Doctores sin derecho a laptops

Los estomatólogos cubanos se quejan porque no fueron incluidos en el reparto de computadoras portátiles destinadas a los médicos

Clínica estomatológica en Candelaria, provincia Artemisa.
Clínica estomatológica en Candelaria, provincia de Artemisa. (14ymedio)

“¿Dónde está mi laptop?” Se preguntaba este viernes una dentista del policlínico de Candelaria, en la provincia de Artemisa, mientras atendía a un paciente. La venta de ordenadores portátiles a los médicos –a precios subsidiados- no incluye a los licenciados en estomatología, una decisión del Ministerio de Salud Pública que está siendo fuertemente cuestionada.

Desde finales del pasado año comenzaron a comercializarse laptops por 668 CUP, alrededor de 25 dólares, para los galenos que obtuvieron un diploma antes de concluir el año 2015. En la lista de los beneficiados se incluye a quienes han cumplido una misión médica en el extranjero y deben pagar todo el monto de una sola vez, sin facilidades a plazos.

El sistema de Salud Pública emplea en la Isla un total de 262.764 trabajadores, de los cuales 87.982 se desempeñan como médicos, según datos del Anuario Estadístico de 2015. Los galenos reciben los salarios más altos del país, que equivalen a un total de entre 50 y 70 dólares mensuales.

Sin embargo, el sector se ve seriamente afectado por las deserciones de profesionales durante sus misiones en el extranjero y el éxodo hacia otras esferas económicas mejor remuneradas como el cuentapropismo o el turismo. Además los galenos deben lidiar cada día con extensos turnos de trabajo, deficiencias materiales y la inconformidad de los pacientes.

Los galenos cubanos deben lidiar cada día con extensos turnos de trabajo, deficiencias materiales y la inconformidad de los pacientes

Desde inicios de este año los doctores artemiseños han podido comprar ordenadores portátiles en la tienda para trabajadores de la Salud Pública ubicada en la cabecera de la provincia. La oferta ha traído largas colas a las afueras del local y quejas por las funcionalidades de los equipos.

Desde el inicio de esta comercialización, un número indeterminado de laptops ha ido a parar al mercado informal, donde se venden por un precio que oscila entre los 200 y 300 CUC. Entre ocho y 12 veces su costo original.

Recientemente el diario oficial Granma reveló que cada año Cuba recauda más de 8.200 millones de CUC por "la exportación de servicios de salud".

Este mes, en varias reuniones realizadas en la provincia de Artemisa, se notificó al personal que trabaja en policlínicos, hospitales y otros centros vinculados a la salud que solo los doctores tienen derecho a adquirir estas computadoras. Los técnicos de radiografía, laboratorio, e incluso los licenciados en estomatología “no están incluidos en esta facilidad”, advirtieron las autoridades ministeriales.

La información ha generado un aluvión de críticas y molestias entre los dentistas y otros profesionales del sector. Ninguno de ellos, con excepción de los graduados en la carrera de Ciencias Médicas, tendrá acceso a las mercancías vendidas en las tiendas habilitadas para el personal de Salud Pública. Entre estos productos se encuentran también las batas blancas que se distribuyen actualmente de manera escalonada en territorio artemiseño.

Dentista artemiseña: "Ahora resulta que no somos iguales a los médicos, pero para hacer actos de repudio contra las palabras de Donald Trump sí lo somos"

"Esto ya pasó la falta de respeto", aseguraba la dentista de Candelaria. "Ahora resulta que no somos iguales a los médicos, pero para hacer actos de repudio contra las palabras de Donald Trump sí lo somos".

Raiza Machín, estomatóloga artemiseña, no habla a medias tintas. "Me siento ofendida , hasta los cuentapropistas que laboran en cafeterías visten batas blancas, ¿cómo es posible que como trabajadora de salud pública no pueda comprar en una tienda hecha para nosotros?", cuestiona la profesional.

Según el jefe del sindicato de los trabajadores de Salud Pública en Candelaria, la información vino desde el propio Ministerio y abarca a todo el país. Ante la inconformidad de los trabajadores, el representante sindical exigió una reunión con “la más alta instancia” pero aún no ha recibido respuesta. “Por el momento no somos médicos y por tanto no podemos tener las mismas facilidades que ellos", ironiza Machín.

"En un principio nos dijeron que había que esperar a que terminaran de repartir las laptops entre los médicos de los hospitales, luego le tocaría a los consultorios y por último a nosotros”, cuenta Araceli, una estomatóloga con varios años de experiencia.

“Nos han dado de largo y ahora dicen que no somos médicos, por eso no nos tocan las computadoras", se queja la dentista. La negativa se difundió poco después de que los medios oficiales aseguraran que las computadoras de los estomatólogos estaban “garantizadas”.

"Puesto que nuestro título dice 'Doctor en Estomatología' hay que respetarme como tal", recalca Machín.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45