La otra cara de las ‘medidas energéticas’

Los recortes llegan a Salud o Educación e impactan de lleno en el día a día de los cubanos

Un médico atiende a un niño con estado febril en una de las salas anexas del hospital de Cienfuegos. (14ymedio)
Los médicos lamentan que llegan de forma repentina hasta 30 personas con sospecha de dengue. (14ymedio)

'El trompo' pasa una vez al día, abarrotado de enfermos o de quienes creen estarlo. "Es una guagua que pasa por los policlínicos buscando a los casos febriles, pacientes con los síntomas del dengue, y se los llevan a todos para un hospital, puede ser el Fajardo o el Clínico de 26", cuenta un médico recién graduado alarmado por la avalancha de personas que llegan en el único trayecto que resiste tras los recortes por la crisis.

Se cumplen quince días después de que los ministros del Gobierno llamaron a la tranquilidad a la población y anunciaron, poco antes de la llegada del petrolero venezolano que debería poner fin al déficit de combustible, que ningún sector se vería seriamente afectado. Pero en aquel mismo discurso ya se desgranaban las medidas que, como era previsible, han alterado la vida de los cubanos más de lo que las autoridades quisieron dejar ver.

Las autoridades plantearon una reorganización del suministro de energía para evitar apagones, pero en la práctica esto se traduce en que un paciente puede quedar a medias de un tratamiento

"A veces la guagua llega a la media noche y deja más de 20 pacientes de una vez en los hospitales. Algunos especialistas se estaban quejando porque les llegaban más de 30 casos para ingreso en plena madrugada y todos juntos. El otro día en el Fajardo quitaron la luz y tuve que dar Ambu dos horas en terapia. Terminé exhausto", cuenta el joven médico.

Las autoridades plantearon una reorganización del suministro de energía para evitar apagones, pero en la práctica esto se traduce en que un paciente puede quedar a medias de un tratamiento.

"Por un reajuste de horario que hicieron en mi clínica ahora se apaga el compresor [responsable del funcionamiento del instrumental] a las seis de la tarde. Si te quedaste a la mitad, ahí tienes un problema", cuenta a 14ymedio una estudiante de último año de estomatología del municipio de Cárdenas, en Matanzas. "Así no se puede hacer nada bien, uno sabe cuando comienza a trabajar con un paciente pero no puede adivinar cuándo termina, cada caso es distinto", se queja.

Junto con la Sanidad, la Educación es otro de los sectores clave para la población, además de ser, ambos, bandera del régimen. Pero también aquí el funcionamiento se tambalea más de lo habitual. Aunque el Gobierno aseguró que no se suspenderían las clases y poco después trascendieron los cierres parciales y reducciones de jornada en la enseñanza universitaria, la realidad ha sido aún más grave.

La Universidad de Pinar del Río (UPR) ha estado prácticamente paralizada las dos últimas semanas, según contó a este diario uno de sus trabajadores.

"Todas estas medidas son evitando los apagones programados por todos los medios posibles. El apagón es todo un símbolo de aquella época terrible del Período Especial, y lo último que quiere este Gobierno ahora es una protesta". El profesor recordó una manifestación espontánea en el municipio 10 de Octubre, en La Habana que se produjo tras el paso de un huracán. En aquel momento muchos habaneros pasaron varios días sin electricidad ni agua potable.

Este diario pudo comprobar, en un recorrido por varias escuelas de la capital, que en varios centros se realizaron ajustes en el horario de clases y recortes de algunas asignaturas complementarias

"Esta semana también era el Concurso Nacional Caribeño de Programación Competitiva en todas las universidades y en la UPR no se pudo hacer. En las próximas rondas (nacional, regional y mundial) ya no hay manera de que haya representación de la UPR", sigue el docente.

Pero no solo la educación universitaria sufre. Este diario pudo comprobar, en un recorrido por varias escuelas de la capital, que en varios centros se realizaron ajustes en el horario de clases y recortes de algunas asignaturas complementarias como Deporte Participativo u Orientación Vocacional. Según contó una profesora, la semana próxima deberían normalizarse las actividades.

Quien está "pasando mil trabajos" es una vecina de Guanabacoa, en la capital, que ha tenido que llevar por sus medios a su hijo a la escuela en las dos últimas semanas. Su hijo estudia en una escuela para niños con capacidades especiales y siempre los recogía "una guaguita" muy cerca de su casa. "Desde la semana pasada la quitaron y ahora tengo que inventar mil trucos para llegar temprano. El niño se desespera y se pone de mal humor cuando tiene que esperar mucho", lamenta.

El ahorro, incluso, ha llegado hasta las cocinas de las escuelas. En algunas provincias como Pinar del Río y Matanzas los centros de enseñanza están utilizando leña para cocinar el almuerzo de los estudiantes, según varios testimonios recogidos por este diario. "Cocinan en el medio del patio de la escuela y cada día mi nieta llega con una peste a leña en el pelo horrorosa", cuenta una jubilada de Pinar del Río que tiene a tres nietos a su cargo.

En esa provincia se ha creado 917 patrullas clic en 434 escuelas para ir casa por casa alertando de la necesidad del ahorro a 12.505 clientes de la Unión Eléctrica que consumen más de 500Kwh

Alberto López Díaz, vicepresidente del Gobierno en Villa Clara, indicó que hay medidas concretas que se han acordado con la dirección del país para el ahorro de electricidad. "Los centros estatales desconectan los breaker en los horarios picos, de 11:00 am a 1:00 pm y de 5:00 pm a 9:00 pm. Solamente están autorizados a mantener el consumo eléctrico 164 centros con servicios vitales y prioridades en la producción como son los Hospitales, los Cárnicos, los Productos Lácteos, Electroquímica, entre otros", aseguró López en una reunión que tuvo lugar este jueves en esa ciudad y fue presidida por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En esa provincia se ha creado 917 patrullas clic en 434 escuelas para ir casa por casa alertando de la necesidad del ahorro a 12.505 clientes de la Unión Eléctrica que consumen más de 500Kwh. Además, se han creado 121 puestos de mando para lograr, a nivel de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) convocar a apagar lámparas de 20 watts y refrigeradores de 120 watts.

Aunque el Gobierno lleve días fingiendo que la situación es coyuntural y las medidas adoptadas amortiguarán problemas mayores, la vida de los ciudadanos demuestra que las cosas han ido notablemente a peor. La falta de subsidios extranjeros y la incapacidad de una economía estancada y sin dinamismo están lejos de solucionarse con la llegada de un petrolero.

_______________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23