El Estado aumenta la presión sobre los 'almendrones'

El cierre desde este martes de la piquera del parque El Curita supone una nueva zancadilla al trabajo de los 'boteros'

Desde la entrada en vigor de las últimas medidas se ha hecho muy difícil conseguir un 'almendrón' en La Habana. (14ymedio)
Desde la entrada en vigor de las últimas medidas se ha hecho muy difícil conseguir un 'almendrón' en La Habana. (14ymedio)

"Nos están cerrando el cerco por todos lados", lamenta Heriberto Ávila, un conductor que hace la ruta entre Santiago de las Vegas y las cercanías del Parque de la Fraternidad. "Primero nos prohibieron recoger pasajeros en las cercanías del Capitolio y ahora nos sacaron del parque El Curita", denuncia. "Estamos perdiendo mucho dinero porque los clientes no saben dónde estamos".

La principal piquera de almendrones de La Habana, en el parque El Curita, dejó de funcionar este martes y los transportistas privados deberán integrarse en las que gestiona el Estado. La Dirección General de Transporte Provincial anunció la medida en una nota en la que explicó las distintas alternativas para los usuarios y atribuyó el cierre a trabajos de reparación en el entorno y la reorganización del transporte que se lleva a cabo en los últimos meses en la capital.

Las medidas presuntamente encaminadas a solucionar problemas vinculados al transporte de pasajeros no están funcionando como deberían

Las medidas presuntamente encaminadas a solucionar problemas vinculados al transporte de pasajeros no están funcionando como deberían. Desde que en diciembre pasado entró en vigor el paquete de medidas que afectaba, entre otros sectores, a los boteros, los conductores se quejan del inevitable encarecimiento del servicio, que repercuten en los clientes.

Los días posteriores a la entrada en funcionamiento de la normativa, los boteros presionaron a las autoridades con una huelga ilegal que afectó seriamente la movilidad de La Habana. Desde entonces, el flujo de taxis particulares no se ha recuperado.

El Gobierno ha tratado de contrarrestar la situación importando y poniendo a circular nuevos vehículos estatales. En enero pasado llegó un lote de 89 ómnibus procedentes de China y otro de microbuses fabricados por la empresa rusa GAZ que brindan servicio entre las 6:30 am y las 10:00 pm, pero apenas logran aliviar los problemas del transporte en una urbe donde en los horarios picos los pasajeros pueden esperar por más de una hora en una parada antes de poder abordar una guagua.

"No he notado una mejoría en cuanto a la transportación, aunque en las horas de menor demanda, como pasadas las 9 de la mañana y antes de las 4 de la tarde, sí se ven más ómnibus con plazas libres", opina un jubilado que este martes aguardaba por trasladarse desde las cercanías de la Ciudad Deportiva hasta La Habana Vieja.

"Los microbuses son muy pequeños, con capacidad solo para 12 pasajeros y se llenan muy rápido en las piqueras de origen, por lo que es muy difícil agarrar uno en algún tramo intermedio", se queja el pensionado. "Nos están obligando a los pasajeros a desplazarnos grandes distancias para poder llegar hasta esos puntos".

"Los microbuses son muy pequeños, con capacidad solo para 12 pasajeros y se llenan muy rápido en las piqueras de origen, por lo que es muy difícil agarrar uno en algún tramo intermedio"

Para quienes prefieren recurrir al transporte privado, los problemas no quedan ahí. Este diario pudo comprobar, en un recorrido realizado durante varios días, que los precios de los almendrones se han disparado, llegando incluso a duplicarse. "Si antes me cobraban 10 CUP por traerme desde cerca del Parque de la Fraternidad hasta la esquina de Boyeros y Tulipán, ahora después de las 5 de la tarde ese tramo vale 1 CUC (24 CUP)", explica Rita, una maestra de secundaria.

"Los choferes pasan y dicen que hay que pagar 1 CUC. Como el transporte está tan malo no hay elección: o lo pago o me quedo por horas en una parada", protesta. La subida del precio es, en su opinión, "una respuesta a los controles oficiales, pero también un resultado de la disminución del número de almendrones que hacen algunas rutas".

Manuel, que ejercía hasta hace muy poco como buquenque (organizador de la fila para abordar un taxi privado) en las cercanías del Palacio de Computación, confirma el decrecimiento. "Tuve que entregar la licencia porque ha caído mucho el número de boteros y ya no me da negocio pasarme horas ahí para tan poco dinero", explica a este diario.

"Desde el 7 de diciembre, cuando entraron en vigor las nuevas normas, hay muchos conductores que no han vuelto a trabajar o han decidido entregar sus permisos", aclara. "La razón es que bajo estas nuevas regulaciones han perdido mucha independencia y también están obligados a comprar el petróleo en las gasolineras estatales. Así no da la cuenta".

"Los choferes pasan y dicen que hay que pagar 1 CUC. Como el transporte está tan malo no hay elección: o lo pago o me quedo por horas en una parada"

Las autoridades han advertido en repetidas ocasiones que buena parte del combustible con el que se mueven los taxis privados proviene de sustracciones al sector estatal, especialmente en industrias, como la azucarera. Para eliminar el mercado negro de gasolina y diésel se obliga a los choferes a usar una tarjeta magnética donde quedan registradas las compras del producto.

"La fórmula es sencilla, podíamos mantener los precios anteriores porque comprábamos el combustible a la mitad del precio al que lo vende el Estado. Ahora eso es cada vez más difícil y por eso los clientes tienen que pagar más", justifica Juan Carlos, un conductor que hace la ruta desde el centro hasta el paradero de Playa.

El botero no teme una fuga de clientes hacia los ómnibus estatales. "Hay muchos pasajeros que quieren viajar con más comodidad y no apretados en una guagua, transportar alguna mercancía en el maletero o simplemente ir sentado y no de pie. No importa si el Gobierno pone a circular cien o mil ómnibus más, porque el transporte privado seguirá teniendo mucha demanda".

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40