Montaner recomienda ofrecer salidas a los militares que apoyan el chavismo

"Me duele no haber regresado jamás a Cuba", dice el escritor, que considera probable que, por su edad, no verá un cambio en la Plaza de la Revolución

Carlos A. Montaner no cree que con Miguel Díaz-Canel vaya a haber un nuevo horizonte democrático. (EFE)
Carlos A. Montaner no cree que con Miguel Díaz-Canel vaya a haber un nuevo horizonte democrático. (EFE)

"Aunque nos repugne, hay que tenderles un puente de plata a los militares que en Venezuela están cansados de haber sido los vasallos de una dictadura como la cubana, mucho más pobre, atrasada y pequeña que la colonia a la que dominan. Una vez que se enfrenten a 'los cubanos' verán que será muy fácil sacarlos del juego, como hicieron en Ecuador y Bolivia". Esta es la clave, a juicio de Carlos Alberto Montaner, para que el chavismo salga del poder en Venezuela, según ha contado el escritor y periodista en una entrevista al PanAmPost.

Como ya ha indicado en numerosas ocasiones, Montaner insiste en que la transición española es un modelo a imitar para Cuba, lo que pasa por "decretar una especie de amnesia" en un primer momento para convencer a quienes apoyan al castrismo o el chavismo de que hay más vida después de ellos y no piensen que la alternativa es la persecución.

"Es saludable asumir que uno morirá en el destierro y que lo sorprenda la caída de la dictadura. Mi abuela paterna, Herminia Hernández, nació en el exilio en el siglo XIX, pero murió en Cuba"

"Me duele no haber regresado jamás a Cuba", dice el escritor, que considera probable que, por su edad, no verá un cambio en la Plaza de la Revolución que, cuando salió de la Isla, pensó que llegaría rápido. "Es saludable asumir que uno morirá en el destierro y que lo sorprenda la caída de la dictadura. Mi abuela paterna, Herminia Hernández, nació en el exilio en el siglo XIX, pero murió en Cuba".

En su último libro, Sin ir más lejos, Montaner hace balance de su vida y confiesa que, de haber sabido que su exilio no sería breve, le hubiera gustado arraigar en Estados Unidos o España. "Les habría ahorrado a mis hijos la sensación de extrañamiento con que, al menos yo, he vivido", dice en su inventario de cosas que lamenta.

En la entrevista, Montaner habla desde la experiencia para recomendar a los venezolanos, como el periodista que la realiza, que actúen como si su exilio fuera permanente sin perder la esperanza de que habrá un cambio y quizá ese día decidan sobre su regreso a su país. Pese a sus prevenciones, considera que Maduro puede caer pronto, aunque ve aún más cerca el final de Ortega. "Es tan perentorio el sostén de Maduro que creo que los venezolanos serán libres a corto o mediano plazo. (...) Quizás sea inminente el fin del sandinismo en Nicaragua", sospecha con dudas.

Además, traslada otra recomendación válida para cubanos y venezolanos. "No olviden que aquellos polvos trajeron estos lodos. Fueron los infinitos errores cometidos en la República los que instalaron a Fidel Castro y a Hugo Chávez en el poder. La República requiere ciudadanos virtuosos que estén convencidos de que todas las personas están protegidas por los mismos derechos, pero a cambio deben someterse a la autoridad de las leyes".

Montaner también se refiere a Juan Guaidó, al que traslada cuatro consejos. Que se cuide de la corrupción en su entorno, que siga siendo un joven idealista pero eficaz, que no pierda tiempo a responder a quienes lo rechazan dentro de la oposición y que piense que la prensa que juzga sus acciones cumple con su tarea. "La manera de tener una prensa favorable es con transparencia y honestidad", reivindica.

Para el intelectual, la primera victoria del jefe del Parlamento sobre el chavismo es que ya no se atreve a castigarlo personalmente y recurre a atacar a su entorno, y cita como ejemplo la detención de su tío, Juan José Márquez, que está acusado de transportar explosivos en el vuelo de la compañía portuguesa TAP que los trajo de regreso a Caracas tras la gira internacional de Guaidó.

La oposición debe convencer a Colombia y a Brasil de albergar tropas de jóvenes exiliados. ¿No acampa el ELN y las FARC disidentes colombianos en Venezuela?

"Mientras Guaidó tenga el apoyo de Estados Unidos y otros 58 países no importa lo que haga o deje de hacer Maduro. Eso sí, la oposición debe convencer a Colombia y a Brasil de albergar tropas de jóvenes exiliados. ¿No acampa el ELN y las FARC disidentes colombianos en Venezuela? A Colombia le interesa contar con militares y guerrilleros venezolanos. En algún momento es posible que ese hipotético ejército sea vital para apoyar un golpe interno que restaure la democracia en el país", sugiere.

Montaner considera que a Guaidó le ha tocado liderar el cambio en Venezuela y que, tarde o temprano sellará una alianza con la opositora María Corina Machado que es "valiente, elocuente y muy eficaz", aunque el machismo que aún impera en Venezuela le impide prosperar, opina.

El escritor cierra la entrevista reivindicando, como es habitual, lo que considera el mayor valor que existe: "la libertad de tomar todas las decisiones que me atañen con la menor interferencia del exterior. El ser humano ha nacido para ser libre".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 68