Marabú habanero

Después de desplazar a la palma real en el campo, el marabú ha conseguido que la gente se acostumbre a su presencia

El marabú se extiende también por La Habana. (14ymedio)
El marabú se extiende también por La Habana. (14ymedio)

A ambos lados de la Carretera Central y de la Autopista Nacional no hay otra planta que domine tanto el paisaje como el marabú. Sin embargo, este arbusto espinoso -que se ha convertido en una plaga en los campos de la Isla- ya no es solo un elemento de las zonas rurales sino que extiende su presencia también a las áreas urbanas.

En la céntrica intersección habanera que conforman las calles Carlos III, Infanta y Ayestarán, una mata de marabú crece desafiante a pocos centímetros de donde circulan los taxis colectivos y sacan fotos los turistas. La mayoría de los transeúntes no se percata de su presencia, otros bromean sobre el avance de la epidemia en las ciudades y unos pocos recuerdan que actualmente la planta invasora no está tan mal vista.

La que hasta hace pocos años era tenida por una especie indeseable ha pasado a erigirse en materia prima del carbón vegetal que el país exporta a EE UU, Europa y otras regiones. Recientemente las autoridades encargaron a China la fabricación de un prototipo de cosechadora de marabú para aliviar el duro trabajo que ahora realizan brigadas de hombres con guantes y machetes. Algunos artesanos también la utilizan para tallas y accesorios de madera, mientras que no pocos campesinos la consideran una infranqueable barrera para impedir el paso de extraños a sus terrenos.

Así, lentamente, después de desplazar a la palma real en el campo, el marabú ha conseguido que la gente se acostumbre a su presencia y empiece a sacarle partido a sus gruesas ramas. Le ha ganado la batalla a las otras plantas, a los insultos y a los planes estatales para acabar con él.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28