El oficialismo atribuye la presencia de Rosa María Payá en Lima a "maquinaciones secretas"

La activista desmintió una publicación de 'Cubadebate' en una entrevista por primera vez con la Agencia Cubana de Noticias

Rosa María Payá junto a un cuadro de su padre, Oswaldo Payá. (14ymedio)
Rosa María Payá junto a un cuadro de su padre, Oswaldo Payá. (14ymedio)

Rosa María Payá se convirtió esta semana en una de las pocas activistas cubanas que han conseguido llegar a la Cumbre de las Américas celebrada en Lima. Mientras la mayoría de los opositores que residen en la Isla se han visto sometidos a una restricción de movimientos con el fin de impedirles llegar a Perú, Payá, por vivir a caballo entre La Habana y Miami, ha podido burlar el cerco.

A sus 28 años, Rosa María Payá se ha convertido en una de las caras más visibles de la oposición cubana. Su presencia internacional ha aumentado el tono de los ataques que la Plaza de la Revolución le ha dedicado en los medios oficiales, particularmente en las últimas semanas.

Su ascendencia (es hija del fallecido disidente Oswaldo Payá) y sus buenas relaciones con el senador estadounidense Marco Rubio y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, han bastado al oficialismo para arremeter contra ella.

El último de los ataques se produjo este mismo martes, coincidiendo con su llegada a Perú para participar en los foros de la sociedad civil que se celebran en torno al encuentro entre líderes americanos. El diario oficial Cubadebate se hacía eco, con el título Maquinaciones secretas contra Venezuela y Cuba en Cumbre de Lima, de una presunta carta de la opositora a Luis Almagro que fue publicada originalmente en el blog Descubriendo verdades. Payá desmintió tajantemente ser autora de la misiva y alegó que el oficialismo había usado una fotografía de su firma en el montaje.

En junio de 2017 la televisión cubana presentó un reportaje intentando desprestigiarla por sus vínculos con algunos grupos del exilio de Miami, "la derecha internacional" y una presunta relación con la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA). Payá pidió cinco minutos en la televisión nacional para defenderse de tales acusaciones pero nunca recibió respuesta de las autoridades.

Este martes en cambio sí fue entrevistada por un medio oficial. La Agencia Cubana de Noticias (ACN) habló con la activista sobre la supuesta carta publicada en Cubadebate, momento que Payá aprovechó para pedir a la periodista que preguntase a la Seguridad del Estado "que es la que se dedica a difamar y a mentir sobre los defensores de los derechos humanos en Cuba".

"[En Cuba se vive] desde hace 60 años sin derechos, sin la capacidad de prosperar con el sueldo de nuestro propio trabajo y el único responsable de eso es un régimen totalitario", respondió al ser preguntada por su conocimiento del país debido a los cortos periodos de tiempo que pasa en la Isla desde la muerte de su padre en 2012.

"[En Cuba se vive] desde hace 60 años sin derechos, sin la capacidad de prosperar con el sueldo de nuestro propio trabajo y el único responsable de eso es un régimen totalitario"

Además, aprovechó el momento para hablar de su iniciativa, Cuba Decide, con la que pretende alcanzar la democracia en la Isla a través de un referendo vinculante, en un modelo similar a la consulta que acabó con el régimen de Pinochet en Chile. "Lo que yo quiero es que los cubanos puedan representarse por ellos mismos, que nadie más hable por todos los cubanos. Vamos a preguntarles en plebiscito", afirmó ayer a la agencia oficial.

"Estamos en un punto en que el régimen, el grupo de generales en el poder, está en una posición cada vez más vulnerable. Aunque parezcan inamovibles no lo son. No hay otro general bajado de la Sierra para asumir el poder en abril y los cubanos están cada vez más descontentos", dijo la opositora a 14ymedio en una conversación reciente.

"Nosotros no tenemos que convencer a los cubanos de lo que está mal en Cuba. Todos lo saben. No podemos vivir mejor por una razón intrínsecamente política. Vivimos en un sistema del terror, en una cultura del miedo", dijo Payá a 14ymedio.

"Cuba Decide no quiere influir al régimen, sino a la ciudadanía cubana. Sabemos que queremos forzar al grupo que está en el poder a hacer lo que ellos no quieren hacer, así que buscamos generar las condiciones de presión externas e internas para que los cambios se den de manera ordenada, pacífica, pero definitivamente", argumenta.

Los representantes del oficialismo cubano lamentaban su presunta exclusión, a la que calificaron de "malintencionada", del Foro de Juventudes

Payá considera que las condiciones en el país no están creadas para que un gran grupo de personas se manifieste en las calles, por lo que apuesta por lograr acuerdos de mínimos con otros grupos de oposición que permitan sumar fuerzas a su movimiento. "Intentamos simplificar el mensaje para llegar a más personas. Buscamos los puntos en los que estamos de acuerdo: Cuba necesita un cambio y a partir de ahí invitamos a sumarse a las fuerzas de la nación", dice.

Hasta el momento la Unión Patriótica de Cuba, el partido Pedro Luis Boitel, los sindicatos independientes, Opositores por una nueva república y varios movimientos de Iglesias independientes han acogido el llamado de Cuba Decide según su promotora.

Rosa María Payá ha agradecido la oportunidad que la periodista le dio ayer de hablar en un medio cubano. "Ojalá la prensa oficialista cubana cumpla con su misión de transmitir la verdad en lugar de servir a los represores en el poder y publique nuestras propuestas a los Estados asistentes a la secretaría de Cumbres de las Américas".

No permitirán "que sesione el foro con estos tres personajillos en la sala, porque no estamos dispuestos a dialogar con elementos financiados por organizaciones contrarrevolucionarias y terroristas"

A poca distancia, los representantes del oficialismo cubano lamentaban su presunta exclusión, a la que calificaron de "malintencionada", del Foro de Juventudes que reúne a los representantes de la sociedad civil con representantes de alto nivel de los Gobiernos.

"Cuando fuimos al Centro Empresarial San Isidro, donde ocurría el proceso de acreditación para el evento, nos interesamos por nuestra participación en el diálogo con los representantes de los Estados y nos dijeron que no habíamos sido seleccionados. Esta es una exclusión malintencionada, porque en el encuentro está previsto que participen 50 jóvenes, de los 150 que admitieron los organizadores para el V Foro de Juventudes, y 'casualmente' no escogieron a ningún cubano", declaró Ronald Hidalgo Rivera.

Además, el grupo denunció públicamente la "intromisión de tres elementos de la contrarrevolución cubana" como representantes de la juventud de la Isla en el encuentro. Y anunciaron que no permitirán "que sesione el foro con estos tres personajillos en la sala, porque no estamos dispuestos a dialogar con elementos financiados por organizaciones contrarrevolucionarias y terroristas". La guerra está servida.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 164