El canciller cubano califica de "agresivo" el discurso de Trump en la ONU

Bruno Rodríguez evita pronunciarse sobre una posible ruptura de relaciones diplomáticas

Bruno Rodríguez en declaraciones a Telesur sobre el discurso de Donald Trump. (@CubaMINREX)
Bruno Rodríguez en declaraciones a 'Telesur' sobre el discurso de Donald Trump. (@CubaMINREX)

(Con informaciones de agencias).- El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, definió como "un discurso insólito, agresivo, de dominación, descarnadamente imperialista" las palabras del presidente estadounidense Donald Trump este martes ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.

En una entrevista concedida a la cadena Telesur, el ministro de Relaciones Exteriores aseguró sentirse sorprendido por "la manipulación que hace [Trump] del tema de la soberanía". En su opinión, el gobernante "ignora totalmente el concepto de igualdad soberana que inspira a las Naciones Unidas".

Las palabras de Rodríguez se publicaron horas después de que Trump calificara al Gobierno cubano como "corrupto" y "desestabilizador" y reiterara que su administración no levantará las sanciones a la Isla hasta que la Plaza de la Revolución "haga reformas fundamentales".

El mandatario estadounidense también abordó la situación en Venezuela, una alusión que el canciller cubano tachó como un "ataque (...) brutal, injustificado, arbitrario". Rodríguez aprovechó para reiterar la solidaridad "absoluta" con el "pueblo bolivariano y chavista" y con el Gobierno de Nicolás Maduro.

Las críticas al régimen de Kim Jong-un también encontraron respuesta en el ministro de Exteriores, que catalogó como una amenaza "extraordinariamente grave" la advertencia realizada por el inquilino de la Casa Blanca de "destruir totalmente Corea del Norte" si Pyongyang no da marcha atrás al lanzamiento de misiles.

Trump "amenaza con incendiar la península coreana con una conflagración necesariamente nuclear, que podría poner en peligro a toda la humanidad", advirtió Rodríguez

Trump "amenaza con incendiar la península coreana con una conflagración necesariamente nuclear, que podría poner en peligro a toda la humanidad", advirtió Rodríguez. La cancillería cubana, una estrecha aliada del régimen norcoreano, considera que el actual conflicto "no puede tener" una solución militar.

En 2013 las autoridades panameñas interceptaron un cargamento de armas provenientes de Cuba a bordo del barco norcoreano Chong Chon Gang y con destino a Corea del Norte. Un informe de la ONU determinó que el envió constituyó una violación del embargo de armas que pesa sobre el país asiático.

En cuanto a una posible ruptura de relaciones entre Cuba y Estados Unidos a raíz del ataque acústico que sufrieron en la Isla al menos 21 miembros del cuerpo diplomático estadounidense y otros diez enviados canadienses el canciller se mostró enigmático.

"Son temas que comentaré más adelante; intervendré yo en los próximos días en el debate general y podré referirme con detenimiento a los asuntos de la agenda internacional, incluso, bilateral con Estados Unidos", advirtió Rodríguez.

Este martes, en la primera Comisión Bilateral entre Cuba y EE UU celebrada en Washington durante el mandato del magnate republicano, la delegación cubana se sumó a las palabras del canciller Bruno Rodríguez y expresó su "enérgica protesta" por el discurso de Trump en la Asamblea General de la ONU, que tuvo lugar en el mismo día en que se reunió la comisión.

Este martes tuvo lugar la primera Comisión Bilateral entre Cuba y EE UU celebrada en Washington durante el mandato del magnate republicano

El Departamento de Estado de EE UU, que informó este miércoles del encuentro en un comunicado, no mencionó la protesta cubana, que sí detalló el ministerio de Exteriores de la Isla.

En su nota, EE UU puso el énfasis en que la reunión "dio la oportunidad de abordar los incidentes que afectan al personal diplomático en la Embajada de Estados Unidos en La Habana", en referencia al misterioso "ataque acústico" que sufrieron al menos 16 de sus diplomáticos y del que La Habana dice no ser responsable.

La delegación cubana, por su parte, defendió "que Cuba cumple rigurosamente sus obligaciones en lo que se refiere a la protección de los diplomáticos, que jamás ha perpetrado ni perpetrará acciones de esta naturaleza, ni ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito".

Esta es la sexta comisión que las autoridades celebran desde que este mecanismo diplomático fue creado en 2015 para trazar la hoja de ruta de la normalización de relaciones, tras la última del Gobierno de Barack Obama en La Habana en diciembre pasado.




Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 107