Impugna su despido por la Oficina del Historiador para denunciar las "arbitrariedades"

Claudia Genlui Hidalgo fue apartada de su puesto tras ofrecer una conferencia sobre arte independiente en la Embajada de la República Checa

Genlui tiene prohibido pasar a la oficina si no es acompañada del administrador o de un especialista. (Cubanet)
Genlui tiene prohibido pasar a la oficina si no es acompañada del administrador o de un especialista. (Cubanet)

Claudia Genlui Hidalgo, trabajadora de la Oficina del Historiador despedida a finales de diciembre tras ofrecer una conferencia sobre arte independiente en la Embajada de la República Checa, presentó una apelación ante la Fiscalía General esta semana a pesar de su desconfianza en la utilidad del trámite.

"No creo que se me devuelva el cargo y muchísimo menos el puesto que tenía dentro de la Oficina del Historiador, ellos fueron muy claros y va más allá de si cometí o no una infracción. Hace rato que les molestaba que yo estuviera en ese puesto. Cuando en el mes abril comenté el arresto de Luis Manuel Otero durante la Bienal, detenido por hacer una carrera por Daniel Llorente, se creó ya cierta presión sobre mí para que yo pidiera la baja, pero yo decidí que no lo haría", cuenta a 14ymedio.

Según recuerda, en aquel momento la presión vino también de su jefa, que llegó a enviarle un mensaje para decirle que debería pedir la baja en el centro laboral por salir en defensa del artista, que además es su pareja. "No me parecía justo y no la pedí. Eso quedó ahí, pero se generó mucha tensión", añade.

Aunque Genlui no tiene buenas expectativas con el proceso iniciado ahora, sostiene que ha decidido llevarlo a cabo "para darle visibilidad al proceso" y que queden al descubierto "todas esas grietas y arbitrariedades que se cometen y se han cometido".

Para la curadora son muchos los intelectuales y personas que "alguna vez estuvieron vinculadas a un cargo dentro de las instituciones como trabajadores y, por pensar diferente o relacionarse con personas que piensan diferente, fueron sometidas a la separación definitiva de su centro laboral u otras sanciones, como es el caso de Oscar Casanella".

Son muchos los intelectuales y personas que "alguna vez estuvieron vinculadas a un cargo dentro de las instituciones como trabajadores y, por pensar diferente, fueron sometidas a la separación definitiva de su centro laboral"

Ahora la Fiscalía tiene un plazo de 60 días máximo para dar una respuesta a la historiadora del arte, que le entregó una copia del documento legal remitido por sus abogados el 30 de diciembre. "En esa apelación se narran los hechos tal y como ocurrieron", reivindica.

Los trabajadores de Factoría Habana, la galería de arte de la que fue expulsada, rechazan la medida que se le impuso, según su versión. "Uno de ellos protestó porque en la reunión que se hizo para hablar de mi expulsión no pudo estar presente al estar de vacaciones y solamente se enteró por las redes. Al regresar dejó clara su posición, igual que mis otros dos compañeros. Incluso la administración me ha apoyado en todo momento", esgrime.

Pese a ello, Genlui tiene prohibido pasar a la oficina si no es acompañada del administrador o de un especialista. "El otro día quería subir a recoger unas cosas que había dejado. El hecho de que no me dejaran pasar fue impactante para mí, pero es la orden que les han dado", explicó. "Concha Fontenla, mi directora, ni me defendió ni me condenó, simplemente se limitó a mandarme un mensaje para decirme que me deseaba suerte y, más recientemente, otro para desearme feliz año".

La historiadora asegura que lo justo sería que haya un juicio en el que pueda exponer todas las razones por las que considera injusta la medida y se conozca la verdadera razón por la que ha sido apartada de manera definitiva de su puesto laboral.

Antes de ser despedida Genlui ocupaba el cargo de especialista principal de Factoría Habana, lo que, en la práctica la convertía en directora de la institución. Además, forma parte del Movimiento de San Isidro y ha llevado a cabo varios trabajos vinculados con el arte independiente y curadurías como la del proyecto de Luis Manuel Otero Alcántara, La bandera es de todos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26