Las clases siguen suspendidas en la escuela de la Lisa donde fueron heridos varios estudiantes

La educación, considerada durante décadas como una de las principales banderas del oficialismo, no ha escapado de la crisis que vive la nación 

Tras el incidente las clases se mantienen suspendidas en el instituto politécnico de construcción civil Olo Pantoja. (14ymedio)
Tras el incidente las clases se mantienen suspendidas en el instituto politécnico de construcción civil Olo Pantoja. (14ymedio)

Las clases se mantienen suspendidas en el Instituto Politécnico de Construcción Civil (IPCC) Olo Pantoja, del municipio La Lisa en La Habana, desde que en la mañana de este lunes nueve estudiantes resultaron heridos por varias personas que invadieron la escuela, según confirmó 14ymedio.

El pasado martes una empleada, que prefirió el anonimato, confirmó a este diario que cuatro personas adultas entraron a la escuela, abrieron las puertas de las aulas y “comenzaron a repartir puñaladas”. Al menos cuatro alumnos debieron ser trasladados a un cercano hospital y el centro docente canceló sus clases hasta nuevo aviso.

Este miércoles la reja de entrada al politécnico se mantenía cerrada y los padres de estudiantes que se acercaban para preguntar no recibían información sobre la fecha de reapertura. Un empleado del lugar solo respondió a las constantes preguntas con el anuncio de que esta tarde “a las tres hay reunión de padres”.

Según el testimonio de la trabajadora del lugar que conversó con 14ymedio tras el incidente, al menos seis estudiantes fueron heridos, cinco varones y una mujer, con arma blanca. El Hospital Pediátrico de Marianao confirmó que cuatro adolescentes fueron atendidos de emergencia, entre los cuales había uno con cortes en el rostro.

“De los cuatro atendidos solo uno permanece hospitalizado por una lesión ortopédica previa”, dijo una vocera del hospital.   

Los heridos fueron trasladados primeramente al Policlínico Cristóbal Labra, próximo al centro docente, para recibir los primeros auxilios. Una empleada de la escuela dijo que una vez en el policlínico un individuo intentó agredir nuevamente a los estudiantes, pero fue detenido por la policía. Según esta fuente, tres de los cuatro atacantes han sido detenidos.

14ymedio intentó comunicarse con la estación policial de La Lisa pero no obtuvo respuesta a múltiples llamadas. Los medios oficiales no han reportado sobre el incidente.

“El problema que tiene la escuela es que no hay seguridad ninguna. La gente entra sin que le pidan identificación”, dijo la empleada telefónicamente.

La dirección del centro ha comunicado a los padres que acudieron a recoger a sus hijos que la escuela está “en evacuación”. Según una de las empleadas consultadas por este diario, varios padres han dicho que pedirán “la baja” de sus hijos del centro educativo por temor a que hechos violentos como el de este lunes se repitan.

El Hospital Pediátrico de Marianao confirmó que cuatro adolescentes fueron atendidos de emergencia, entre los cuales había uno con cortes en el rostro

La Escuela Olo Pantoja se ubica en la avenida 51 y calle 222 y se ocupa de formar técnicos medios de la Construcción en especialidades de carpintería, albañilería y otros. Su nombre rinde homenaje a Orlando Pantoja Tamayo, uno de los hombres que acompañó a Ernesto Guevara a la guerrilla en Bolivia donde falleció el 8 de octubre de 1967.

El Gobierno mantiene una férrea censura sobre los hechos violentos o delictivos que ocurren en las escuelas y de los que raramente se ocupa la prensa oficial. Los escasos reportes sobre violencia escolar, prostitución y acoso son realizados por la prensa independiente de la Isla.

A principios de año trascendió que un refugio soterrado en una secundaria básica de Camagüey servía como lugar de encuentro y ocio a un grupo de jóvenes de entre 13 y 23 años que se han visto involucrados en una causa de corrupción de menores y consumo de drogas.

Seis muchachas y un muchacho de entre 13 y 15 años se reunían en el refugio con jóvenes de entre 16 y 23 años para presuntamente consumir alcohol y medicamentos controlados como la carbamazepina y la difenhidramina.

La educación cubana, considerada durante décadas como una de las principales banderas del oficialismo, no ha escapado de la crisis que vive la nación desde el fin de los subsidios soviéticos a inicios de los años 90. El éxodo de maestros y la baja calificación del personal ha obligado a la contratación masiva de jóvenes en programas de formación emergente de maestros.

En 2008 un estudiante de 12 años murió tras ser golpeado con una silla escolar por su maestro, quien tenía 17 años. El homicidio, ocurrido en la escuela secundaria básica Domingo Sarmientos, en Lawton, no recibió cobertura en la prensa oficial.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9