Tabaquera Habanos se considera a salvo de demandas por la ley Helms-Burton

Desde que EE UU reactivó en mayo pasado esa normativa que llevaba congelada desde su aprobación inicial en 1996 comenzó un goteo de demandas que han afectado a empresas extranjeras que operan en Cuba

Habanos prevé crecer más y reconoce el papel de los consumidores de EE UU en Cuba. (EFE)
Habanos prevé crecer más y reconoce el papel de los consumidores de EE UU en Cuba. (EFE)

(EFE).- La empresa Habanos, la firma hispano-cubana que lidera el mercado de los cigarros de alta gama elaborados en la Isla, descartó este viernes que exista riesgo de enfrentar una demanda bajo el título III de la Ley Helms-Burton, reactivado este año por la Administración estadounidense.

“Somos conscientes de otras empresas extranjeras que están en Cuba que han sido objeto de demandas, en nuestro caso, no. La verdad es que estamos tranquilos y no prevemos ninguna acción en contra”, manifestó a EFE el copresidente de la tabaquera, Luis Sánchez Harguindey.

El título III de la Helms-Burton permite a ciudadanos estadounidenses -también cubanos nacionalizados- demandar a empresas tanto cubanas como extranjeras que se estén beneficiando de propiedades que fueron expropiadas después del triunfo de la Revolución en 1959.

El ejecutivo de Habanos aseguró que la firma no tiene constancia de que exista riesgo de pleitos por alguno de los terrenos de la zona occidental de Vueltabajo, donde se siembran y cosechan las plantas de tabaco con las que se elaboran estos prestigiosos puros.

Habanos es una empresa mixta entre Cuba y España que comercializa en casi todo el mundo los afamados puros cubanos, con una cifra récord de ingresos de 537 millones de dólares en 2018

Tampoco esperan reclamaciones a cuenta de los inmuebles o terrenos de las célebres fábricas donde se “tuercen” las hojas para formar los cigarros.

“Estamos focalizados en nuestro negocio y despreocupados en cuanto a una eventual situación con el título III”, zanjó Sánchez Harguindey.

Desde que EE UU reactivó en mayo pasado esa normativa que llevaba congelada desde su aprobación inicial en 1996 comenzó un goteo de demandas que han afectado a empresas extranjeras que operan en Cuba, como las hoteleras españolas Meliá, Iberostar y Barceló, la canadiense Blue Diamond y la francesa Accor, así como a las plataformas de reservas turísticas Trivago, Booking y Expedia.

Habanos anticipa cerrar este ejercicio con un nuevo crecimiento tras el 7 % obtenido en 2018, gracias a factores como el buen comportamiento de sus mercados emergentes, pero también por los cigarros que los estadounidenses compran en Cuba al no poder hacerlo en su país.

El copresidente de la compañía, el español Luis Sánchez Harguindey, señaló en declaraciones a Efe que el año pasado fue "espectacular", con un récord de ingresos de 537 millones de dólares y un crecimiento cinco puntos por encima del obtenido por el mercado global del lujo, que fue del 2%.

"Este año vamos también en muy buena línea y pensamos seguir obteniendo también crecimientos al cierre del ejercicio", indicó el ejecutivo, quien destacó que mercados emergentes como el asiático (con China en cabeza), los países árabes y África "van a ser motores de crecimiento en los años futuros".

La compañía, que celebra ahora su 25 aniversario y comercializa en exclusiva en más de 160 países los afamados cigarros cubanos, mantiene también crecimiento en otras áreas tradicionales como Europa, en tanto la exportación a Estados Unidos permanece vedada por el embargo que Washington mantiene sobre Cuba desde hace casi seis décadas.

Según datos difundidos por la empresa en febrero, sus cinco primeros mercados en volumen de ventas en 2018 fueron España, China, Francia, Alemania y Cuba

Según datos difundidos por la empresa en febrero, sus cinco primeros mercados en volumen de ventas en 2018 fueron España, China, Francia, Alemania y Cuba, mientras que el continente europeo acaparó el 53% de las comercializaciones de productos de Habanos, por encima de las Américas, Asia Pacífico (15%) y África y Oriente Medio (14%).

Dentro de este crecimiento destaca el logrado en el mercado cubano, atribuido al auge del turismo en la isla y en particular a las compras que realizan los viajeros estadounidenses.

Los visitantes del país vecino aprovechan su estancia para comprar cigarros cubanos, que aunque no se pueden adquirir en EE UU, sí tienen permitida la entrada desde hace unos años siempre que se declaren como artículos para consumo personal, al igual que ocurre con el ron de la Isla.

"Es muy positivo que los consumidores americanos, aunque nosotros por el 'bloqueo' no podamos exportar directamente a EE UU, puedan venir a Cuba, comprar su producto favorito y podérselo fumar tanto aquí como en su país, y desde luego que ha ayudado a las ventas en el mercado cubano", agregó el copresidente de Habanos.

_______________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13