Una mala manipulación de la vacuna provocó la muerte de Paloma, según la investigación oficial

El producto se contaminó con la bacteria estafilococo aureus, informa el Ministerio de Salud

La pequeña Paloma Domínguez Caballero, quien falleció tras ser vacunada en La Habana. (Cortesía)
La pequeña Paloma Domínguez Caballero, quien falleció tras ser vacunada en La Habana. (Cortesía)

La muerte de la niña Paloma Domínguez Caballero se debió a que la vacuna que recibió el 7 de octubre pasado estaba contaminada con una bacteria (estafilococo aureus), según una nota informativa emitida por el Ministerio de Salud Pública y dada a conocer la noche de este viernes por la prensa oficial.

Las reacciones severas que presentaron tres niñas de un año luego de recibir la vacuna PRS (Parotiditis, Rubéola y Sarampión) y que condujeron al fallecimiento de Domínguez, fueron resultado de "violaciones de las normas establecidas en la vacunación" y "negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado", arrojó la investigación.

Los resultados de la investigación llegan un mes después de que fueran diagnosticados los tres menores de edad con un evento adverso asociado a esta vacuna. Todos los niños afectados habían sido vacunados en el Policlínico Betancourt Neninger del municipio de La Habana del Este. 

Los primeros síntomas aparecieron de forma inmediata y las menores fueron ingresadas en los servicios intensivos de los hospitales pediátricos Borrás-Marfán y Centro Habana

Los primeros síntomas aparecieron de forma inmediata y las menores fueron ingresadas en los servicios intensivos de los hospitales pediátricos Borrás-Marfán y Centro Habana. Otros dos niños con una sintomatología similar también fueron hospitalizados para su vigilancia, pero se descartó que estuvieran relacionados con el evento y evolucionaron favorablemente.

La nota precisa que Paloma Domínguez Caballero, ingresada en el Hospital Pediátrico Borrás-Marfán, falleció en horas de la noche del día 9 de octubre "como consecuencia de las complicaciones" derivadas de la mala manipulación de la vacuna. Las otras dos niñas con síntomas similares fueron dadas de alta hospitalaria tras recibir el tratamiento intensivo.

La comisión creada por las autoridades de Salud para llevar a cabo esta investigación ratificó lo que había sido dicho con anterioridad, que la vacuna es importada y está precalificada por la Organización Mundial de la Salud, certificada y aprobada para su uso por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed).

Tras la muerte de la niña, responsabilizaban al mayor productor mundial de vacunas, Serum Institute of India, o a la manipulación de las vacunas por la parte cubana. La investigación revelada este viernes confirma esto último. 

Según el reporte oficial, el cuadro clínico que presentaron las tres niñas afectadas con el evento adverso "no está vinculado a las propiedades intrínsecas y de calidad de la vacuna PRS; el lote y diluyente utilizado" y que estaba "apto para su uso", según los exámenes de laboratorio realizados en varios centros de investigación acreditados del país.

Según estos resultados la enfermera que vacunó a los menores fue castigada con una medida de separación definitiva del Sistema Nacional de Salud

Según estos resultados la enfermera que vacunó a los menores fue castigada con una medida de separación definitiva del Sistema Nacional de Salud, además de la inhabilitación del ejercicio de la profesión. En paralelo la profesional de la salud se encuentra en proceso de instrucción penal.

A los funcionarios que tenían la responsabilidad del control de las deficiencias señaladas en la investigación "se le aplicaron medidas administrativas".

Los padres de la menor fueron contactados por 14ymedio tras la publicación de la nota oficial pero declinaron hacer declaraciones. Yaima Caballero y Osmany Domínguez Soler decidieron recientemente salir de Cuba hacia México después de recibir "amenazas" por parte de la Seguridad del Estado, durante una reunión en el Ministerio de Salud Pública en La Habana.

Aunque inicialmente la reunión tenía como objetivo ofrecerles "noticias" de la investigación sobre la muerte de su hija, al llegar a la cita los esperaban dos oficiales de la Seguridad del Estado para advertirles sobre las denuncias que han estado haciendo en las redes sociales en las últimas semanas y recordarles que podían ser juzgados por un delito de "difamación" contra las instituciones cubanas.

_______________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 69