Premiar a "nuestros periodistas" es una "injerencia" de EE UU, denuncia Díaz-Canel

El Ipys, calificado de contrarrevolucionario por la Upec, preseleccionó dos crónicas de la prensa oficial para un premio

Dayamis Sotolongo Rojas, de Escambray, rechazó la nominación al premio de Ipys. (Vicente Brito/ Escambray)
Dayamis Sotolongo Rojas, del periódico 'Escambray', rechazó la nominación al premio del Ipys. (Vicente Brito/ Escambray)

Cuando este verano se anunció la convocatoria del Cubacron, un concurso para premiar a los mejores cronistas de la Isla convocado por el Instituto de Prensa y Sociedad (Ipys) nadie podía sospechar que se desataría una tormenta en otoño por la inclusión en el listado de finalistas de varios trabajos publicados por la prensa oficial cubana.

El pasado 1 de octubre, la IPYS hizo público el listado de quienes optan al galardón, que se entregará durante la próxima Conferencia Latinoamericana de Periodismo de Investigación (Colpin) en México, entre el 7 y el 10 de noviembre próximos. Entre ellos estaban dos trabajos de la prensa oficial Por Dios, ¿cuándo va a entrar el nitrazepam?, de Dayamis Sotolongo para Escambray, que se publica en Sancti Spiritus, y Después no le echen la culpa al río, de Haydee León, Juventud Rebelde. Los restantes seleccionados pertenecen a medios como Periodismo de Barrio, El Toque o El Estornudo.

Lejos de entenderlo como un premio plural, la inclusión de los dos medios estatales en esa lista ha molestado profundamente al oficialismo

Lejos de entenderlo como un premio plural, la inclusión de los dos medios estatales en esa lista ha molestado profundamente al oficialismo. No solo los periodistas han rechazado la nominación, sino que la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), amparada por el propio Díaz-Canel, ha desatado la guerra contra el IPYS, al que ha acusado de una "nueva campaña contra el sistema público cubano" que "lleva impreso un sello político contrarrevolucionario".

La UPEC hizo público un comunicado el pasado sábado en el que califica al Ipys de estar "vinculado a campañas políticas contra Gobiernos y organizaciones progresistas en América Latina, particularmente obsesionada con las líneas de ataque a la Revolución bolivariana".

La organización gremial identifica como donantes del instituto a la Organización de los Estados Americanos (OEA), la National Endowment for Democracy (NED), de Estados Unidos, y la Open Society Foundations (OSF), de George Soros, y dedica un párrafo a señalar las "oscuras" actividades que, a su juicio, llevan a cabo todas ellas, desde el apoyo a Juan Guaidó en Venezuela hasta la promoción de las Primaveras Árabes. Por todo ello, rechaza lo que considera una utilización de los periodistas oficiales cubanos por ser seleccionados para un premio de una organización a la que consideran que tiene "las manos manchadas de sangre y usa la retórica de la libertad de expresión con fines ideológicos y como ariete político".

Además, la UPEC considera que el resto de medios seleccionados por el IPYS tienen "una línea editorial abiertamente antisocialista y alineada a las políticas de Washington contra el Gobierno cubano".

"La Unión de Periodistas de Cuba denuncia enérgicamente esta manipulación y reafirma que lo más importante para nuestra organización es persistir con nuestro proyecto de transformar el sistema de medios públicos, para más socialismo y para más Revolución", añade.

La declaración fue inmediatamente respaldada por el presidente Miguel Díaz-Canel, que no perdió la oportunidad en su breve tuit de respaldo de marcar la línea entre "nuestros" periodistas y quienes no lo son.

"Ni la NED, ni Soros, ni la OEA: Declaración de la Unión de Periodistas de Cuba. Declaración digna, expresión de firmeza y patriotismo de nuestros periodistas ante la manipulación y la injerencia. #SomosCuba #SomosContinuidad", escribió el mandatario.

"El jurado, compuesto por eminentes cronistas, aprecia la calidad periodística de las historias", dice el instituto, que niega que cualquiera de sus donantes influya en su misión, como destaca la UPEC

Este domingo, un día después del comunicado del oficialismo cubano, el IPYS entró en la polémica explicando que las postulaciones al premio las realizó un comité de selección escogiendo entre los cronistas que presentaron su candidatura y quienes no lo habían hecho.

"El jurado, compuesto por eminentes cronistas, aprecia la calidad periodística de las historias", dice el instituto, que niega que cualquiera de sus donantes influya en su misión, como destaca la UPEC. Los periodistas que componían el equipo encargado de decidir eran Cristián Alarcón, Marcela Turati y Julio Villanueva.

"El internet, afortunadamente, permite a los periodistas cubanos hacerse una idea propia del rol del IPYS como promotor del periodismo independiente y de calidad. También permite dilucidar si los pronunciamientos citados son producto de los hechos o de alucinaciones", finaliza el comunicado.

La periodista Dayamis Sotolongo Rojas, finalista por su reportaje publicado en Escambray, ha expresado su disgusto por la situación ya que considera que, puesto que nunca se postuló, no debería haber sido incluida. "Yo no vendo mi alma al diablo; que se vayan para... ", dijo la reportera al medio en que trabaja.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 76