"En Cuba no acaban de tomar en serio la pandemia", advierte una dentista de Matanzas

El barrio matancero René Fraga, donde viven los familiares de Laura Linares, sigue siendo un hervidero de gente en las calles para comprar comida

Muchas zonas alrededor de las tiendas en la ciudad de Matanzas siguen siendo un hervidero de gente para comprar comida. (Cortesía)
Muchas zonas alrededor de las tiendas en la ciudad de Matanzas siguen siendo un hervidero de gente para comprar comida. (Cortesía)

Laura Linares tiene una doble preocupación. Esta cubana de 25 años está de paso en España donde la atrapó el avance del covid-19 y la suspensión de los vuelos, pero también padece, en la distancia, por la situación de su familia que reside en la ciudad de Matanzas. Su profesión de estomatóloga la hace conocer muy bien los peligros de no seguir las recomendaciones de aislamiento social.

El barrio matancero René Fraga, donde viven los familiares de Linares, sigue siendo un hervidero de gente en las calles para comprar comida. "Estoy insultada porque mi madre está en la cola [para comprar productos cárnicos], no entiende que es preferible comer arroz y frijoles". Cada día "hay una cola distinta y las personas siguen contagiándose de manera asintomática".

"Voy a perder la cabeza con mi madre y el trapo que se pone en la cara", lamenta la estomatóloga. La Organización Mundial de la Salud ha advertido que el uso de mascarillas puede dar un falso sentimiento de seguridad a quienes las portan y distraer de otras medidas de prevención esenciales para evitar contraer el coronavirus. Las de telas, como las que han improvisado tantos cubanos, son las menos recomendables.

En la provincia de Matanzas, hasta este sábado 3 de abril, estaban reportados 28 casos positivos para covid-19, con lo que la región se halla entre las zonas más afectadas por la enfermedad

En la provincia de Matanzas, hasta este sábado 3 de abril, estaban reportados 28 casos positivos para covid-19, con lo que la región se halla entre las zonas más afectadas por la enfermedad en la Isla. Con varios polos turísticos, como el balneario de Varadero, el valle del Yumurí ha tenido tradicionalmente mucha presencia de visitantes extranjeros y nacionales, un factor que pudo haber contribuido al contagio.

Desde Barcelona, a pocos metros de la Sagrada Familia, donde viven los parientes que la acogen actualmente, Linares teme por la salud de su madre, que tiene algunas enfermedades crónicas. "Es hipertensa y también obesa así que tiene que evitar a toda costa el coronavirus. Yo, siendo objetiva y mirando su caso como doctora y no como hija, sé que si se enferma se la va a ver muy fea".

Este viernes, la madre de Linares hizo una larga cola para comprar leche condensada, "chícharos que casualmente sacaron, perro caliente y picadillo". Dos días antes pasó nueve horas en una fila para alcanzar detergente. "Ella puede elegir, pero hay quien no puede. Ella al menos tiene arroz y frijoles, pero muchos en Cuba ni eso", reconoce la dentista, que ya no sabe cómo explicarle a sus parientes la gravedad del momento.

"Hice un audio para mi familia explicando por qué es mejor usar agua oxigenada que cloro y cómo se prepara", explica a este diario. Linares compara la situación que está viviendo en Barcelona con lo que sabe de la isla. "Aquí uno intenta no salir. Cuando se va a botar la basura todo está tan vacío y tan desolado. Eso transmite la sensación de que esto no es un juego. No entiendo por qué en Cuba no acaban de tomárselo en serio".

En las colas ante las tiendas en Matanzas muchos llevan tapabocas pero otros siguen teniendo una baja percepción del riesgo. (Cortesía)
En las colas ante las tiendas en Matanzas muchos llevan tapabocas pero otros siguen teniendo una baja percepción del riesgo. (Cortesía)

En las largas colas ante las tiendas en Matanzas muchos llevan tapabocas pero otros siguen teniendo una baja percepción del riesgo. Las autoridades locales intentan frenar las aglomeraciones para comprar alimentos y han anunciado que varios productos que hasta ahora se vendían de manera liberada pasarán a distribuirse por el racionamiento.

Mario Sabines Lorenzo, vicepresidente del Consejo de Defensa Provincia, asegura que la medida pretende sumar a la libreta opciones como croqueta, masa cárnica y chorizo, con el fin de beneficiar a los 239.000 núcleos familiares del territorio.

Mientras tanto, Laura Linares trata de hacer algo en España. Se ha inscrito en un grupo de médicos cubanos que en ese país han mostrado su disposición para ayudar en lo que haga falta con los pacientes. En tanto espera una respuesta, su mente y su preocupación siguen puestos en Matanzas, la ciudad donde vivía hasta hace cuatro meses.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12