Raúl Castro: la "transferencia a las nuevas generaciones marcha bien"

El secretario del Partido Comunista repasó la historia de las últimas seis décadas, criticó la política de Estados Unidos y abordó la crisis económica que atraviesa la Isla

Raúl Castro aprovechó la ocasión también para respaldar la gestión de Miguel Díaz-Canel. (EFE)
Raúl Castro aprovechó la ocasión también para respaldar la gestión de Miguel Díaz-Canel. (EFE)

Raúl Castro pronunció en la tarde de este martes el discurso principal del acto por el 60 aniversario de la revolución cubana en el cementerio de Santa Ifigenia, Santiago de Cuba. El secretario del Partido Comunista repasó la historia de las últimas seis décadas, criticó la política de Estados Unidos y abordó la crisis económica que atraviesa la Isla.

La ceremonia, a la que no asistió ningún mandatario extranjero, se realizó frente al mausoleo con los restos de José Martí y a pocos metros de donde se hallan las cenizas del exgobernante Fidel Castro. El actual presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, también estuvo presente en el acto aunque no hizo uso de la palabra.

Castro, con voz quebrada, repasó las efemérides y sucesos más importantes de la gesta revolucionaria y aludió al actual momento de confrontación entre Washington y La Habana. "No nos intimida el lenguaje de amenaza de Estados Unidos", y agregó que "los cubanos estamos preparados para resistir un escenario de confrontación que no deseamos".

El dirigente de 87 años llamó a los cubanos a prepararse "meticulosamente para todos los escenarios, incluyendo los peores"

El dirigente de 87 años llamó a los cubanos a prepararse "meticulosamente para todos los escenarios, incluyendo los peores" y "no dejar espacio al desconcierto e improvisación". Lanzó duras críticas a Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien horas antes aseguró que "la dictadura en Cuba es probablemente el ejemplo más perfecto de la mitología, de la miseria y de las violaciones de los derechos humanos".

En relación a la crisis económica que atraviesa la Isla, estancada en un pobre crecimiento de 1,1% del PIB y con una agudización del desabastecimiento, Castro llamó a "reducir todo gasto no imprescindible", a "diversificar las exportaciones" y profundizar la política de inversiones extranjeras.

"Un reto que enfrentaremos en el año que hoy comienza es la situación de la economía", una crisis que achacó a la caída de las exportaciones y al aumento del embargo estadounidense. Además desaprobó a "los analistas exteriores que suelen criticar el desempeño de la economía" de la Isla, negando los efectos que tiene el embargo estadounidense.

El expresidente aprovechó la ocasión también para respaldar la gestión de Miguel Díaz-Canel y adelantó que la nueva Constitución que será sometida a referendo en febrero próximo, será aprobada con un "respaldo mayoritario a la revolución y al socialismo".

"Puedo afirmar que el proceso de transferencia a las nuevas generaciones (...) marcha bien, digo más, muy bien, sin tropiezos ni sobresaltos. Y estamos seguros de que así continuaremos", apuntó el General de Ejército. "La revolución no ha envejecido, sigue siendo joven", enfatizó en otro momento del discurso.

Castro mostró el respaldo expreso del Partido Comunista a la gestión del ingeniero de 58 años y elogió sus métodos de trabajo, que incluyen "la visita a las comunidades y el intercambio directo con el pueblo, la rendición de cuentas de los dirigentes mediante medios de prensa y redes sociales y el control sistemático de los programas de desarrollo".

Castro mostró el respaldo expreso del Partido Comunista a la gestión del ingeniero de 58 años y elogió sus métodos de trabajo

El descalabro político que han sufrido varios Gobiernos aliados en América Latina, Castro lo achacó al cerco imperial. "La región se asemeja a una gran pradera donde una chispa podría generar un incontrolable incendio que dañaría los intereses de todo".

Desde el día anterior Santiago de Cuba estuvo bajo un fuerte operativo policial que se hizo más intenso alrededor de la casas de opositores y activistas. El activista Carlos Amel Oliva confirmó a este diario que la sede de la Unión Patriótica de Cuba estaba bajo vigilancia de la policía y la Seguridad del Estado.

La Avenida Patria que conecta a la ciudad con el cementerio también se mantuvo custodiada y el acceso al camposanto durante el tiempo que duró la ceremonia fue exclusivamente por invitación. El acto se transmitió al unísono en una gran pantalla en el teatro Heredia ante más de 2.000 personas que también necesitaron invitación.

Las autoridades locales colocaron kioscos con venta de comida y bebida en el parque Céspedes, en el centro de la ciudad, mientras que grandes altavoces transmitieron música desde el edificio del Ayuntamiento.

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 79