La Plaza Carlos III prohíbe el consumo de alcohol en su área de juegos infantiles

Desde el tercer domingo de junio entró en vigor la nueva restricción 

Un cartel con la prohibición se encuentra desde el tercer domingo de junio en Carlos III. (14ymedio)
Un cartel con la prohibición se encuentra desde el tercer domingo de junio en Carlos III. (14ymedio)

Tras sucesivas denuncias, la administración de la Plaza Carlos III ha suspendido la venta de bebidas alcohólicas en su área infantil, según comprobó este miércoles 14ymedio. Hasta hace un mes, en el más importante centro comercial de La Habana compartían el mismo espacio los consumidores de cerveza o ron y los niños disfrutando de los aparatos de juego.

Desde el tercer domingo de junio entró en vigor la nueva restricción y un cartel advierte de que está prohibido el consumo de alcohol en la zona de las cafeterías de la planta baja, cercanas al área de juegos destinados a los niños.

Numerosas familias ocupan las sillas y mesas donde se vende pizzas, bocaditos y pollo frito, entre otros productos, pero solo acompañaban su comida con refrescos, agua y malta.

Algunos intentan romper las reglas. En una mesa llama la atención dos latas de cerveza Cristal, cuyos dueños se justifican diciendo que las han comprado en la esquina. Pocos minutos después llega un camarero y les dice con firmeza: "Tienen que sacar eso de aquí”.

Aunque la nevera del lugar todavía dice Heineken y lleva la imagen de una cerveza bien fría, dentro solo tiene envases con agua y latas de refresco. “Desde el día de los padres aquí está prohibida la venta y el consumo de bebidas alcohólicas”, cuenta a este diario uno de los empleados.

Numerosas familias ocupan las sillas y mesas donde se vende pizzas, bocaditos y pollo frito, entre otros productos, pero solo acompañaban su comida con refrescos, agua y malta

El joven explica que desde entonces “hay muy poca venta” y además “se echan a perder los panes” y “casi no se vende el pollo frito” que eran los acompañantes preferidos de quienes venían para consumir alcohol.

Los padres que llegan con niños pequeños parecen satisfechos pero los empleados que despachan las bebidas y los alimentos no se muestran tan contentos. El mayor atractivo de su trabajo son las propinas o la venta de cervezas y pollos fritos que hacen pasar como si fueran de suministro estatal pero compran en realidad de su bolsillo en el mercado o, por la izquierda, a particulares.

Área de la planta baja del mercado Carlos III. (14ymedio)
Área de la planta baja del mercado Carlos III. (14ymedio)

Con los bajos salarios que reciben los trabajadores de las tiendas en pesos convertibles, menos de 30 CUC mensuales, la práctica de sustituir mercancías oficiales por otras provenientes del mercado negro o de los mercados minoristas es algo frecuente.

Con los bajos salarios que reciben los trabajadores de las tiendas en pesos convertibles la práctica de sustituir mercancías oficiales por otras provenientes del mercado negro o de los mercados minoristas es algo frecuente

A pocos metros de ahí, los camareros de la Escuela Culinaria de la cercana calle Xifré también han perdido un buen negocio. Ellos iban a comprar a la planta baja de la Plaza Carlos III la cerveza a 1 CUC para luego venderlas en su local a 1,25 o 1,50 CUC.

Ha cambiado también la atmósfera del centro comercial, donde antes era común ver peleas y clientes borrachos rodeados de latas de cerveza vacías.

"Esto es todo los días así y no podemos hacer nada, la gente no se controla ni siquiera después de que sacaron esta situación en el noticiero de la televisión", lamentó en marzo pasado un empleado del local en conversación con este diario.

En 2005 una resolución publicada en la Gaceta Oficial prohibió la venta de bebidas alcohólicas y cervezas a menores de 16 años. Las alarmas saltaron tras comprobar que la edad para iniciarse en la bebida no había dejado de descender en la Isla.

La edad promedio de inicio del consumo de alcohol es de 15 años. El psicólogo Justo Fabelo Rochy, coordinador del proyecto Tú decides, que busca crear conciencia del problema entre los adolescentes, advierte ante esta situación de que muchos adultos que desarrollan una adicción al alcohol comenzaron el consumo en estas edades tempranas.

___________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19