Dengue y coronavirus, una doble batalla

La enfermedad causada por el 'Aedes Aegypti' se expande por Camagüey pero los hospitales están centrados en el covid

Pasillo del hospital Pediátrico Pepe Portilla donde han habilitado en los pasillos camas para enfermos febriles. (Juan Carlos Fernández)
Pasillo del hospital Pediátrico Pepe Portilla donde han habilitado en los pasillos camas para enfermos febriles. (Juan Carlos Fernández/Archivo)

"Empecé sintiéndome muy mal, con decaimiento y enseguida que vi que me salía un sarpullido, supe que era dengue", cuenta Manuel, un camagüeyano de 46 años. El dengue no da tregua en Cuba, pero ahora compite con la propagación del coronavirus, al que se da prioridad.

Manuel vive en el Reparto Garrido, donde en las última semanas se han diagnosticado numerosos casos de dengue, según confirmó a 14ymedio una fuente del Ministerio de Salud Pública de la provincia. "No están hospitalizando a no ser que el paciente esté muy grave porque todas las camas hospitalarias las están reservando para la gente con coronavirus", añade el enfermo.

"Están mandado a que uno pase la enfermedad en la casa debajo de un mosquitero, pero eso se complica también con el temor del covid-19", explica. "Ahora además de evitar que me pique un mosquito y termine contagiando a mi familia tengo que mantener medidas higiénicas estrictas pero apenas puedo moverme de la cama, por lo que estoy usando alcohol para las manos, pero me queda poco y no hay en la farmacia".

"Están mandado a que uno pase la enfermedad en la casa debajo de un mosquitero, pero eso se complica también con el temor del covid-19", explica

A mediados del pasado año, cuando la incidencia del dengue alcanzó niveles preocupantes en la Isla, el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí acogió un curso Internacional sobre esta enfermedad, el zika y otros arbovirus emergentes en el que se informó de un proyecto nacional para combatir el Aedes aegypti con la aplicación de radiaciones ionizantes.

El método, conocido como "la técnica del insecto estéril" (TIE), consiste en irradiar a los machos del insecto en su estado de pupa y liberarlos para que, al copular con hembras salvajes o de campo, no dejen descendencia. Pero no se precisó la fecha de puesta en práctica de la estrategia ni su envergadura en el territorio nacional.

En octubre de 2019 también se anunció que las autoridades sanitarias de la Isla estaban promoviendo la cría de peces "guppies" como medida alternativa contra el mosquito Aedes Aegypti. Un experimento de ese tipo se puso en marcha en la provincia de Cienfuegos, como una "variante económica y efectiva" para erradicar la plaga, porque un solo pez puede llegar a devorar entre 60 y 150 larvas del insecto en un día.

Sin embargo, las nuevas estrategias de lucha contra el mosquito han coincidido con una caída en la frecuencia de la fumigación, especialmente por la falta de combustible que ha obligado a recortar las zonas donde se aplica. "Solo estamos autorizando la fumigación en las casas y las zonas aledañas donde se detecta un caso con dengue, pero no tenemos para hacerlo de manera efectiva", asegura a 14ymedio una fuente médica camagüeyana.

"Ahora, con la subida de la temperatura ,comienza un brote de dengue y la situación se puede agravar, porque llevamos meses sin campaña de fumigación a nivel nacional", comenta la fuente. "Es muy difícil luchar contra dos virus a la misma vez y aunque le dengue es un viejo conocido en Cuba, ahora estamos en una situación muy desfavorable para enfrentarlo".

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió a mediados de marzo de la urgencia de tomar medidas para minimizar las consecuencias del dengue, que ya en ese momento había dejado 156 muertos en lo que va de este año. En un reciente informe, la entidad señaló que la región enfrenta la "peor epidemia" en la historia del continente.

La OPS señaló que la región enfrenta la "peor epidemia" en la historia del continente

"Se estima que el 2020 mantendrá una elevada incidencia para toda la región. El primer semestre es muy complejo para el cono sur y hemos iniciado el año con situaciones de alta transmisión en Paraguay, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Honduras, México y Perú", dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

"Después de dos años de baja incidencia 2017 y 2018, tuvimos un año 2019 con 3,1 millones de casos de dengue, la mayor cifra en la historia", explicó. Pero en lo que va de año se han reportado más de 661.818, de los que 1.820 tenían diagnóstico grave.

Los expertos han pedido que se sigan las recomendaciones de las autoridades, principalmente el lavado de manos. Ambos el dengue y el coronavirus se pueden enfrentar tomando las mismas medidas, en el caso del primero es imprescindible centrarse en la erradicación de focos.

Los síntomas del dengue son fiebre alta, dolores musculares, vómito y diarrea, mientras el coronavirus causa tos seca, fiebre, dificultad respiratoria y dolor general, pero "descartar si es una enfermedad u otra es siempre una labor médica", indicó el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10