Los 'boteros' seguirán parados si no se cumplen sus exigencias

La Asociación Cubana de Transportistas Autónomos presenta un documento con cinco condiciones

Dos mujeres abordan un taxi colectivo (almendrón) en La Habana. (14ymedio)
Dos mujeres abordan un taxi colectivo (almendrón) en La Habana. (14ymedio)

La Asociación Cubana de Transportistas Autónomos (ACTA) en La Habana, Mayabeque y Artemisa ha dado a conocer este jueves un documento con cinco demandas al Gobierno que, si no se satisfacen, los llevarán a mantener el paro que inicieron hace varios días, tras la entrada en vigor de las nuevas regulaciones en el sector.

Las exigencias son que se autorice la libertad de movimiento para los taxistas privados, la aprobación de una única licencia de pasajeros, el permiso para trabajar en toda la Isla, incluyendo las zonas turística, la capacidad de comprar combustible en función del consumo y el fin de los precios topados.

Esteban Hernández González, coordinador para la región occidental de la Coalición de Cuentapropistas de Cuba, explicó a Radio Martí que entre un 70% y un 80% de choferes están secundando el paro para tratar de lograr que el Gobierno se siente a negociar. "Hasta ahora no ha habido ninguna respuesta a las demandas", dijo.

En la entrevista, Hernández añadió que los transportistas privados mueven en torno a un 80% de pasajeros, lo que les anima a pensar que pueden ser escuchados. "El Ministerio de Transporte no tiene capacidad para eso. No hay equipos, no hay medios", confirma.

Sin embargo, también admite que sus asociados no pueden seguir parados durante mucho más tiempo y se plantean otras formas de seguimiento, como la de hacer un seguimiento en días alternos.

Esteban Hernández González, coordinador para la región occidental de la Coalición de Cuentapropistas de Cuba, explicó a Radio Martí que entre un 70% y un 80% de choferes están secundando el paro

El 1 de febrero pasado entraron en vigor nuevas medidas para el transporte privado, entre ellas las que afectan a las tarifas. Los boteros deben cobrar un máximo de 10 CUP por pasajero en vehículos de hasta 14 capacidades, y 5 para camiones y camionetas.

Hernández explicó que las autoridades, en todo caso, no están aplicando estrictamente la normativa. "La posición de las autoridades ha sido la de dejar hacer: no hay inspectores prácticamente hoy en las calles y la policía no está parando los carros, como al principio lo hicieron, porque saben que la situación se va de su control", sostiene.

En los últimos años el Gobierno ha intentado organizar con distintas normativas el transporte privado de pasajeros, pero la cantidad de cambios en la regulación hace sospechar que no termina de encontrar una fórmula adecuada.

Los problemas del transporte público en Cuba, muy concretamente en la capital, donde la concentración de residentes es muy elevada, hacen que sea imposible mover a la población sin recurrir al transporte privado, ya sea a través de los taxis del Estado o los boteros. Pero los primeros, por sí solos, son insuficientes también, lo que eleva la capacidad negociadora para los privados.

Unos de los paros de transportistas más sonados de los últimos años en Cuba comenzó el 7 de diciembre de 2018, cuando por 48 horas la ciudad más poblada del país fue escenario del llamado popularmente como El Trancón. La protesta intentaba echar atrás un paquete de regulaciones que imponían estrictos controles al sector y aunque finalmente las medidas se aprobaron en parte, las autoridades demoraron o cancelaron otras.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 44