Sin rastro de los dos médicos cubanos secuestrados en Kenia un mes después

Un analista cree que la única vía para lograr su liberación es el pago de un rescate 

Los médicos cubanos Landy Rodríguez Hernández y Assel Herrera Correa. (Facebook)
Los médicos cubanos Landy Rodríguez Hernández y Assel Herrera Correa. (Facebook)

(EFE).- Un mes después del secuestro de dos médicos cubanos en la ciudad keniana de Mandera, fronteriza con Somalia, por supuestos miembros del grupo yihadista somalí Al Shabab, se desconoce su paradero y continúa la operación para lograr su pronta liberación.

"Condenamos de la forma más enérgica cualquier acto de terrorismo", reiteró la ministra de Asuntos Exteriores keniana, Monica Juma, sobre el caso en una comparecencia en Nairobi el pasado 3 de mayo.

"Podemos asegurar a los kenianos, como el Ministerio de Interior ha dicho varias veces, que la operación continúa y que esperamos traer a los dos médicos cubanos de vuelta y a salvo", añadió Juma, sin dar más detalles sobre esa "operación de seguridad".

Este jueves, el mensaje del Gobierno de Kenia era similar: "Estamos trabajando en ello, pero preferimos no hablar para no ponerles en peligro (a los médicos)", declaró el secretario principal del Ministerio de Asuntos Exteriores, Macharia Kamau, durante un acto para celebrar el Día de Europa en Nairobi.

Los médicos Landy Rodríguez (cirujano) y Assel Herrera Correa (especialista en medicina general) se dirigían el pasado 12 de abril al Hospital de Mandera escoltados en un automóvil oficial "como de costumbre", cuando fueron abordados por hombres armados, confirmó entonces el portavoz de la Policía keniana, Charles Owino.

"Estamos trabajando en ello, pero preferimos no hablar para no ponerles en peligro (a los médicos)", declaró el secretario principal del Ministerio de Asuntos Exteriores

Los atacantes bloquearon el vehículo y abrieron fuego, matando a uno de los policías que acompañaba a los doctores, mientras que un segundo consiguió escapar con vida.

El gobernador del condado de Mandera, Ali Roba, se apresuró a declarar en aquel momento que el secuestro fue obra de "presuntos miembros de Al Shabab".

"Podría tratarse del propio Al Shabab, pero también podría ser otro grupo armado aliado con este", aseguró, durante una entrevista, el analista para el Cuerno de África del International Crisis Group (ICG), Abdullahi Abdille.

"Dado cómo sucedió y dónde se cree que los doctores cubanos están retenidos, muy probablemente en la región de Gedo, ese es territorio de Al Shabab", añadió Abdille, en referencia al grupo yihadista que en 2012 se unió a la red internacional Al Qaeda con el propósito de instaurar en Somalia un Estado islámico de corte wahabí.

Desde el secuestro, las autoridades kenianas colaboran de forma estrecha con las de Somalia, mientras que Cuba mantiene un seguimiento constante del caso a través de un grupo de trabajo y del contacto permanente vía telefónica con ambos países.

"Cuba se esfuerza sin descanso por el retorno a salvo de Assel y Landy, nuestros médicos secuestrados en Kenia", aseguró el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, en su cuenta oficial de Twitter el pasado 14 de abril.

La prensa oficial en la isla, controlada por el Estado, ha cubierto muy poco lo sucedido con los médicos

La prensa oficial en la isla, controlada por el Estado, ha cubierto muy poco lo sucedido con los médicos. De hecho, la primera noticia apareció en Granma medio día después que lo revelaran periodistas independientes. Cuba recibe cerca de 10.000 millones de dólares anuales por el trabajo de sus médicos en el extranjero, según datos oficiales, cuestionados por expertos independientes. El trabajo de decenas de miles de profesionales en otros países es su principal fuente de ingresos. Generalmente el Estado se queda hasta con un 70% del salario pactado para los médicos en terceros países.

Líderes tradicionales del condado de Mandera, ancianos respetados dentro de la comunidad, cruzaron a territorio somalí días después del secuestro para tratar de negociar la liberación de los médicos, de momento con resultados infructuosos.

"No van a liberarlos a menos que se pague una recompensa, esa es la verdad. Y ahí es cuando entran en juego los ancianos. Solo ellos pueden negociar el rescate a estas alturas", destacó Abdille, quien apunta a una motivación económica detrás de este suceso.

"Si Al Shabab hubiera secuestrado a un local, el proceso sería más fácil: un rescate no es necesario y los clanes negocian hasta que la persona es liberada. Pero cuando los secuestrados son extranjeros, el pago de un rescate es casi una obligación", adujo el experto.

"No van a liberarlos a menos que se pague una recompensa, esa es la verdad. Y ahí es cuando entran en juego los ancianos

Por su parte, el Gobierno de Kenia -país muy castigado en su frontera nororiental desde que en 2011 invadiera Somalia para perseguir a Al Shabab, a quien atribuyó entonces secuestros en su territorio- se muestra receloso a pagar una recompensa.

Los dos médicos cubanos forman parte de un contingente de cien doctores cubanos que llegaron en 2018 a Kenia, en virtud de un acuerdo firmado entre los dos países, para mejorar el acceso a servicios médicos especializados en la nación africana.

La llegada de los especialistas cubanos en junio causó polémica entre sus colegas kenianos, que expresaron su rechazo por temor a ver limitadas sus oportunidades de empleo e intentaron impedirlo por la vía legal.

Ya en Kenia, los dos médicos secuestrados manifestaron sus preocupaciones en materia de seguridad en relación a su nuevo destino, según declararon a la televisión keniana Citizen TV.

"Mi reacción fue mala porque cuando busqué este sitio en internet, decía que era un lugar muy peligroso por los ataques de Al Shabab", afirmó Rodríguez; mientras que Herrera aseguró que su experiencia en países como Venezuela y Brasil, donde también se dan "situaciones muy complicadas", le ayudaría en esta nueva etapa.

Un caso parecido tuvo lugar en Kenia el pasado noviembre, cuando la cooperante italiana Silvia Costanza Romano, de 23 años, fue secuestrada por hombres armados en la localidad de Chakama, cercana a la turística ciudad costera de Malindi (este).

A día de hoy, se desconoce su estado o paradero pese al intento de las fuerzas de seguridad kenianas para encontrar a la cooperante.

"Creo que el proceso va a ser largo", auguró Abdille sobre los doctores cubanos, al recordar el caso de dos funcionarios kenianos secuestrados en enero de 2012 por Al Shabab y cuya liberación, tras negociaciones entre las comunidades fronterizas, duró año y medio.

"Y tengo entendido -concluyó- que se pagó un rescate".

_________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19