Raúl Castro prolonga su presidencia más allá de febrero de 2018

El Parlamento prorrogó su mandato por dos meses por los "graves efectos del huracán Irma"

Raúl Castro habla frente a los parlamentarios cubanos. (EFE)
Raúl Castro habla frente a los parlamentarios. (EFE)

En un giro de última hora, el Parlamento cubano prorrogó su actual mandato por dos meses, una decisión que alarga la presidencia de Raúl Castro más allá de febrero de 2018, cuando se esperaba que abandonara el poder. La decisión, propuesta por el Consejo de Estado a la Asamblea Nacional, se ha justificado con los "graves efectos del huracán Irma en la totalidad del territorio nacional".

La Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) aceptó modificar el cronograma de elecciones generales en Cuba, lo que permitirá que Raúl Castro y el actual Consejo de Estado permanezcan en el poder hasta el 19 de abril del próximo año, dos meses más tarde de lo que se suponía que debía concluir la VIII legislatura.

"El Consejo de Estado propuso a la ANPP extender el mandato de las asambleas provinciales hasta el próximo 25 de marzo del 2018, y de la presente legislatura de la ANPP hasta el 19 de abril, cuando serán electos su presidente y vicepresidente, así como del Consejo de Estado y sus miembros", reseña una nota publicada hoy jueves a las 10:21am hora de Cuba en el diario oficial Granma.

La Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) aceptó modificar el cronograma de elecciones generales en Cuba

La ANPP recordó que la Constitución de la República en sus capítulos 72 y 111 establecen la elección del Parlamento por un término de cinco años y su prórroga solo puede aprobarla la propia Asamblea "en caso de guerra o en virtud de circunstancias excepcionales".

Desde que se constituyó la Asamblea Nacional del Poder Popular en 1976 es la primera vez que se apela a estos capítulos para retrasar el cronograma de la toma de posesión de los parlamentarios y el consiguiente nombramiento del Consejo de Estado.

El anuncio coincide con la convocatoria hecha por el propio Raúl Castro en su condición de Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), para realizar en marzo próximo un pleno del Comité Central de la organización. La agenda de la cita incluye "profundizar en las experiencias obtenidas durante el proceso de implementación de los Lineamientos" y una "proyección estratégica para los años venideros", según la prensa oficial

La constitución cubana refrenda al PCC como "fuerza fuerza superior de la sociedad y el Estado", por lo que del pleno podrían emanar decisiones que impacten de manera significativa en la vida política de la Isla. Los analistas han especulado por meses sobre una posible "separación de poderes" que haga bicéfala la actual estructura de Gobierno en Cuba.

Por primera vez en la historia institucional de las últimas décadas del castrismo  existe la posibilidad de que la persona nombrada al frente del Consejo de Estado no sea la misma que dirige las filas partidistas.

"Como dije en el último Congreso de nuestro partido", recordó, "el 24 de febrero del 2018 concluyo y me retiraré"

El 24 de de febrero próximo estaba programado que Raúl Castro abandonara la presidencia si cumplía con la promesa que varias veces hizo en los últimos años. Su anunciada salida del poder fue tomada con suspicacia por algunos y vista como un hecho ineludible por otros, pero casi nadie discutió que su partida ponía punto final a seis décadas de mandato de la llamada generación histórica.

En 2011, durante el VI Congreso del Partido Comunista, Raúl Castro esbozó la limitación de los mandatos de cargos políticos y estatales "fundamentales" a un máximo de dos periodos consecutivos de cinco años cada uno.

Durante una visita de Estado a México en noviembre de 2015, Castro reiteró su decisión: "Como dije en el último Congreso de nuestro partido", recordó, "el 24 de febrero del 2018 concluyo y me retiraré", enfatizó ante periodistas del país azteca y la prensa internacional.

La misma idea la repitió durante el VII Congreso del PCC en el que enfatizó en la necesidad de desplegar una un plan para “rejuvenecer” el Gobierno de la Isla, aunque manteniendo el unipartidismo.

“En mi caso, no es un secreto que en 2018 concluirá mi segundo mandato consecutivo como presidente de los consejos de Estado y de Ministros, y cederé esa responsabilidades a quien sea elegido”, resaltó en aquella ocasión.

Mariela Castro dijo que “mucha gente” no quiere que su padre deje el poder y que están “presionando para que no lo haga”

Mariela Castro, hija del gobernante, dijo en una entrevista con Radio Euskadi en junio de este año que “mucha gente” no quiere que su padre deje el poder y que están “presionando para que no lo haga”.

La también diputada a la Asamblea Nacional cubana dijo que el proceso de sucesión se está preparando en Cuba “desde hace mucho tiempo” y que su padre abandonará el cargo “por la edad”. Raúl Castro tiene 86 años y José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del PCC, tiene 87.

En aquella ocasión Mariela Castro también mencionó a varios candidatos a la presidencia del país y dijo que podría haber “sorpresas” antes del esperado traspaso en la Plaza de la Revolución.   

La sucesión de Castro en el poder genera pocas especulaciones en las calles cubanas, donde la mayor parte de los ciudadanos da por hecho que el próximo presidente será alguien elegido por las altas esferas del poder, un heredero designado por la generación histórica.

____________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 91