"Si regresas te vas a arrepentir"

Daniel Llorente, el hombre de la bandera, cuenta a '14ymedio' cómo salió de Cuba a Guyana presionado por las autoridades

Daniel Llorente pocas horas después de haber sido de alta
Los agentes acompañaron a Daniel Llorente hasta la misma escalerilla del avión

Hace casi 15 días que Daniel Llorente, conocido como el hombre de la bandera, llegó a Guyana empujado por las autoridades cubanas, que lo llevaron incluso a comprar el boleto y hasta la escalerilla del avión para asegurarse de su salida de la Isla.

"No fue obligado", aclara el activista desde el país sudamericano a 14ymedio. Zanja así la polémica generada después de que medios independientes publicaran que fue forzado. Sin embargo, también deja claro que la decisión no fue tomada libremente y que se vio ante la disyuntiva de ser encarcelado o, al menos, acosado, o abandonar Cuba.

Los agentes le advirtieron de las posibles consecuencias que tendría continuar con su activismo: salir del país o ir a la cárcel

Llorente Miranda, que fue encerrado en un psiquiátrico tras correr con la enseña de EE UU en el desfile del 1 de mayo de 2017, fue recientemente detenido e interrogado por la Seguridad del Estado al salir de un homenaje en el Museo de la Disidencia, en el barrio de San Isidro, en La Habana Vieja, donde había acudido con su hijo Eliezer.

Los agentes le advirtieron de las posibles consecuencias que tendría continuar con su activismo: salir del país o ir a la cárcel.

El miércoles 15, un oficial acudió a su casa, le pidió el pasaporte y lo citó en una agencia de viajes especializada en la venta de boletos a Aruba. Le dijo que si se negaba a salir informaría a sus superiores y "podía tener la seguridad de que, en poco tiempo, lo iban a meter preso".

"No me resistí. Ellos sacaron el pasaje, lo compraron. La señora que les vendió el boleto explicó que a las cuatro y media de la mañana había que estar en el aeropuerto. Me recogieron en mi casa y me acompañaron hasta la escalerilla del avión. Antes de subir me dijeron: 'Daniel, el consejo que te damos es que no regreses. Tú que dices que los americanos son amigos tuyos, ve y diles que te ayuden. No regreses, si ellos no te ayudan sigue con tu vida por allá, porque si regresas te vas a arrepentir'".

Las amenazas y presiones convencieron a Daniel Llorente para tomar esta difícil decisión, pero agradece haber encontrado personas que lo ayudaron desde el primer momento.

"Cuando llegué a Guyana estuve preguntando dónde había cubanos pero no encontré a ninguno en un primer momento. Luego un cubanoamericano me llevó para el hotel donde se estaba quedando y ahí pasé la primera noche", repasa.

Ahora ha conseguido estabilizar mínimamente su situación y permanece alojado de manera gratuita en el apartamento de otro cubano que aspira a ir a Estados Unidos y, mientras tanto, ayudando a los que van llegando y necesitan información.

"Fui a la embajada de Estados Unidos y dejé evidencias sobre lo que hago y una carta solicitando asilo político. Me dijeron que, después de una entrevista mía que salió en la prensa de Guyana, están comprometidos con mi caso"

"Fui a la embajada de Estados Unidos y dejé evidencias sobre lo que hago y una carta solicitando asilo político. Me dijeron que, después de una entrevista mía que salió en la prensa de Guyana, están comprometidos con mi caso. Además, me pidieron una dirección para poder localizarme. Espero que se le dé solución a esto de alguna manera", relata el activista sobre sus planes de futuro.

Llorente estuvo más de un año internado en el Hospital Psiquiátrico Comandante Dr. Bernabé Ordaz Ducungé, en La Habana. Nacido en 1963, se hizo popular por su activismo tras el deshielo diplomático entre La Habana y Washington. A escasos metros de la tribuna donde estaba el entonces presidente Raúl Castro y delante de la prensa acreditada en la Isla que cubría el evento, Llorente pidió a gritos la libertad para Cuba.

Graduado de ingeniería en la antigua República Democrática Alemana (RDA), terminó ganándose la vida trabajando como albañil, electricista, plomero y taxista privado. En junio de 2017 pidió ser desterrado a Estados Unidos.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 63