llamado "horario normal", vigente desde el pasado 4 de noviembre y que se caracterizó por "un mayor uso de la luz artificial, lo que hace crecer la demanda de electricidad" especialmente entre "las cinco de la tarde y las nueve de la noche".

A partir de ahora las oficinas, dependencias oficiales y el sector residencial podrán hacer uso, por más tiempo, de la luz natural, algo que podría aliviar el consumo de energía en un momento en el país ha debido apelar a nuevos suministradores de petróleo ante la reducción de las importaciones de crudo provenientes de Venezuela.

Con el cambio, Cuba ha dejado de regirse por el llamado "horario normal", vigente desde el pasado 4 de noviembre y que se caracterizó por "un mayor uso de la luz artificial

El mayor ahorro ocurrirá entre las 17.00 a las 21.00 hora local y desde este domingo la Isla tendrá una diferencia de cuatro horas con el horario internacional (GMT -4).

Sin embargo, la práctica también es muy cuestionada a nivel internacional y en los últimos años numerosos países se han desmarcado del cambio de horario por considerarlo ineficaz y con implicaciones negativas para la salud.

En el caso cubano, en 1928 y mediante un decreto presidencial firmado por Gerardo Machado, se dispuso que el horario de verano estaría vigente todos los años desde el 1 de mayo hasta el 10 de octubre, pero la iniciativa no tuvo mucha aceptación y un año después el decreto fue derogado.

"No se aplicó más hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando las restricciones económicas del período determinaron que se utilizara de nuevo desde 1939 hasta 1945, conociéndose popularmente por aquellos años como la Hora de Guerra", precisa el profesor Jorge Pérez Doval, antiguo jefe del Departamento de Astronomía del Instituto de Geofísica y Astronomía.

Entre marzo de 2004 y octubre de 2006, la Isla se rigió en exclusiva por la hora de verano a partir de la Revolución Energética impulsada por Fidel Castro en la que no solo las manecillas del reloj no se movieron hacia el horario normal, sino que también fueron sustituidos miles de electrodomésticos y bombillos a lo largo del país, por otros de más bajo consumo.

A pesar de los problemas económicos, en los últimos años los hogares cubanos han experimentado un crecimiento en el número de dispositivos consumidores de electricidad

A pesar de los problemas económicos, en los últimos años los hogares cubanos han experimentado un crecimiento en el número de dispositivos consumidores de electricidad, como planchas eléctricas, lavadoras, refrigeradores, microwaves, calentadores de agua, secadores de pelo y computadoras, que no se benefician con más horas de luz solar.

Un reciente informe de The Havana Consulting Group, con sede en Miami, alertó de que la crisis económica que atraviesa Cuba se agudizará en los próximos meses si el país no se abre a un sistema de mercado. La Isla podría caer en un nuevo Período Especial, similar al de los años 90 tras el colapso de la Unión Soviética.

El empeoramiento de la economía ya se percibe no solo en la "escasez en las tiendas dolarizadas", sino en la falta de productos subsidiados de primera necesidad como el pan y los huevos, destacó Emilio Morales, presidente de esta firma que analiza el mercado cubano y a sus consumidores.

El subsidio venezolano y el envío de petróleo a muy bajo precio "ha ayudado a sobrevivir la maltrecha economía cubana", durante casi 20 años, precisa Morales. El intercambio comercial entre ambos países logró llegar a los 8.500 millones de dólares en 2012 y hoy apenas alcanza los 2.000 millones, lo que supone una caída del 74%, precisa.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20

Últimas fotogalerías