Dudas y confusión a la hora de prepararse para el 'paquetazo'

Las nuevas medidas de ordenación del sector privado entran en vigor el próximo 7 de diciembre

Ariel 'el Gordo', barman y camarero de El Mesón. (14ymedio)
Los cuentapropistas aún tienen muchas dudas sobre cómo proceder en sus negocios una semana antes de que entre en vigor la nueva normativa. (14ymedio)

La incertidumbre se percibe en la casona de la calle 17 donde radica la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) que engloba a los trabajadores por cuenta propia del municipio de Plaza de la Revolución, en La Habana. A diez días de la entrada en vigor del paquete de medidas de ordenación del sector privado, conocido por muchos como el paquetazo, reinan la confusión y el descontento.

Cada semana, en el lugar se imparten cursos de asesoramiento sobre las nuevas medidas y se distribuyen hojas explicativas de las normas que vienen. Los funcionarios de la ONAT se reúnen con grupos de cuentapropistas a los que desglosan lo que no podrá hacerse a partir del 7 de diciembre, pero el sistema parece que no funciona y algunos pequeños empresarios se marchan con ideas equivocadas del lugar.

Los funcionarios de la ONAT se reúnen con grupos de cuentapropistas, pero el sistema parece que no funciona y algunos pequeños empresarios se marchan con ideas equivocadas del lugar

"Llegué con muchas dudas y me voy con más dudas todavía", lamentaba este lunes Yovani Carvajal, de 38 años y con una vivienda de la que renta dos habitaciones. "Me han dicho que no le puedo dar ni café a los clientes porque no tengo licencia para brindarles comida, pero nadie me dice cómo van a impedir que sea amable en mi propia casa y les brinde un vaso de agua".

En el sitio Airbnb, la casa de Yovani es descrita como "amplia, luminosa, céntrica y con una familia muy hospitalaria". Por unos 35 CUC diarios, los clientes tiene incluido "un desayuno con frutas, café cubano y jugos naturales" que en un poco más de una semana ya no podrá ofrecerles a los huéspedes. "Esto es un golpe durísimo y desleal contra los cuentapropistas", cree, pero se equivoca.

Los cuentapropistas que ejercen la actividad de arrendamiento de alojamiento y servicios de hospedaje y desean ofrecer comidas tan solo deben poseer una licencia sanitaria. La noticia de que una persona puede poseer licencia para ejercer solo una actividad ha hecho correr el rumor de que no se podía obtener permiso para dar servicio gastronómico, pero este documento no solo es compatible sino indispensable.

"Esa pregunta la están haciendo mucho, porque la gente está confundida y cree que además de la licencia por arrendamiento necesita otra licencia, pero se trata solo de una licencia sanitaria".

María Lucía Zuñiga, licenciada en economía y contable en una cooperativa dedicada a ayudar a los emprendedores con sus finanzas, la presentación de sus declaraciones de impuestos y el pago de licencias, cree que las nuevas medidas no beneficiarán a la economía nacional.

"Han venido a convocarnos para que nos sumemos al 'trancón' del transporte, pero de esto come mi familia, no puedo estar ni un día sin circular"

"Tal y como está la situación económica ahora mismo sería un error estratégico enviar esa señal de más dureza contra los emprendedores", cuenta a 14ymedio. "Todos nuestros clientes están bastante asustados porque tienen grandes montos invertidos en paladares o casas de renta", explica la economista. "Aunque por un lado van a volverse a entregar licencias para esas ocupaciones, después de un año y medio paralizadas, por otro se regulan detalles que entorpecen el desarrollo de esas actividades".

"Hay que esperar a ver cómo se aplican finalmente estos decretos porque del dicho al hecho puede ir un largo trecho", opina Marcial, un transportista privado de 52 años que cubre el tramo entre el Parque de la Fraternidad y Santiago de las Vegas. "Han venido a convocarnos para que nos sumemos al trancón del transporte", como se ha denominado la huelga fijada para el día en que entran en vigor las medidas, pero "de esto come mi familia, no puedo estar ni un día sin circular".

Según la nueva normativa, las reglas que tendrán que seguir estos cuentapropistas incluyen un estricto control sobre la compra y el consumo de combustible, la obligatoriedad de afiliarse a piqueras o de tener en el banco el dinero correspondiente a tres meses de licencia y el monto destinado a la compra de hidrocarburos o piezas de repuesto.

Los estrictos requisitos llevan a algunos de ellos a cuestionarse si, aparte de la huelga para presionar a las autoridades, deberían mantener su Licencia Operativa de Transporte. La idea de un posible paro está circulando entre los conductores que hacen las principales rutas de taxis privados de la capital, pero aún no ha logrado cuajar entre todos.

Otro efecto de lo que se avecina ha sido el colapso de las sucursales bancarias, a las que cada día llegan decenas de cuentapropistas para abrir las cuentas que se les exigen. "No damos abasto y esto nada más que está empezando", cuenta a 14ymedio un empleado del banco ubicado en los bajos del Ministerio de Transporte en la avenida Rancho Boyeros.

"Ya teníamos problemas para gestionar el pago a los jubilados, la venta de sellos y todo el tema de los créditos, pero ahora se nos suma un gran número de clientes que están obligados a tener una cuenta bancaria"

"Ya teníamos problemas para gestionar el pago a los jubilados, la venta de sellos y todo el tema de los créditos, pero ahora se nos suma un gran número de clientes que están obligados a tener una cuenta bancaria para gestionar todo el trasiego de compra de productos, los impuestos y el pago de la licencia". El trabajador cree que el mayor problema serán "las tarjetas magnéticas con las que deben comprar suministros porque muchas tiendas tienen problemas con los terminales".

Esteban Morales, un militante del Partido Comunista que fue amonestado en el pasado por asegurar que la verdadera contrarrevolución que operaba en el país era la corrupción, ha publicado duras críticas al paquetazo. "¿Por qué el cuentapropista debe tener el dinero en el banco y no en su casa?".

En las tiendas de comercio minorista también se siente que se acerca el 7 de diciembre. "Hemos tenido que regular la venta de varios productos, a cantidades limitadas por cada persona", explica a este diario un trabajador de los almacenes de la calle Camagüey en la capital. "Los cuentapropistas están viniendo a comprar por grandes cantidades antes de que se implementen las medidas".

Entre los aspectos más criticados de las normas se halla la obligación de adquirir los suministros desde la cuenta bancaria a nombre de la persona que ostenta la licencia. "Ahora que todavía no entró en vigor esa limitación, la gente que vende comida está haciendo reservas para prepararse para lo que viene".

________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 59