Un opositor cubano asilado en España denuncia su deportación violenta de la Isla

Néstor Rodríguez Lobaina asegura no pudo entrar en Cuba a ver a sus padres enfermos y su esposa, española, fue golpeada por oficiales de seguridad

Néstor Rodríguez Lobaina llegó a España en 2011, en el marco de los acuerdos entre el régimen cubano, la Iglesia Católica y el Ministerio de Asuntos Exteriores español. (EP)
Néstor Rodríguez Lobaina llegó a España en 2011, en el marco de los acuerdos entre el régimen cubano, la Iglesia Católica y el Ministerio de Asuntos Exteriores español. (EP)

(EUROPA PRESS) -El disidente cubano Néstor Rodríguez Lobaina, refugiado en España desde 2011, ha denunciado que el pasado 11 de febrero las autoridades de Cuba le impidieron entrar en el país junto a su esposa, Elena Margarita Campins, de nacionalidad española, y que ella fue maltratada por los oficiales de seguridad.

En un informe que ha dirigido, entre otros, al presidente del Gobierno español, a la Fiscalía y al Parlamento Europeo, Rodríguez Lobaina relata que decidió viajar a Cuba a visitar a sus padres, cuyo estado de salud es "crítico", y que para ello él y su esposa hicieron todos los trámites pertinentes en el Consulado de Cuba en Barcelona.

Funcionarios de las oficinas de Atención a la Ciudadanía del Consejo de Estado en La Habana aseguraron en dos ocasiones que no tenía ninguna restricción de entrada

Además, asegura que desde el mes de octubre sus familiares en la Isla habían contactado con funcionarios de las oficinas de Atención a la Ciudadanía del Consejo de Estado en La Habana para consultar si podría entrar en el país, y que en dos ocasiones se les aseguró que no tenía ninguna restricción de entrada. Ambos tenían billete de ida para el 11 de febrero y vuelta el 14 de marzo.

Sin embargo, según su relato, al llegar al edificio terminal del aeropuerto de Santiago de Cuba un total de 15 uniformados los retuvieron y les quitaron los equipajes. Él, dice, fue amenazado "de muerte" si se resistía, y ella fue esposada y tirada "al suelo aplastando su cabeza".

Después los metieron a ambos en el avión en el que habían viajado, "en un marco estrecho la zona de los aseos" entre las 6 de la tarde y las 10 de la noche. Desde Santiago volaron a La Habana y luego volvieron a España "de manera forzada". Además, cuenta que protestó cuando se dio cuenta de que habían sacado sus equipajes de la bodega y que entonces se le aseguró que estaban en el avión.

Sin embargo, asegura que no volvieron a ver las maletas, y que en una de ellas su esposa había guardado 3.000 euros en efectivo. Con sus resguardos, las reclamaron en el aeropuerto de Barajas, aunque el opositor asegura que están en manos del jefe de operaciones especiales de Contrainteligencia en Santiago de Cuba.

Rodríguez Lobaina relata también que, solo 20 minutos antes de aterrizar en Barajas, la jefa de las azafatas les entregó un documento donde se les comunicaba que no podían entrar en Cuba.

En el documento, que ha entregado a diferentes autoridades españolas, el opositor denuncia que lo que le sucedió fue "un acto vandálico y criminal de un Estado opresivo de aniquilamiento y terror que desprecia las libertades y derechos universales de sus ciudadanos" y que no es un "hecho aislado".

Así, además de reclamar ayuda para recuperar sus pertenencias, aprovecha para expresar a las instituciones españolas y europeas su preocupación por "el ascenso a la Moncloa de la ideología de los más de 120 millones de muertos y que mira hacia otro lado los abusos del régimen cubano contra su indefensa población".

El opositor denuncia que lo que le sucedió fue "un acto vandálico y criminal de un Estado opresivo de aniquilamiento y terror que desprecia las libertades y derechos universales de sus ciudadanos"

Néstor Rodríguez Lobaina fuundó el Centro de Estudios Alternativos del Movimiento de la Juventud Cubana por la Democracia y director ejecutivo del proyecto Universitarios sin Fronteras. En 1993 fue procesado por peligrosidad social, en 1996 por desobediencia civil, en 1997 fue procesado por 18 meses por desacato y resistencia y en 2000 nuevamente por desacato, pero a la figura de Fidel Castro, por lo que estuvo seis años preso.

Fue puesto en libertad en julio de 2005, pero en diciembre del 2010 fue nuevamente encarcelado y Amnistía Internacional lo calificó de prisionero de conciencia.
Llegó a España en 2011, en el marco de los acuerdos entre el régimen cubano, la Iglesia Católica de la Isla y el Ministerio de Asuntos Exteriores español para acoger a presos políticos cubanos, la mayoría de ellos del llamado Grupo de los 75 encarcelados en la Primavera negra de 2003.

El disidente ha hecho llegar su denuncia a la Moncloa, al Ministerio de Justicia, el Palacio de la Zarzuela, la Fiscalía General del Estado, el Parlamento Europeo, Amnistía Internacional, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 17