Díaz-Canel define la actual crisis energética como una "situación coyuntural"

El gobernante evitó usar la palabra "crisis" y aseguró que tras la llegada de un barco con petróleo, el 14 de septiembre, la tensión se irá aliviando

Para alejar el temor de un déficit de alimentos como el ocurrido a inicios de este año, Miguel Díaz-Canel advirtió que "el asunto es esencialmente energético". (Captura)
Para alejar el temor de un déficit de alimentos como el ocurrido a inicios de este año, Díaz-Canel advirtió que "el asunto es esencialmente energético". (Captura)

El jefe del Gobierno cubano, Miguel Díaz-Canel, informó este miércoles sobre los problemas con la llegada de combustible a Cuba que están afectando el día a día en la Isla, aunque descartó que se trate de un segundo Período Especial, similar a la crisis de los años 90 que dejó un traumático recuerdo entre los cubanos.

En una intervención televisiva transmitida por varios canales, el gobernante aludió a la compleja situación energética que atraviesa el país, aunque evitó usar la palabra "crisis" y aseguró que tras la llegada de un barco con petróleo, el próximo 14 de septiembre, la tensión se irá aliviando, pero apuntó que no  iba a decir "de dónde viene".

Desde hace varios días las quejas y reportes sobre una caída abrupta en el número de ómnibus que circulan por el país llegaron a las redes sociales. Se multiplicaron las imágenes de gente esperando por horas en las paradas de guaguas y los rumores de un posible colapso económico similar al de hace un cuarto de siglo.

"Es una situación coyuntural y queremos que la población tenga todos los elementos", aclaró Díaz-Canel, quien achacó el problema al recrudecimiento de las presiones de la administración estadounidense

"Es una situación coyuntural y queremos que la población tenga todos los elementos", aclaró Díaz-Canel, quien achacó el problema al recrudecimiento de las presiones de la Administración estadounidense sobre la Isla. "Nos quieren cortar la luz y el aire", como se dice en buen cubano", agregó.

Tras la llegada del barco de petróleo el día 14, no arribarán a la Isla nuevos embarques hasta finales de septiembre, por lo que se deben tomar "medidas de ajuste y ahorro" para que el combustible que entre esta semana dure hasta fin de mes. "Vamos a trabajar con el combustible que ya ha entrado en la economía", aseguró Díaz-Canel.

Para alejar el temor de un déficit de alimentos como el ocurrido a inicios de este año, el gobernante advirtió que "el asunto es esencialmente energético, con algunos de los combustibles, y por eso vamos a explicar las afectaciones. No es de abastecimiento, tenemos alimentos en los puertos".

"Este escenario nos obliga a tomar medidas para salir de esta situación coyuntural, para minimizar el impacto en los servicios priorizados y optimizar el uso de los combustibles”, detalló.

En los últimos días algunas empresas se han visto obligadas a recortar servicios de transporte a sus empleados ante la poca disponibilidad de combustible. En su intervención el mandatario hizo un llamado a los choferes de carros estatales a ser solidarios. “Todos los carros estatales deben parar en las paradas” y recoger a las personas que esperan por un ómnibus, sobre todo en los horarios picos. 

"Tenemos que tomar experiencias satisfactorias aplicadas en el Periodo Especial en cuanto a soluciones para el transporte", advirtió Díaz-Canel, quien recordó los cambios en los horarios laborales que se impusieron en aquellos años y llamó a hacer un "aplanamiento" de los picos eléctricos para evitar la sobredemanda en los horarios de mayor uso de la energía en el sector residencial.

La fórmula más repetida por el mandatario para salir de la crisis fue apelar al ahorro, la sensibilidad y la vigilancia popular

La fórmula más repetida por el mandatario para salir de la crisis fue apelar al ahorro, la sensibilidad y la vigilancia popular. Díaz-Canel llamó a la población a que esté atenta para que nadie especule, acapare o suba los precios.

El presidene intentó calmar los ánimos populares y recordó que Cuba produce el 40% de sus necesidades de petróleo, y descartó posibles "apagones" antes del próximo domingo. El ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Gil Hernández, también aseguró que el suministro de gas licuado y natural está garantizado hasta que termine el año. 

El titular de Economía llamó a paralizar algunos servicios que no son en estos momentos una prioridad para de esa manera garantizar otros que son imprescindibles. El funcionario aseguró que se iban a garantizar las actividades que afectan de forma directa al bienestar de la población, como la distribución de alimentos y el transporte de pasajeros.

Sin embargo, el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, habló de ajustes en los horarios de salida de trenes y anunció que "no todo el mundo podrá viajar el día que quiera". "Vamos a reajustar la salida de trenes nacionales, sin cancelar salidas pero las vamos a espaciar en el tiempo", aseveró sin explicar cómo se puede a la vez "espaciar" y no cancelar.

__________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 121