Los vecinos del Edificio Sarrá regresarán a sus casas seis años después del derrumbe de la escalera

El retorno se hará coincidir con el aniversario de la declaración del carácter socialista de la Revolución

Las autoridades esperan reinaugurar el bloque para la fecha en que se conmemora el 57 aniversario de la declaración del carácter socialista de la Revolución. (14ymedio)
Las autoridades esperan reinaugurar el bloque para la fecha en que se conmemora el 57 aniversario de la declaración del carácter socialista de la Revolución. (14ymedio)

Los vecinos del edificio en la céntrica esquina de 23 y 12 en el Vedado, La Habana, cuentan los días para retornar a sus viviendas seis años después de ser evacuados, en marzo de 2012, por el derrumbe de la escalera. Tras una prolongada reparación, los residentes en el emblemático lugar regresarán previsiblemente a sus casas el próximo 16 de abril.

En torno al inmueble, conocido como el Edificio Sarrá y construido en 1925, se ve estos días un especial revuelo de constructores y funcionarios. Las autoridades esperan reinaugurar el bloque de cinco plantas para la fecha en que se conmemora el 57 aniversario de la declaración, por parte de Fidel Castro, del carácter socialista de la Revolución durante un discurso en esa misma esquina.

El empleado asegura que en las últimas semanas han tenido que poner "el pie en el acelerador, porque los jefes quieren que esté listo para esa fecha"

Las 36 familias que habitaban el edificio hace seis años podrán reinstalarse en sus casas, que han quedado en "condiciones óptimas habitables", según declaró a la prensa oficial Michel Milán Reyes, vicepresidente del Consejo de Administración Provincial en la capital.

"La brigada está corriendo para entregar la obra el próximo 16 de abril", contó a 14ymedio uno de los constructores que trabaja en las labores de rehabilitación, que no quiso revelar su nombre. El empleado asegura que en las últimas semanas han tenido que poner "el pie en el acelerador, porque los jefes quieren que esté listo para esa fecha".

"Se ha trabajado en todos los apartamentos porque, aunque inicialmente el derrumbe lo sufrió la escalera, con el paso de los años todo el edificio se dañó y ha habido que hacer una reparación mucho más profunda", asegura el obrero. "Los techos, de viga y losa, estaban muy afectados por la humedad", precisa.

Tras derrumbarse la escalera hace seis años los vecinos cargaron con sus pertenencias, electrodomésticos y otros objetos de valor y se trasladaron al cercano cine Charles Chaplin desde donde fueron reubicados en albergues estatales y viviendas dispersas por los municipios Cerro, 10 de Octubre, Guanabacoa y Habana del Este.

Tras derrumbarse la escalera hace seis años los vecinos cargaron con sus pertenencias, electrodomésticos y otros objetos de valor y se trasladaron

Este abril, en los bajos del inmueble volverá a abrir sus puertas la galería de arte que tradicionalmente se ubicaba en el lugar, pero "en esta ocasión, dedicada al Comandante Invicto Fidel (Castro)", precisó en sus declaraciones Milán Reyes. El funcionario también anunció que en la planta baja del local se instalarán otros servicios con motivo del "500 aniversario de la ciudad".

Desde que los primeros vecinos fueron evacuados, y el edificio quedó en total abandono, la tarja conmemorativa que señala el lugar donde Castro hizo su histórico discurso fue tapada con una plancha de metal para protegerla del deterioro y el vandalismo.

El conjunto muestra un bajorrelieve de bronce con la figura del expresidente cubano, una de las pocas esculturas de su persona que existen en la Isla, donde en 2016 se aprobó un decreto que prohíbe la utilización del nombre o de la imagen de Castro en espacios públicos o monumentos

Durante las prolongadas obras de reparación del edificio, las quejas de los vecinos que temían el derrumbe total del inmueble fueron constantes. En 2013 varios de ellos dirigieron una carta al periódico oficial Juventud Rebelde en la que lamentaban que, aunque en diciembre de 2012 se aprobó el presupuesto para las obras de reconstrucción, casi un año después no habían comenzado las labores.

Los firmantes lamentaban la "falta de voluntad" y de "coordinación de los organismos a cargo de la reparación". En la misiva aseguraban que no podían permitir que siguieran "primando la falta de responsabilidad, la indolencia y negligencia" y pedían que se investigasen los hechos y depurasen responsabilidades por la demora.

Durante las prolongadas obras de reparación del edificio, las quejas de los vecinos que temían el derrumbe total del inmueble fueron constantes

Nereida y Manolo, un matrimonio residente en el bloque, denunciaron que durante los primeros años en que el edificio estuvo deshabitado tras el derrumbe de la escalera "el azote del agua y el moho" dañaron considerablemente los apartamentos, que también fueron saqueados por vándalos que robaron losas, azulejos y elementos de la instalación eléctrica.

"Este lugar se convirtió en un basurero y se llevaron hasta las bisagras de las puertas", cuenta Mario, un residente en la calle 12 a pocos metros de la conocida esquina. "Ahora han tenido que invertir en volver a colocar todo lo que se llevaron", cuenta el vecino.

Los vecinos, que pasaron años evacuados en albergues estatales, escribieron al presidente del Parlamento, Esteban Lazo Hernández, algunos altos cargos del Partido Comunista y la Fiscalía provincial para presionar porque se hicieran las obras, pero el presupuesto no se aprobó hasta 2014 y los primeros trabajos comenzaron dos años después, cuatro en total después de la evacuación.

El presupuesto no se aprobó hasta 2014 y los primeros trabajos comenzaron dos años después, cuatro en total después de la evacuación

"Esto ha sido un calvario. Hubo gente que se murió sin poder ver la obra terminada, parejas que se divorciaron, niños que han crecido en un albergue sin privacidad ninguna y hasta familias que terminaron por irse del país", explica Mario. "A muchos este regreso les sabe amargo porque ya pasaron seis años de su vida sin un techo propio".

"El miedo que tenían los vecinos es que dada la ubicación y la importancia de este edificio lo repararan para dárselo a alguna institución o usaran el terreno para construir un hotel, pero desde el primer momento escribieron cartas y reclamaron por todos lados, así que no pudieron hacerles eso".

En La Habana unas 33.889 familias (132.699 personas) necesitan un techo y la mayoría de ellas han pasado décadas en albergues "temporales" para damnificados por derrumbes o ciclones.

En 2012, el Censo de Población y Viviendas arrojó que el 60% de las 3,9 millones de viviendas que existen en la Isla están en mal estado.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 34