Sinsabores del nuevo carné de identidad

Oficina del carné de identidad en Camagüey. (14ymedio)
Oficina del carné de identidad en Camagüey. (14ymedio)

A un año de comenzada la expedición del nuevo carné de identidad en Cuba, muchos reconocen las ventajas de la moderna identificación pero critican el complejo proceso para obtenerla. En la provincia de Camagüey la confección y entrega de esta cédula se inició en mayo pasado, pero las demoras en la entrega y las largas colas siguen caracterizando su llegada a estas tierras.

Para conocer detalles sobre el proceso, 14ymedio se acercó a la oficina de carné de identidad este martes, donde desde horas de la madrugada se aglomeran personas interesadas en solicitar la nueva tarjeta,fabricada con policarbonato. El solicitante debe traer consigo uno o varios sellos de timbre por un total de 25 pesos cubanos. En el propio local se toman las huellas dactilares y se le realiza la foto al solicitante.

Entre quienes aguardaban para actualizar su carné de identidad se encontraba Gabriel Villafaña Bosa, cuyo documento anterior se ha deteriorado por el uso y los años. Este camagüeyano considera que el nuevo formato es "más fuerte y más duro", por lo que se disminuye el número de reemplazos por daños. Sin embargo, para conseguirlo hay que superar una larga espera.

La falta del documento puede afectar a la recepción de remesas

En ese caso se halla Yosbani Martínez, quien comenta: "Todavía no tengo el carné nuevo porque es un mundo de gente lo que hay aquí". Residente en las cercanías de la oficina, el joven asegura que ha pasado por el lugar a las cuatro de la mañana" y la cola llegaba a la esquina".

Con la intención de disminuir la avalancha de solicitudes, las autoridades han advertido que la sustitución del documento solo se hará en caso de pérdida, deterioro, cambio de dirección o alcance de la mayoría de edad. En declaraciones a la prensa oficial varios funcionarios han insistido en que no resulta obligatorio poseer el nuevo carné, pues los dos formatos anteriores mantienen su vigencia.

La inconformidad por la dilatada espera llegó hasta las páginas del periódico local Adelante, cuando en septiembre pasado la periodista Yasselys Pérez Chaos comentó que una amiga "luego de cinco días de colas nocturnas pudo clasificar para entrar a la oficina, donde una sola funcionaria de mala cara siente igual expedir tres que doce cédulas al día".

Las demoras implican un grave problemas para quienes han extraviado su identificación. "Imagínate que un policía me pare y me pida el carné. Cuando yo le diga no lo tengo, me va a llevar para la estación por gusto", advierte Villafaña Bosa. Incluso la falta del documento ha afectado su recepción de remesas: "¿Qué hago si mi papá me manda dinero? ¿Cómo puedo ir a cobrar a la Western Union sin carné?", pregunta el joven, en medio de una extensa fila.

Otros se resisten a perder la paciencia a pesar de los obstáculos. Es el caso de Adalberto Pérez Arteaga, quien cuenta: "Es el primer carné que tengo, porque llevaba 25 años preso y no participé en el cambio de formato anterior". El hombre también considera que el diseño del nuevo documento "luce mejor".

Las quejas más repetidas apuntan también a las continuas interrupciones del servicio de entrega de los nuevos carnés

Entre las novedades del documento están también el número de identidad a relieve, las tramas de seguridad, el contenido impreso con tinta invisible, las barras de lectura mecánica y una imagen fantasma al dorso.

Las quejas más repetidas apuntan también a las continuas interrupciones del servicio de entrega de los nuevos carnés, por diversos motivos. Este martes una fumigación paralizó el proceso en la única oficina habilitada para su expedición en la capital camagüeyana. Una pareja que aguardaba por el trámite para poder casarse decidió volver al otro día más temprano. "Ya son las cinco de la tarde y mira la cantidad de gente que hay aquí. Hemos perdido el día entero en esto", apuntó la mujer.

Hasta junio pasado se habían expedido en todo el país 380.645 carnés de identidad del nuevo formato. El 4% de la población mayor de 16 años. En Camagüey los números se muestran más modestos, pues de una población de 717.686 adultos, sólo unos 5.746 habían obtenido el documento hasta esa fecha, un 0,8% de la población local.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35