La Fiscalía declara sobreseído el caso contra Eliécer Ávila pero decomisa sus pertenencias

Eliecer Ávila, líder del grupo disidente Somos + (Héctor Estepa / El Confidencial)
Eliecer Ávila, líder del grupo disidente Somos+. (Héctor Estepa / El Confidencial)

La Fiscalía General de la República determinó el "sobreseimiento definitivo" del caso contra el activista Eliécer Ávila, acusado de los delitos de receptación y actividades económicas ilícitas. El órgano de justicia dispuso también el decomiso "a favor del Estado cubano" de la mayor parte de las pertenencias incautadas durante un registro policial en abril pasado.

El líder del Movimiento Somos+ recibió el pasado 5 de agosto un documento firmado por el fiscal Bileardo Amaro Guerra, y fechado en julio, al que tuvo acceso 14ymedio. En él se le informa de que se procede a "archivar" las acusaciones. "Hemos considerado la carencia de antecedentes penales del acusado y la actitud mantenida durante el proceso", se explica en el texto.

La medida adoptada por la Fiscalía se corresponde con lo enunciado en la Ley de Procedimiento Penal, por la cual el fiscal tiene la potestad de sobreseer un caso "si considera que el hecho no es constitutivo de delito o es manifiestamente falso, o los acusados como autores o cómplices resultan exentos de responsabilidad penal".

Ávila ha decidido apelar el decomiso de sus pertenencias, de las que solo le fueron devueltas tres agendas personales, un almanaque y una vieja póliza de seguro de viaje

Ávila ha decidido apelar el decomiso de sus pertenencias, de las que solo le fueron devueltas tres agendas personales, un almanaque y una vieja póliza de seguro de viaje. El resto de pertenencias, cuyo listado en el documento judicial abarca diez páginas de objetos incautados durante el registro, pasarán a manos del Estado, entre ellos la computadora personal y el teléfono móvil.

El abogado defensor de Ávila, Osvaldo Rodríguez Díaz, ha apelado el auto del fiscal porque el documento está lleno de "galimatías". "En su contenido hace referencia a actividades de una organización no gubernamental", en alusión a Somos+, pero la acusación contra el activista se basa en un presunto delito económico.

Rodríguez también cuestiona que dado el carácter económico de las acusaciones, el caso haya sido llevado a Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado en La Habana.

El documento del fiscal asegura que Ávila "vende prendas de vestir en su domicilio, cuando lo realmente incautado se trata de otra cosa", precisa el abogado defensor, para quien los argumentos están "muy lejos de ser considerados como serios por esa instancia, veladora de la legalidad y la verdad".

El abogado defensor de Ávila cuestiona que dado el carácter económico de las acusaciones, el caso haya sido llevado a Villa Marista, el cuartel general de la Seguridad del Estado en La Habana

Wilfredo Vallín, presidente de la Asociación Jurídica de Cuba, confirmó a 14ymedio que "el destino final de los artículos que se decomisan en un registro debe decidirlo el tribunal", "lo decomisado en una casa es para presentarlo en un juicio como prueba para acusar a la persona". Cataloga el auto del fiscal como "un procedimiento totalmente ilegal" en este caso porque "se trata de un grupo de objetos de un alto valor".

El registro en la vivienda de Ávila ocurrió después de que varios miembros de su movimiento realizasen una protesta en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana para manifestarse contra la Aduana, que confiscó las pertenencias de varios activistas que regresaban de un seminario organizado en Colombia por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina.

Los registros y allanamientos practicados por la policía en la vivienda de disidentes se han convertido en una práctica creciente durante el último año, y la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional ha denunciado en sus informes este proceder.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 71