Desfile de ministros en Mesa Redonda para llamar a la tranquilidad

Miguel Díaz-Canel y su equipo explican a la vez que todo está bajo control pero todo sufrirá cambios

el ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, acompañó a Miguel Díaz-Canel en la segunda intervención en la Mesa Redonda para evaluar la falta de combustible y proponer medidas de ahorro.
El ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, acompañó a Miguel Díaz-Canel en la segunda intervención en la Mesa Redonda para evaluar la falta de combustible y proponer medidas de ahorro.

La segunda comparecencia del presidente Miguel Díaz-Canel y varios de sus ministros en la Mesa Redonda fue un ejercicio de contorsionismo del poder empeñado en explicar a los cubanos que todo está bajo control y nada se verá afectado pero todos los sectores deberán ajustarse a la baja. Por supuesto, porque Estados Unidos imposibilita la llegada del combustible a la Isla.

"Aquí se dice la verdad y solo la verdad, lo que no se diga es para no ceder ante las dificultades. El enemigo nos quiere cerrar todas las puertas posibles", dejó claro el mandatario antes de pasar la palabra a su equipo, que fue desgranando la optimización de recursos que se llevará a cabo en dos fases. La primera debería acabar este fin de semana, y la segunda "comienza a partir del arribo del buque de combustibles al país, aunque no es suficiente. Por eso hay que estirarlo para garantizar la vitalidad del país hasta finales de mes", dijo Alejandro Gil, ministro de Economía.

Aunque reconoció que en los últimos días se han producido breves cortes de luz en La Habana y otras regiones, ocurre "como en cualquier otro país"

Entre las industrias más afectadas estarán las de materiales pesados y de construcción. El acero y el cemento bajarán la producción al menos durante quince o veinte días para priorizar, afirmó Gil, los alimentos y "los productos en la esfera minorista", términos burocráticos que se aplican a detergentes o jabones, entre otros. El gran beneficiado, para el que no se ha anunciado modificación alguna es el de siempre, el turismo. "Cuba está en condiciones de ofrecer un servicio de calidad a los visitantes que lleguen a la Isla".

El ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, trató de llamar a la calma ante el temor de los cubanos a los apagones. Aunque reconoció que en los últimos días se han producido breves cortes de luz en La Habana y otras regiones, ocurre "como en cualquier otro país", y los vinculó a problemas puntuales en las subestaciones, además de descartar que la generación de electricidad sea insuficiente.

"Se toman medidas en el sector estatal para disminuir el gasto, y es muy favorable que se incorpore el pueblo, consumidor del 60% de la energía. En el horario pico esa cantidad es mayor, así que todo lo que podamos hacer en los hogares para desplazar la demanda fuera de ese momento es favorable", pidió García Barreiro a los ciudadanos.

El ministro también admitió los problemas con el gas licuado, del que dependen casi dos millones de cubanos, pero prometió que estaba a punto de solucionarse. "El suministro de gas está garantizado y tenemos contratos firmados hasta diciembre. El fin de semana se debe estabilizar el servicio en las provincias orientales, el martes en el centro del país y el jueves en el occidente. No hablamos solamente del gas normado, sino también de la venta liberada con su ciclo habitual", dijo.

Entre los servicios afectados en su área está el abastecimiento de gasolina en los servicentros, que según su compromiso, estará resuelto a finales de mes, por lo que pidió estirar las existencias actuales.

La consecuencia directa de esto es el daño a otro sector, el transporte, que mantiene a los cubanos paralizados. Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del ramo, también compareció para dar explicaciones

La consecuencia directa de esto es el daño a otro sector, el transporte, que mantiene a los cubanos paralizados. Eduardo Rodríguez Dávila, ministro del ramo, también compareció para dar explicaciones.

De 1,1 millones de personas que se transportan diariamente, hoy solo lo hacen unas 600.000 y los viajes han bajado de 7.000 a 4.000. "Por eso hay que pedir mayor colaboración a los ómnibus de las empresas", pidió Rodríguez Dávila.

El ministro solicitó también ayuda a los choferes y advirtió de que los inspectores y la policía están desplegados por si la colaboración no fuera voluntaria.

En un nuevo intento de decir una cosa y la contraria, Rodríguez Dávila indicó que los trenes no tendrían "ninguna afectación", pero a partir de este domingo, y pese a que comienza un nuevo itinerario de una salida al oriente del país, habrá reestructuración de horarios. Además, conminó a quienes tenían un billete ya comprado a recuperar el importe si se ha producido alguna modificación en su salida por la que ya no proceda su uso.

No sufrirán para ser transportados, en cambio, los medicamentos. Aunque para eso tendrá que haber existencias. El ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, otro de los comparecientes, explicó que se está en el mejor momento de producción de fármacos de los últimos cuatro años, pero que aún falta mucho por mejorar, sobre todo por el bloqueo, del que volvió a echar mano poco después de que su colega, el ministro de Economía dijera: "Nuestra tarea es encontrar soluciones ante cada problema, no justificaciones".

El ministro de Salud sostuvo que están garantizados el combustible de las calderas en los hospitales y para las ambulancias, pero se potencian las derivaciones a otros médicos para disminuir los desplazamientos. También recordó que se destinará energía a la guerra contra las arbovirosis.

No estaba allí ningún responsable de Educación, pero Gil afirmó que no se dejará de dar clases "aunque puede haber corrimientos de horarios"

No estaba allí ningún responsable de Educación, pero Gil afirmó que no se dejará de dar clases "aunque puede haber corrimientos de horarios". Algunos comentaristas advirtieron de que sí se han suspendido clases en la Universidad Central Marta Abreu (UCLV) y la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, (Cujae).

Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, también estaba allí para hablar de algo novedoso: el teletrabajo. En ausencia de combustible y con problemas en el transporte, el Gobierno ha encontrado las bondades de este modo de mantener la productividad sin desplazamientos que, además, evitará "absentismo, las llegadas tardías y las salidas antes de hora", señaló.

No podía faltar, en tales circunstancias, un poco de épica. Por eso Díaz-Canel recurrió a los clásicos: Fidel Castro, los cinco héroes, y el amigo vietnamita. "Cuba no tiene un día sin historia", remató.

__________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 136