Vuelven los Lada, ahora con modelos "capitalistas y cómodos”

Los vehículos, utilizados para el transporte de pasajeros en moneda convertible, regresan fruto del renovado intercambio entre La Habana y Moscú

Los Lada recuperan el terreno perdido en las calles cubanas. (14ym)
Los Lada recuperan el terreno perdido en las calles cubanas y rivalizan con los Chevrolet en acaparar la atención de los turistas. (14ymedio)

Los Lada rusos se han multiplicado en los últimos meses en las calles cubanas. Los vehículos, que predominaron durante décadas en la Isla junto a los automóviles estadounidenses de mediados del siglo pasado, están de vuelta en modelos más modernos destinados al servicio de taxis. Su regreso es la avanzadilla del nuevo comercio de Moscú con la Isla.

Una larga fila de carros amarillos partía este sábado desde la puerta de la terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí y se extendía casi medio kilómetro por la carretera de acceso. La mayoría era de la marca Lada, recién llegados de la "madrastra patria", como se le llama, con un toque de humor, a Rusia.

A diferencia de aquellos Lada que desembarcaron en Cuba en los años 70 y 80, estos no se distribuyen por méritos laborales o políticos, sino que están destinados al transporte de pasajeros que pagan en moneda convertible. Cómodos, con aire acondicionado, líneas redondeadas y con bajo consumo de gasolina, poco se parecen a sus destartalados primos hermanos que aún circulan por las carreteras de todo el país.

A diferencia de aquellos Lada que desembarcaron en Cuba en los años 70 y 80, estos no se distribuyen por méritos laborales o políticos, sino que están destinados al transporte de pasajeros que pagan en moneda convertible

"Hasta hace poco un Lada era visto como un carro resistente pero feo, sin mucha estética ni modernidad", cuenta María Antonia, una conductora con 20 años de experiencia que lleva varias semanas frente al timón de uno de estos vehículos rusos. "Estos que han llegado se ven como cualquier vehículo moderno, ahora lo que falta es ver si saldrán tan fuertes como los otros".

El carro de María Antonia formó parte del primer cargamento en llegar a la Isla, con 344 vehículos Lada Vestus y Largus, como parte de un convenio entre el Gobierno cubano y la empresa productora rusa AvtoVAZ. "Al principio no quería que me cambiaran el Peugeot por este, pero ahora mismo estoy bastante contenta", dice.

Los Lada están muy presentes en las zonas turísticas y la conductora ya ha tenido varios clientes que querían hacerse fotos junto al carro mostrando la marca con una fascinación similar a la que despiertan los viejos Chevrolet.

Algunos colegas de María Antonia han agregado a sus tarjetas de presentación frases como "Lada moderno con amplio maletero" o "Lada capitalista y cómodo" para advertir a sus clientes que el viaje será en un vehículo que para muchos europeos y estadounidenses es casi una rareza. "Es mejor así, porque muchos turistas quieren saber en qué automóvil van a hacer el viaje, sobre todo si es largo".

Desde 2010 el Estado arrienda los taxis a los choferes que prestan servicio en moneda convertible y que ahora funcionan como trabajadores por cuenta propia. "El carro puede dormir en nuestras casas y lo protegemos del robo de piezas en las bases o piqueras", detalla.

Los taxistas por cuenta propia tienen la posibilidad de organizar su propio itinerario pero también asumen los gastos de mantenimiento, el pago del combustible y parte de la reparación del vehículo

Los taxistas por cuenta propia tienen la posibilidad de organizar su propio itinerario pero también asumen los gastos de mantenimiento, el pago del combustible y parte de la reparación del vehículo. Una vez al año también deben pagar impuestos sobre sus ingresos personales.

Por esa razón, un modelo muy moderno pero sin piezas o mecánicos especializados en el país puede dar más pérdidas que beneficios.

"Antes de éste manejaba un Audi, un carro muy bueno pero con el problema de las piezas de repuesto", cuenta a 14ymedio Roberto, un conductor de Panataxi que ve con buenos ojos el cambio. "Hasta ahora rueda bien y ya en la carretera central hay varios talleres privados que se están especializando en estos carros", añade. "Si un Lada de los viejos se podía arreglar hasta con un alambre de perchero, estos son más complejos".

"Por cada día tengo que pagar 35 CUC al Estado, por eso necesito un carro que ruede bien y que no se pase mucho tiempo en el taller, porque sino son pérdidas para mi", explica Roberto. "El Audi que tenía antes ya me lo habían dado de uso, después de haber pasado varios años en el servicio de renta a turistas, por lo que no era nuevo".

En cambio, el Lada que conduce ahora salió "del puerto para la empresa de taxi, cero kilómetro", apunta el chofer. Su único temor es que el acuerdo de suministro de piezas de repuesto que firmaron la parte cubana y rusa "no se cumpla o no lleguen a tiempo al país".

Roberto tiene razones para tener dudas sobre la rapidez y eficiencia del convenio.

Los An-158 se compraron en Ucrania pero el acuerdo para las piezas de repuesto se firmó con Rusia y las partes para sustitución y reparación nunca llegaron

Hace seis años Cuba compró seis aviones Antonov-158, de fabricación ruso-ucraniana, con la intención de modernizar la flota de la aerolínea estatal, pero poco tiempo después las aeronaves presentaron sucesivas dificultades y hubo problemas para adquirir las piezas de repuesto, según comentó a inicios de este año un trabajador de la empresa a este diario, bajo condición de anonimato.

Los An-158 se compraron en Ucrania pero el acuerdo para las piezas de repuesto se firmó con Rusia y las partes para sustitución y reparación nunca llegaron.

El comercio entre Cuba y Rusia ha resurgido en los últimos años y vive un momento de auge y los taxistas cruzan los dedos para que el flujo de repuestos no se corte. La posibilidad de comprar un vehículo moderno propio en un concesionario es prácticamente nula.

A pesar de que los cubanos pueden adquirir autos nuevos desde 2014, los precios resultan inaccesibles para la gran mayoría, pues el monto debe abonarse al contado. En una de esas tiendas, un Peugeot 508 cuesta 262.000 dólares. "Si ahora son Lada los que están arrendando, entonces tendremos Lada, porque no hay otra opción", explica el joven.

Y todo apunta a que los habrá para rato. En los primeros ocho meses de 2017 el intercambio comercial entre Moscú y La Habana aumentó un 52,3% respecto al año anterior y alcanzó un valor de 222,1 millones de dólares, casi el doble que un año antes.

A los carros privados no les permiten cargar pasajeros desde el aeropuerto, a no ser que sean familia o amigos, así que para este negocio tampoco sirve comprarse uno de uso"

"Estamos atados al carro que nos arriende el Estado, no podemos elegir entre un modelo y otro y ni soñar con comprar uno propio para hacer este servicio", aclara Lazarito, conductor también de Panataxi. "A los carros privados no les permiten cargar pasajeros desde el aeropuerto, a no ser que sean familia o amigos, así que para este negocio tampoco sirve comprarse uno de uso".

Rusia ha dado señales importantes de su interés por la Isla. Recientemente condonó el 90% de la deuda cubana de unos 27.000 millones de dólares que heredó de la extinta Unión Soviética. El 10% restante, equivalente a unos 3.500 millones se acordó entre ambos países que sería invertido en Cuba.

La punta de lanza de ese regreso ruso han sido por el momento los vehículos, pero algunos bromistas, como Lazarito, ya ven el regreso de "los ventiladores Órbita, las lavadoras Aurika y las revistas Sputnik a los estanquillos, si la cosa sigue como va".

___________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 58