Kata Mojena: "Soy una luchadora pacífica por la democracia y la libertad de Cuba"

La líder opositora dice que le gustaría escoger la educación para sus hijos y que su país se convierta en un Estado de Derecho 

Katherine Mojena, activista de la Unión Patriótica de Cuba. (14ymedio)
Katherine Mojena, activista de la Unión Patriótica de Cuba. (14ymedio)

Iba a ser psicóloga, para ayudar a enmendar vidas, pero su propia existencia se vio sacudida por un torbellino que dura hasta el día de hoy. Katherine Mojena tiene una de esas sonrisas que calma y apacigua, una alegría que las amenazas y el miedo no le han podido quitar.

Nació en Santiago de Cuba, a dos cuadras de la antigua fábrica de ron Bacardí, en pleno centro, y en esa ciudad vive todavía. Una parte de su familia, según cuenta, tenía una vida muy comprometida con el Gobierno mientras otra era más "apática" en asuntos de política. "Con el paso de los años me fui pareciendo más a mí, más a mi generación que a mi familia", dijo.

Lleva sobre sus hombros años de activismo por los Derechos Humanos en Cuba. La democracia, el Estado de Derecho, y la libertad de su país son parte de las batallas cotidianas que le ocupan cada jornada. 

Incluso cuando ha sufrido en carne propia la represión contra ella y su familia y muchas de sus compañeras sufren prisión, asegura que prefiere "ir a prisión por motivos políticos" que por malversar en un centro de trabajo estatal para dar de comer a sus hijos.

Mojena define como una "etapa turbulenta" de su vida su primer año de universidad. Para ese entonces ya compartía su vida con el que hoy es su esposo y el padre de sus dos hijos, el coordinador juvenil de la Unpacu, Carlos Amel Oliva.

"Comencé a tener problemas con mis profesores porque la bibliografía para el estudio no estaba en formato impreso, los libros eran muy antiguos y la bibliografía que se utilizaba estaba en formato digital y yo no tenía memoria flash, ni computadora, ni teléfono", relata.

"Comencé a tener problemas con mis profesores porque la bibliografía para el estudio no estaba en formato impreso. Yo no tenía memoria flash, ni computadora, ni teléfono"

Para estudiar solo podía imprimir todas las páginas digitalizadas, a precios prohibitivos para una estudiante universitaria, o permanecer hasta altas horas de la noche en las computadoras de la sala de navegación de la universidad, exponiéndose a ser asaltada en las calles santiagueras. 

Mojena comenzó a visitar a un grupo de la iglesia cristiana con cuyos miembros compartía puntos de vista sobre la realidad nacional. “Allí intercambiamos ideas de cómo eran en realidad las cosas” en el país y sobre “los culpables de los problemas y sus posibles soluciones”.

Las dificultades del entorno universitario sumado al nacimiento de su primer hijo la alejaron de las aulas de manera momentánea, primero, y definitiva después. En ese punto encontró el camino que hoy le ocupa la mayor parte de tiempo, su voluntad de lograr “una Cuba libre y democrática”.

Fue en el año 2014 cuando comenzó su activismo en Unpacu. Además de participar en las marchas y mítines de la organización Mojena también es la editora de muchos de los materiales audiovisuales que realizan para compartir luego en las redes sociales. “En 2016 fui ascendida a la dirección de la organización. Comenzar a militar en Unpacu marcó un antes y un después en mi vida, también he aprendido muchísimo y logré forjar mi carácter de luchadora pacífica por la democracia y la libertad de Cuba”.

Para Mojena es necesario llevar a todos el debate sobre la vida social y política del país, sobre todo temas de derechos humanos, democracia, Estado de Derecho y libertad. “Los intercambios con los jóvenes surgieron teniendo en cuenta que en Cuba las materias sociales y políticas están diseñadas para que las personas vean como normal la falta de diversidad y acepten el modelo de partido único que nos tienen impuesto”, agregó.

De su abuela aprendió la importancia de la unión familiar a pesar de cualquier diferencia o dificultad. En una oportunidad, cuando todavía el círculo de sus parientes más cercanos no conocía de sus actividades, la Seguridad del Estado envió a su abuela, a través de uno de sus agentes, el mensaje de que su nieta era una “contrarrevolucionaria” que “hablaba con Radio Martí” y que publicaba “cosas en contra de la Revolución”.

La Seguridad del Estado envió a su abuela, a través de uno de sus agentes, el mensaje de que su nieta era una “contrarrevolucionaria” que “hablaba con Radio Martí”

Mojena cuenta que en su familia esa revelación “fue una bomba” pero que prevaleció la enseñanza que su abuela había inculcado a todos: “la familia está por encima de todo y que se debe cuidar, proteger y defender siempre”. 

“Pese a que no entendían mucho por qué yo asumía tantos riesgos y tenían mucho miedo de que me pasara algo, mi familia siempre me apoyó y me defendió y actualmente son los que están ahí cuando hay un asalto o cuando ocurre cualquier cosa. Eso es algo muy reconfortante que aunque ellos no estén en la oposición y no comprendan lo que hago, están ahí apoyándome en momentos difíciles”, dice. 

Mojena sueña con una nación donde el Estado solo intervenga cuando la empresa privada o la sociedad civil no sean efectivas. Que se encargue de atender a los grupos sociales más vulnerables, pero que no limite o impida el desarrollo de las fuerzas productivas. 

“Quiero para Cuba un Estado de Derecho, con división e independencia de los poderes públicos, con una economía abierta y descentralizada donde las personas pudiesen hacer sus negocios, producir, generar riquezas, empleos. Un país con igualdad de oportunidades, igualdad ante la ley, donde se respeten las libertades y derechos fundamentales, donde existiesen mecanismos para cuestionar y corregir malos funcionamientos”, dice la opositora. 

Sobre todo, la militante de Unpacu quiere vivir en una Cuba donde pueda escoger la educación que desea para sus hijos e implicarse en proyectos para ayudar a la emancipación de la mujer y al desarrollo del poder ciudadano”.

_________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 32