Particulares y municipios se movilizan para ayudar a los ancianos

Iniciativas estatales e independientes intentan facilitar a los más vulnerables el confinamiento

Las personas mayores, con patologías previas o discapacitados son quienes más deben evitar circular por las calles. (Flickr/M. Garabedian)
Las personas mayores, con patologías previas o discapacitados son quienes más deben evitar circular por las calles. (Flickr/M. Garabedian)

Las iniciativas para apoyar a la población más vulnerable al covid-19 se han multiplicado en Cuba desde sectores independientes y estatales. Las personas mayores, con patologías previas o discapacitados son quienes más deben evitar circular por las calles para protegerse al máximo del riesgo de contagio que, en su caso, puede ser letal.

En la barriada habanera de El Cerro, varios vecinos se han organizado para ayudar al gran número de mayores que reside en la zona. Algunos de ellos son asiduos a la parroquia El Salvador del Mundo, donde han establecido contacto con personas de la tercera edad que viven solas o en situación vulnerable.

"Estamos haciendo nuestra propia pesquisa cada día por las casas de esos ancianos para saber qué necesitan. Les llevamos desde medicinas hasta comida, en caso de que les haga falta", cuenta a este diario Xiomara Ruiz, una de las promotoras de la iniciativa. "Al principio empezó como algo espontáneo y cada cual ayudaba al viejito que tenía más cerca, pero ahora nos hemos organizado un poco mejor".

"El problema es que la mayoría de los negocios de comida están cerrados y no podemos tocar esas puertas para pedir ayuda"

La mayor dificultad del reparto está en abastecerse. "El arroz está perdido, los frijoles muy caros y cualquier producto cárnico te obliga a hacer varias horas de cola, por lo que tenemos que inventar bastante para tener un almuerzo cada día que tenga algo de proteína", lamenta la mujer. "El problema es que la mayoría de los negocios de comida están cerrados y no podemos tocar esas puertas para pedir ayuda".

La barriada donde reside Ruiz, una de las zonas más pobladas de la capital cubana, tiene serios problemas habitacionales, dificultades con el suministro de agua y un alto nivel de delincuencia. "No solo los estamos alimentando, sino cuidándolos para que nadie se aproveche de esta situación y les robe o lastime", explica. "Tenemos en esta área muchos ancianos cuyos hijos no están en Cuba y que necesitan supervisión constante".

Entre las iniciativas está la de ayudarles a cobrar las remesas en las oficinas de la Western Union, donde estos días las colas se han alargado más. Los familiares tienen varias personas de confianza para cobrar las transferencias. "Hacemos la cola, cobramos y le traemos el dinero al anciano. A veces también aprovechamos para hacerle algunas compras".

Ranchueleros Unidos es otra de las iniciativas puestas en marcha desde Ranchuelo, en Villa Clara. La iniciativa surgió en 2017 en Ecuador y desembocó en un proyecto humanitario independiente de más de 7.000 miembros de 70 países que contribuyen para que las personas más vulnerables tengan acceso a alimentos y medicamentos.

En una entrevista publicada este lunes por Diario de Cuba, su fundador, Lázaro Batule, explica que actualmente se están haciendo entregas de dinero en efectivo, en ocasiones hasta de 500 pesos. La iniciativa, desde sus orígenes, ha permitido la entrega de almuerzos a personas mayores o con discapacidades. Sus propios familiares colaboran en las entregas de las comidas, que prepara una paladar del pueblo, pero también tienen a un profesional contratado para las personas con situaciones más graves.

Según explica Batule, los vecinos juegan un papel esencial en la identificación de los casos más vulnerables y su asistente social verifica la necesidad de la ayuda.

En Mayarí, Holguín, en cambio, la ayuda llega por decisión municipal, aunque lo hace de forma desigual. Los funcionarios de los consejos populares y los del Sistema de Atención a la Familia llevan semanas trabajando de forma conjunta para que los ancianos reciban un servicio de comida a precios subvencionados por el Estado sin salir de casa.

El menú incluye normalmente unos cinco platos que pueden consistir en una ración de arroz por 25 centavos o un plato fuerte por unos 40 o 50 centavos. El huevo cuesta 15 centavos, la harina dulce 15 centavos.

El menú incluye normalmente unos cinco platos que pueden consistir en una ración de arroz por 25 centavos o un plato fuerte por unos 40 o 50 centavos. El huevo cuesta 15 centavos, la harina dulce 15 centavos

Osmel Ramírez, periodista independiente que reside en el consejo popular de Guayabo, cuenta a 14ymedio que, aunque estas medidas son disposiciones del municipio, cada uno de los 21 consejos populares debe gestionar la ayuda y, aunque en el suyo funciona adecuadamente, no en todos pasa lo mismo.

"No todos van a la misma velocidad, porque primero hay que hacer un levantamiento de todos los casos para luego actuar. Aquí se hizo rápido porque movilizaron a muchas personas que han quedado ahora sin trabajo pero no ha sido así en todo el municipio", explica.

Los padres de Ramírez se han visto beneficiados por esta medida que él considera una ventaja para todos y, en su caso, son atendidos por una maestra que trabajaba en la escuela más próxima a su residencia, cerrada desde hace más de un mes. Según explica, ella también sale ganando, porque en lugar de cobrar el 60% de su salario podrá, no sólo percibirlo íntegro, sino ganar algo más.

Además de los maestros, también los bicitaxistas son un sector que se ha vinculado al servicio, ya que tampoco ellos han podido seguir trabajando desde que se tomaron medidas de limitación del transporte para contener la epidemia.

"La presidenta del consejo y los delegados aquí andan en carretones haciendo censos y chequeando que el reparto sea efectivo. (...) Por eso lo celebro, porque es justo reconocer lo útil y bueno. Así como denunciar lo malo", sentencia el reportero.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0