Michael sube a categoría 4 a menos de 300 kilómetros de Florida

El huracán se despide de Cuba tras dejar daños materiales aún sin cuantificar

El huracán Michael provocó daños visibles en la provincia de Pinar del Río. (Radio Sandino)
El huracán Michael provocó daños visibles en la provincia de Pinar del Río. (Radio Sandino)

Centenares de miles de afectados por cortes eléctricos, casas anegadas y otros daños en viviendas, cultivos e infraestructuras son el saldo del huracán Michael a su paso por el extremo oeste de Cuba, de donde se aleja reforzado, tras subir a categoría 4, y más peligroso con destino a la península de Florida.

El meteóro mantiene vientos máximos sostenidos de hasta 210 kilómetros por hora en su avance por el Golfo de México en dirección al estado de Florida, según informó esta madrugada el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE UU.

De acuerdo al último boletín del NHC de las 6:00 GMT, el ojo de Michael está ubicado 275 kilómetros al suroeste de Apalachicola y 290 kilómetros al sur-suroeste de Panama City, ambas en Florida, y avanza en dirección norte a una velocidad de 19 kilómetros por hora. El NHC alertó en este último boletín de que la fuerza de Michael supone una "situación de peligro mortal".

El NHC alertó en este último boletín de que la fuerza de Michael supone una "situación de peligro mortal"

Se espera que Michael toque tierra este miércoles en Florida, donde podrá seguir fortaleciéndose sin llegar, probablemente, a la categoría 5, y que el jueves atraviese el sureste de EE UU en dirección noreste hasta volver a salir al océano Atlántico el viernes.

El saldo de Michael, tras su paso por la Isla, confirma que la provincia de Pinar del Río es la más afectada por el ciclón. Un total de 200.651 usuarios -el 87%- permanecen sin servicio eléctrico tras el temporal, anunció la compañía eléctrica estatal en su último informe.

"Decidimos quedarnos aunque la casa ya está muy malita pero es que si nos vamos de aquí, capaz que después nos lo roben todo", contaba Luis Bravo, vecino de Sandino, ayer a este periódico con las "últimas dos rayitas de la batería del móvil" que le quedaban.

"Hemos guardado las gallinas dentro de la casa para evitar pérdidas mayores y como los mercados están cerrados dependemos de lo que tenemos aquí y ahora", temía.

La familia de este productor agrícola tuvo que vivir desde el domingo con velas y un quinqué de keroseno. A la provincia de Pinar del Río se desplazó un contingente de más de 500 operarios de diversos lugares para ayudar en las labores de restablecimiento del servicio eléctrico y otras tareas para aliviar los daños producidos por Michael.

El número de evacuados no fue tan alto como en otras ocasiones, con unas 300 personas hasta la noche del lunes en Pinar del Río y un número indeterminado de vecinos desplazados en zonas vulnerables a inundaciones costeras en Isla de la Juventud y en la provincia de Artemisa.

En San Juan y Martínez, una zona tabacalera en Pinar del Río donde se cultivan los mejores habanos cubanos, hay casas de secado y terrenos dedicados a la siembrs de hortalizas y flores afectados. "No ha parado de llover desde la tarde del domingo y los caminos están cortados", detalla vía telefónica Misael Gutiérrez, un veguero de la zona.

La mayoría de los evacuados en los alrededores se han trasladado a casa de vecinos o familiares, a la espera de que las lluvias pasen y disminuyan los vientos, como han pronosticado los meteorólogos. "Hemos tenido peores huracanes por esta zona, pero en este caso el problema es que ha sido un año en el que ha llovido bastante y la tierra está muy húmeda. Basta un poco de agua y todo se inunda", lamenta.

En el valle de Viñales, repleto de turistas por esta época, los arrendatarios de casas privadas han optado por reforzar las medidas de seguridad para evitar daños humanos y materiales

En el valle de Viñales, repleto de turistas por esta época, los arrendatarios de casas privadas han optado por reforzar las medidas de seguridad para evitar daños humanos y materiales. "Desde que nos enteramos que venía la tormenta reforzamos el techo de la casa con sacos de arena", explica Romina, que alquila dos habitaciones en "casa rústica con techo de guano y paredes de madera".

Las más beneficiadas hasta ahora parecen ser las presas pinareñas, que están al 77% de su capacidad total. Al menos nueve de ellas están vertiendo. "Habíamos estado años deseando que lloviera pero lo de estos meses ha sido mucho y ahora con este huracán las cosas se han pasado", explica.

El Instituto de Recursos Hidráulicos mantiene una atenta vigilancia sobre los niveles de las presas del país, de las que hay más de una treintena desembalsando agua.

Michael, que pasó sobre la punta oeste de Cuba con fuerza 1 de 5 en la escala Saffir Simpson, dejó intensas lluvias, vientos huracanados, inundaciones y caídas de árboles y postes eléctricos no solo en Pinar del Río sino también en Isla de la Juventud, donde anegó viviendas, infraestructuras y cultivos y provocó más cortes eléctricos.

En ambas regiones también se han producido daños en los cultivos agrícolas, mientras el transporte por carretera ha quedado prácticamente cortado.

Las autoridades cubanas no han ofrecido de momento una valoración de los daños causados por el huracán, que según los informes más recientes no ha dejado muertos ni heridos graves.

En La Habana, una ciudad con serios problemas en la recogida de basura y desechos sólidos, la empresa estatal de comunales lanzó una ofensiva para limpiar calles y alcantarillados. Las áreas donde más intensamente se ha trabajado son las del Malecón, Santa Fé, La Habana Vieja y la empobrecida Centro Habana. En total se han retirado unos 71.000 metros cúbicos de desechos sólidos, fundamentalmente en zonas de alcantarillado y drenaje de las aguas, según informaron las autoridades.

En total se han retirado de La Habana unos 71.000 metros cúbicos de desechos sólidos, fundamentalmente en zonas de alcantarillado y drenaje de las aguas

También se reforzaron las brigadas de apuntalamiento de edificios y están activados los equipos responsables de esa actividad, ya que los derrumbes tras lluvias intensas son relativamente frecuentes por el mal estado de parte de las edificaciones de la capital.

En la provincia de Matanzas, que también estaba entre las cinco en alerta y donde se encuentra el popular balneario turístico de Varadero, las autoridades estaban preparadas para evacuar a más de 17.000 visitantes de los hoteles, aunque finalmente no ha sido necesario.

Pese a que las bandas de circulación externa del ciclón han seguido afectando a la zona oeste del país en las últimas horas con lluvias, tormentas eléctricas y rachas de vientos fuertes, el impacto del Michael sobre la isla tiende a disminuir a medida que se aleja.

El Instituto Meteorológico cubano también ha alertado de que se mantiene el riesgo de inundación en zonas bajas del litoral.

___________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez   haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5